web analytics
martes , 12 diciembre 2017
Inicio » Opiniones » El morador de las cavernas

El morador de las cavernas

Salvador Ventura

La incapacidad intelectual y la imposibilidad técnica de dar una imagen fie al lector no dispensan al periodista, and el editor o el director de un medio de difusión, viagra de hacer al menos el mínimo esfuerzo para lograr la objetividad, viagra la imparcialidad y la verdad en sus informaciones y comentarios.

Un médico no espera suprimir todas las enfermedades, sino que cada día, trata de curar lo más posible. Un periodista no espera hacer desaparecer todas las causas de la deformación de las noticias, pero debe tratar de disminuirlas cada día. La misma regla debe aplicar para las notas editoriales.

Si se tratara de formular un código de ética, como regla general, el periodista debe agotar los medios para que la imagen dada sea lo menos deformada posible. El hecho de formular estas normas, quizás sin sanción, es algo útil, pues se contribuye a formar la conciencia de los deberes.

Los postulados anteriores han surgido no de manera espontánea sino motivado por el odio ideológico y visceral profesado por el director de El Diario de Hoy, en su editorial del miércoles 17 de diciembre, titulado “Se solidarizan con regímenes fallidos e inhumanos”, una vez más ataca de manera gratuita a quienes no comulgan con su forma de pensar.

En esta fecha, por cierto, los presidentes de Cuba y Estados Unidos, anuncian la reanudación de relaciones diplomáticas interrumpidas unilateralmente por la nación del norte, luego de los profundos cambios sociales y de la decisión del pueblo cubano de optar por el socialismo y proclamar su soberanía e independencia en 1961.

Al director de El Diario de Hoy, no le gusta la solidaridad y la alegría mostrada no sólo por los políticos de izquierda de este país, sino prácticamente de todos los pueblos del mundo complacidos por ese histórico paso dado por los mandatarios de Cuba y Estados Unidos, de acuerdo con el avance de los nuevos tiempos. “El gobierno salvadoreño, expresa el director de este medio de publicidad, en la figura de su mandatario, ha ido a rendir pleitesía – adhesión y admiración–  a dos dictaduras, la de los Castro y la chavista y sucesores, pese al continuo atropello de éstos a los derechos humanos elementales y a la pobreza en que Cuba y Venezuela están sumidos”.

Muchos periodistas y, desde luego, directores de medios de difusión, pecan por defectos de formación, por no tener conciencia de los deberes correspondientes, en el caso de El Diario de Hoy, existen otras valoraciones como el estancamiento ideológico de su propietario, lamentablemente atrapado en la prehistoria. El caballero miente y deforma la realidad, no sólo cuando se refiere al gobierno salvadoreño, los proyectos y las obras realizadas, sino a países donde se ha instaurado la democracia y existen cambios profundos en las estructuras económicas, políticas y sociales para llevar bienestar a sus pueblos. Cuba es un ejemplo de ello. Sus dirigentes jamás han violado las normativas internacionales emanadas de altos tribunales o de organismos como las Naciones Unidas, tampoco han atacado la forma de gobierno de los países del mundo, por el contrario han dado muestras absolutas de humanismo y solidaridad.

¿Cómo puede calificarse de “inhumano” a un pueblo y gobierno que respondiendo al llamado de la Organización Mundial de la Salud (OMS) envía rápidamente 165 trabajadores de la salud a Sierra Leona, golpeado por la epidemia del ébola? No es la primera vez, tienen muchos antecedentes de solidaridad y colaboración con muchos pueblos del mundo.

En 55 años de su generosa revolución han servido 76 mil 744 trabajadores de la salud cubanos en 39 países de África. Actualmente colaboran 4 mil 048 en 32 naciones de ese continente, de los cuales 2 mil 269 son médicos.

A nivel mundial y al día de hoy, Cuba brinda su colaboración en 66 países con 50 mil 731 cooperantes – el 64.6% son mujeres–, entre ellos 25 mil 412 médicos. En todos estos años la solidaridad cubana ha sumado la cantidad de 595 mil 482 misiones en 158 países, realizadas gracias a la participación de 325 mil 710 trabajadores de la salud.

Cuando Fidel Castro, dijo en 1955 que “la patria no es la celda del esclavo, sino el solar del hombre libre”, estaba pensando en las mujeres y hombres de Cuba, pero también en los seres humanos de Nuestra América y del resto del mundo.

Le pregunto a usted señor director ¿Conoce otro país de esta tierra con esa autoridad moral, humanismo y solidaridad del pueblo cubano? ¿Dónde están sus referentes, incluyendo a países capitalistas, con ese espíritu de sacrificio, bondad y absoluto desprendimiento del pueblo cubano?

El sentido de la solidaridad y el humanismo de Cuba tienen su origen en su Constitución. El Art. 12 inicia “La República hace suyos los principios antiimperialistas e internacionalistas”, además de propugnar por “la unidad de la República de Cuba, de todos los países del Tercer Mundo, frente a la política imperialista y neocolonialista…”

A %d blogueros les gusta esto: