web analytics
lunes , 11 diciembre 2017
Inicio » Deportes » Barcelona apuesta por el juego antes que liderazgo
Barcelona apuesta por el juego antes que liderazgo
Luis Enrique, técnico del Barcelona. Foto Diario Co Latino/Archivo

Barcelona apuesta por el juego antes que liderazgo

Madrid/dpa

En un momento de zozobra, recipe cuando se debate sobre la falta de un líder fuerte en el Barcelona, el entrenador del equipo, Luis Enrique, asegura tener claro cómo salir de la crisis: con fútbol.

La cuestión la planteó el siempre expresivo técnico italiano Fabio Capello: “El Barcelona necesita un capitán que pueda agarrar a sus compañeros de la corbata”. Y puso el ejemplo del ex futbolista azulgrana Carles Puyol, un recuerdo recurrente cuando van mal las cosas en el equipo azulgrana.

La discusión sobre liderazgos alcanzó hoy a Real Madrid y Atlético, y sus técnicos animaron el debate.  “Nosotros tenemos muchos jugadores importantes en la plantilla, que han sido campeones del mundo y de Europa. En el vestuario y en el campo hay muchos líderes. No hay uno en particular. Tenemos jugadores con personalidad y se nota en el vestuario”, declaró Zinedine Zidane, entrenador del Real Madrid.

El técnico del Atlético, Diego Simeone, opinó: “El liderazgo no se siente, se ejecuta. Nadie propone ser líder, se da por naturaleza porque te siguen. En este grupo hay muchos líderes y, sobre todo en este momento, más que las palabras sirven los hechos”.

No hay duda de que los hechos ubican a Lionel Messi como máximo referente del equipo, pero el argentino no es un hombre de arengas. Cuando las cosas no funcionan, difícilmente se puede esperar un grito del “10”. Desde la retirada de Puyol hace dos años o de Xavi Hernández uno después, ese papel no tiene dueño.

El propio Luis Enrique ya habló de ello en su primer día como entrenador del Barcelona al afirmar: “El líder soy yo”. Y le llovieron críticas.

Jugadores como Messi, Andrés Iniesta o Sergio Busquets no tienen fuera del campo la personalidad que se le suele atribuir a un líder del estilo de Puyol o Xavi, a pesar de ser los tres primeros capitanes del equipo.

Piqué es sin duda el jugador más significativo a la hora de exteriorizar su pasión por el Barcelona, tanto dentro como fuera del campo. Pero un hecho obliga a rebajar su ascendencia en el vestuario: en la votación entre futbolistas de principios de temporada por la capitanía, quedó desplazado de los cuatro primeros puestos.

Esa cuarta capitanía quedó para Javier Mascherano, conocido como “El Jefecito” por el peso de sus opiniones, aunque su relevancia futbolística fue decayendo con el paso de los años.

Así las cosas, Luis Enrique es consciente de que para superar las -según sus palabras- “dificultades máximas” en las que está inmerso el equipo, no debe apelar a los sentimientos, sino a aspectos más pragmáticos, como el juego manifestado por los azulgranas sobre el campo.

“Necesitamos ganar a través del fútbol”, advirtió hoy en rueda de prensa. “Las dinámicas negativas son complicadas de cambiar. Pero me baso en lo que hacemos hasta ahora”, señaló el técnico, cuyo equipo perdió los últimos tres partidos de Liga y cedió un colchón de diez puntos de ventaja.

“Debemos seguir con la misma idea, basándonos en el fútbol, que es lo que necesitamos”, agregó Luis Enrique.

El Barcelona visitará mañana al Deportivo de La Coruña para intentar romper con una crisis que provocó un aluvión de diagnósticos, incluida la falta de un líder fuerte en el vestuario. Pero para Luis Enrique, el fútbol pesa más en la balanza que cualquier otro argumento, y a él se aferra.

A %d blogueros les gusta esto: