web analytics
miércoles , 13 diciembre 2017
Inicio » Nacionales » Detección temprana y adherencia a tratamientos ejes principales contra el cáncer infantil
Detección temprana y adherencia  a tratamientos ejes principales  contra el cáncer infantil
En el Centro Médico “Ayúdame a Vivir” y el Hospital Benjamín Bloom atienden a pacientes infantiles con cáncer bajo protocolo de atención integral. Foto diario Co Latino/ Guillermo Martínez.

Detección temprana y adherencia a tratamientos ejes principales contra el cáncer infantil

@SilviaCoLatino

El sangramiento de  encías, fiebres inexplicables, bajar de peso o moretones en algunas partes del cuerpo, pueden ser un indicador de la presencia de un cáncer en la niña o el  niño, de ahí la importancia que los padres de familia o encargados  busquen asistencia médica, afirmó el  oncólogo pediatra, Roberto Vásquez,  Director del Programa Oncológico Pediátrico  de la Fundación Ayúdame a Vivir, y del staff del Hospital Nacional de Niños Benjamín Bloom.

En el marco de la conmemoración del “Día Internacional del Cáncer Infantil”, la Fundación Ayúdame a Vivir hizo una reseña sobre el trabajo que realizan con los pacientes menores de 15 años que atiende el Hospital de Niños Benjamín Bloom diariamente  y sensibilizar sobre el tema a la sociedad en general.

La Fundación Ayúdame a Vivir es una entidad, sin  fines de lucro, que brinda tratamientos gratuitos a los pacientes pediátricos que padecen cáncer, a partir de un convenio tripartito entre el Hospital de Niños Benjamín Bloom, que trabajan cordinadamente, con el Programa de Alcance Internacional” del St. Jude  Children´s Hospital , con el fin de obtener tratamientos integrales de salud.

“Cuando en los países ricos estaban curando el 80%, de los niños con cáncer y en los países pobres solo un 20% , con un dato importante la mayoría de casos de esos niños con cáncer  estaba en los países pobres (80%) fue en ese momento que hicimos esta alianza estratégica, logrando un esfuerzo muy importante porque alcanzamos porcentajes importantes  con una meta al principio del 50%, y ahora andamos en el 68%”, indicó.

La población infantil que atiende la fundación que son remitidos desde el sistema nacional, ahora son atendido en el Centro Médico  Ayúdame a Vivir, que se encuentra cerca del Hospital de Niños Benjamín Bloom. En donde más de 400 niños se encuentran  en tratamiento ya sea, ambulatorio o ingresados.

“Podemos decirles, que tenemos el Hospital de Niños Benjamín Bloom, donde la cultura del cáncer camina por nuestros pasillos, nuestros pacientes reciben las mejores atenciones posibles dentro de la institución y eso nos llena de mucha alegría; soy parte del hospital y la fundación y estamos orgullosos de lo que hacemos a diario por los niños, que muestra el interés del sistema de salud por la salud de los niños”, sostuvo.

En cuanto a las estadísticas, el oncólogo señaló que el promedio anual de pacientes con cáncer está entre 160 a  200 pacientes, cifra variables, pero con los protocolos que se aplican  de salud estos puede aumentar hasta 600, porque algunos duran un  año y medio.

“Las causas del cáncer son genéticas y entonces, aquí no vale la prevención, sino el diagnóstico temprano, porque es una lotería biológica porque cualquier de nosotros en alguna edad de nuestras vidas podemos desarrollar cáncer; lo importante aquí es crear la cultura de la solidaridad para que la  gente obtenga todo el apoyo que necesita”, subrayó.

Sobre la tasa de mortalidad, acotó que anda entre el  20 a 30% , en lo pediátrico cuando hacemos curvas a cinco años de supervivencia, y la variabilidad es mínima con respecto al incremento de casos de cáncer infantil, aunque se mantienen realizando registros y estudios sobre esta materia.

“El acceso al tratamiento  del cáncer infantil esta garantizada, porque la puerta de entrada  del Hospital de Niños Benjamín Bloom que es gratuita y tiene los principios de  universabilidad y equidad, entonces todos los  niños  y niñas tienen derecho a su tratamiento y en los costos no hay nada específico porque es una mezcla de los presupuestos de ambas instituciones, pero si les puedo decir que estos tratamientos son incosteables en el sector privado del cáncer pediátrico”, señaló.

A %d blogueros les gusta esto: