web analytics
martes , 19 junio 2018
Inicio » Opiniones » Soberania Alimentaria

Soberania Alimentaria

Elmer Eduardo Lopez Bonilla*

Al final del siglo pasado se implementó en el mundo la tendencia de liberalizar el comercio, order con la idea que los pueblos tengan acceso a alimentos baratos.

Esta tendencia en nuestros países latinoamericanos, afecta negativamente el tejido productivo nacional –especialmente la agricultura alimentaria-; se ha  fortalecido al sector comercial que llega a la usura y se ha  afectado a los consumidores, porque la disposición  de productos baratos, nunca se logra y de paso  impacta los ingresos de la Hacienda Pública, al dejar de cobrar aranceles.

Esta tendencia es aprovechada por las transnacionales dedicadas a la comercialización, como la Monsanto dedicada a la investigación y producción de semillas modificadas genéticamente llamadas Semillas Transgénicas y OGM. Estas empresas ofrecen solucionar el hambre, garantizar la producción de alimentos a los pueblos y sacar de la pobreza a los agricultores y agricultoras, pero en la práctica son cantos de “Sirena”, porque el verdadero interés es apoderarse de los recursos fitogenéticos de los pueblos, someter a los gobiernos y controlar la producción de comida a través de sus semillas, que además enferman a la gente y destruyen el medioambiente.

En nuestro país, la representación de estas transnacionales la tiene CAMAGRO miembro de la ANEP, quienes lo único que les interesa es asegurar su máxima ganancia sin importar las consecuencias que esto tiene para la gente y el país.

En contraposición y como alternativa La Sociedad Civil y los Gobiernos Progresistas del Mundo, incluyendo el de nuestro país,  proponen no solamente la seguridad alimentaria, sino como valor agregado La Soberanía Alimentaria que es la facultad que tiene  cada pueblo de definir sus propias políticas agrarias y alimentarias de acuerdo a objetivos de desarrollo sostenible y seguridad alimentaria. Ello implica la protección del mercado doméstico contra los productos excedentes que se venden más baratos en el mercado internacional y contra la práctica del dumping (venta por debajo de los costos de producción).

Este concepto fue introducido con mayor relevancia en 1996 por la Vía Campesina en Roma, con motivo de la Cumbre Mundial de la Alimentación de la Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

El concepto en si, constituye una ruptura con relación a la organización actual de los mercados agrícolas y financieros puesta en práctica por la OMC. En contraste a la seguridad alimentaria definida por la FAO, que se centra en la disponibilidad de alimentos: seguridad alimentaria y soberanía alimentaria que inciden en el modo de producción de los alimentos y su origen.

Resalta la relación que tiene la importación de alimentos baratos en el debilitamiento de la producción agrícola y la población agraria de los países.

La seguridad alimentaria y soberanía alimentaria es un derecho, que debe ser respetado y hacer que se cumpla, pero para ello las  empresas no solo tienen que velar por sus ganancias, sino porque haya producción y precios accesibles o baratos para que la gente pueda tener su alimentación digan y diaria.

*Movimiento de Profesionales Agropecuarios del ALBA (APROALBA), adscritos a la Coordinadora Intergremial Rafael Aguiñada Carranza, (CIRAC).

A %d blogueros les gusta esto: