web analytics
viernes , 20 octubre 2017
Inicio » Opiniones » Breve análisis de la campaña proselitista de ARENA

Breve análisis de la campaña proselitista de ARENA

Marchelly Funes

Una campaña proselitista es aquella que se dedica a convencer a nuevos seguidores para alguna causa política, no rx sale como una elección, sales una rebelión o cualquier otro tipo de movimiento político.

En el caso salvadoreño la campaña electoral de Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), for sale que ya están por terminar, gracias a Dios, ha sido utilizada para intentar inducir y seducir a las personas indecisas a cambiar su preferencia política en favor de ellos y oponerse a los otros candidatos.

La campaña impulsada por ARENA y Norman Quijano se desarrolló en tres etapas: la primera, dedicada a atacar a quien consideraba su principal enemigo, Elías Antonio Saca, porque lo consideraban un rival fuerte o por el peligro de que les restara votos; la segunda, el efervescente y lírico patriotismo que buscaba adherir identidad con la población salvadoreña; y, una tercera, encaminada a manipular el tema de seguridad.

ARENA lanza su spot “Vamos a ganar” en la que aparece el gritón (como ha sido llamado popularmente el vídeo) imponiéndose con mensajes de “patriotismo” pero que no era otra cosa sino una copia de una campaña de futbol realizada en un país sudamericano, que, por cierto, a muchos sólo les logró evocar las palabras que Salarrué pronunció allá por 1932: “La mayor parte de vosotros se dedica en su patriotismo a pelearse por si tienen o no derecho, por si es o no constitucional, por si será fulano o zutano, por si conviene un ismo u otro a la prosperidad de la nación. La prosperidad es para vosotros el tenerlo todo…”. El gritón dice “hoy más que nunca la patria nos necesita” (aderezado del hasta hoy incomprensible “Vamos a recuperar a El Salvador”. Recuperarlo de qué, recuperarlo es que acaso alguna vez fue de ellos, acaso el país tiene dueños). Con estos mensajes ARENA buscaba tejer en la mente y en la emotividad del pueblo salvadoreño una necesidad de rescate patriótico de la nación.

Posteriormente, vimos a Quijano ofrecer soluciones en 100 días, teniendo como eje principal la seguridad del país. ¿Será que el candidato tricolor piensa que los salvadoreños somos tontos y nos van a engañar con mensajes emotivos y demagógicos? Hay que recordar: Quijano, cuando fungió como alcalde, tuvo en sus manos mejorar las condiciones de los capitalinos, pero no lo hizo, lo que vimos fue un show en el centro histórico de San Salvador que duró un par de semanas y que hoy en día se encuentra igual que antes. Vimos murales estéticos en pasos a desnivel, mejoras en pequeñas plazas, pero no vimos planes de seguridad exitosos en las comunidades que hoy den la pauta de que él y su partido sí resolverán los problemas de seguridad por los que atraviesa el país desde hace varias décadas.

Esa estrategia de campaña en vez de sumarle votos a Quijano lo puso en una inminente caída en las encuestas. En ese momento aparece la figura de JJ.Rendón, quién seguramente les aconsejo meter en la campaña a el olvidado Portillo Cuadra, que llegó a decirle a los medios que él tenía sus propios asesores, que él hacía campaña por su cuenta. que dijo en un foro en TCS que lo de los 100 días era pura retórica y que nunca sale acompañando a su “futuro presidente” en los anuncios, pero igual sigue siendo compañero de fórmula de Quijano, y… ¡Bingo! Aparece en un spot agresivo que viene a reforzar el mensaje de patriotismo insípido y se fortalece con el sensible tema de la seguridad: “… En estas elecciones decidirás si quieres seguir con un gobierno que pacta con criminales o quieres un gobierno que realmente solucione los problemas de seguridad en el país…” mensaje incongruente con las cifras del actual gobierno. Las estrategias impulsadas por este gobierno no solo han bajado la tasa de homicidios, sino las extorsiones y los feminicidios. Pero vamos más allá de las cifras que solo el que no quiere no ve. Hablan de pacto con delincuentes. Norman dice que no pactará con delincuentes; sin embargo, una publicación de el periódico el Faro, con fecha 25 de noviembre de 2013, detalla que el aspirante a presidente le da la mano a uno de los representantes de las pandillas que negocian con la alcaldía de Ilopango, gobernada por ARENA. Otro de los hechos que deslegitiman los spot de ARENA es la entrevista que La Voz de América le realizó al candidato tricolor el 14 de mayo de 2013, en esta Quijano no solo reconoce como logró del actual gobierno a la baja de homicidios sino que habla de fortalecer el pacto entre pandillas. Doble moral la del Dr. Norman Quijano. En síntesis, ARENA no ha entendido que la población salvadoreña está cansada de las campañas de miedo, de desinformación sostenidas en chambres negros, publicación sin contenido ni valor alguno y sin dar a conocer planes y/o estrategias de gobierno. Durante años sus campañas no fueron otra cosa sino comunismo, castrismo, chavismo y la amenaza de los que dicen ellos que atentan contra la democracia. Esta vez, como bien se preveyó, muerto Chávez, había que inventar otra excusa: esta vez la tregua. Qué significa: sus campañas no son para convencer, son para destruir. No les importa llegar al poder, les importa que no estén los otros.

Un comentario

  1. Interesante artículo. Muy bien pensado. Agregaria lo siguiente:

    1. ARENA en su discurso no a roto con la guerra fría y los mensajes más labrados de la Doctrina de la seguridad nacional (si no están con nosotros están con ellos).

    2. Su pretendida militarización a sido históricamente la respuesta a disenso social, desde 1912 que se creo la guardia nacional, 1932, 1944, 1948 y las nefastas décadas de 1970-1980. Es decir no saben como manejar los problemas sociales sino es con represión.

    3. Su patriotismo se basa en tres elementos: El Salvador es: su finca, los salvadoreños somos sus empleados y la riqueza es su patrimonio. Todo aquello que atente contra esta estructura es antidemocrático y antinacionalista.

    4. Su vocación democrática es tan cuestionable cuando procesos que afectaban a los intereses de la nación jamás fueron sometidos a discusión o primaron los intereses del pueblo, por el contrario fueron impuestos por una dictadura legalizada en los votos: Privatización Programas de Ajustes Estructurales, Dolarización, Tratados de Libre Comercio…y podemos seguir.

    Podria seguir pero no quiero extenderme, Gracias Lic. Funes por señalar atinadamente estos elementos de una campaña que lo único que muestra es que realmente ARENA no conoce el país que dice amar, no le importa el país que dice quiere “recuperar” (lo dicho lo creen su finca) y mucho menos podra gobernar un país que ya no es tan crédulo y manipulable…

A %d blogueros les gusta esto: