web analytics
martes , 12 diciembre 2017
Inicio » Editorial » Una decisión más que correcta
Una decisión más que correcta

Una decisión más que correcta

Desde el 2009, seek cuando asume la Presidencia de la República el FMLN, hospital con Mauricio Funes a la cabeza, nurse la participación en los ENADE, un foro político-ideológico organizado por la ANEP, había sido continuado, tal como lo hacían los gobiernos de la derecha.

Más de una vez fue criticado el ex presidente Funes por participar en dicho Foro, pero su presencia fue justificada en el marco de la apertura que un Gobierno de Izquierda daba a los siguientes sectores, incluida la empresa privada.

El año pasado, tras asumir la presidencia el Profesor Salvador Sánchez Cerén, también participa en el ENADE, que la ANEP lo atrasó, precisamente para que estuviera presente el segundo presidente de la izquierda.

Esta vez, el Presidente Salvador Sánchez Cerén, desiste de participar en el evento, tras argumentar, y con toda razón: “Ante las reiteradas posturas confrontativas y excluyentes expresadas por algunos dirigentes de ANEP, el presidente Salvador Sánchez Cerén y ningún funcionario de su gobierno participará en el encuentro empresarial ENADE 2016, ya que las declaraciones expresadas por representantes de esa gremial distan de la política de diálogo y acercamiento que impulsa el mandatario”.

Y en efecto, los dirigentes de la ANEP, es decir, los organizadores del ENADE no solo han sido confrontativos, sino también malcriados e irrespetuosos con el Presidente Sánchez Cerén.

En tal sentido, nos parece correcta la decisión del Jefe del Ejecutivo, de declinar su participación ante ese puñado de ofensivos dirigentes de la ANEP.

Por otro lado, y tal como ya lo hacía notar el Secretario de Planificación de la Presidencia, Roberto Lorenzana, la presencia del ex presidente del Gobierno Español, José María Aznar, como el principal ponente en el ENADE, “era una bofetada” para los y las salvadoreñas.

Y es que es una burla que un corrupto como Aznar, viniera a El Salvador a hablar de corrupción. A la ANEP se le olvidó que los salvadoreños y salvadoreñas también se informan y, por tanto, no desconocen que 20 de una treintena de funcionarios de los Gobiernos de Aznar, incluyéndolo, han sido procesados por corruptos.

Entonces, cómo alguien señalado por corrupción venga a un país hablar de corrupción.

Por otro lado, es de todos y todas conocido que en los 20 años de Gobiernos de ARENA, la corrupción acumuló más 37 mil millones de dólares, incluida la evasión de impuestos de parte de los mismos empresarios que hoy se dan golpes de pecho contra la corrupción. Es decir, por un lado guardaron silencio cuando los Gobiernos de ARENA vaciaron a su modo las arcas del Estado, y luego ellos mismos han cometido sendos actos de corrupción cuando han evadido los impuestos.

Entre 2014 y 2015 el fisco dejó de recibir cerca de 350 millones de dólares producto de la evasión fiscal de los empresarios, entonces, ¿con qué moralidad la ANEP monta el ENADE con el tema de la corrupción?

Por lo anterior es que nos parece correcto que el Presidente Sánchez Cerén no haya validado la pantomima de la ANEP, y que se deje un precedente que no hay obligación que un Presidente de la República participe en los actos político-ideológicos de la derechista ANEP.

A %d blogueros les gusta esto: