web analytics
Página de inicio » Opiniones » Si lográramos profundizar en todo… seríamos justos

Si lográramos profundizar en todo… seríamos justos

Ana Gloria Carranza*
Carmen Eugenia Pinto*

Hemos sido amigas por más de 60 años.   Nos reunimos una vez al mes  para platicar  sobre nuestras inquietudes.   

No podemos, rx por supuesto,  en nuestras conversaciones  como ciudadanas orgullosamente salvadoreñas, dejar de enfocarnos en los logros  de nuestro amado país El Salvador.   

Fuimos vecinas en los 50´s y 60´s y crecimos escuchando a nuestros padres platicar sobre los gobiernos de Lemus, Rivera, Sánchez Hernández, Romero, Juntas Revolucionarias de Gobierno, Guerra con Honduras,  Revolución Cubana, Estados Unidos de los 50’s, Política expansionista de Estados Unidos, Golpes de  Estado, El Vaticano, “los curas”,   etc. etc.     También  verlos suscritos tanto  a los diarios nacionales como:  La Prensa Gráfica, El Diario de Hoy,  Diario Latino,  y a los diarios internacionales:   Miami Herald, New York Times  y las revistas Time, Newsweek y Bohemia.

Preguntándoles en aquél  entonces, el  porqué de tanta información siempre nos decían:  porque de toda esa lectura debemos aprender  las incidencias en nuestra realidad.

Por eso, en la actualidad,  luego de largas pláticas, lecturas periodísticas, análisis de entrevistas televisivas y escritas, queremos compartir con los lectores nuestras opiniones  sobre  el primer año de gobierno de nuestro Presidente actual, Profesor  Salvador Sánchez Cerén.   

Al haber observado ampliamente los señalamientos  negativos, queremos opinar  sobre lo positivo  en este primer año de gobierno considerando  que son logros alcanzados  por primera vez  en la historia de nuestro país  y  creemos en su beneficiosa continuidad.

A continuación algunos de ellos, a saber:

La horizontalidad y proximidad en el trato con la población que tiene el  señor Presidente, la Primera Dama  y su gabinete de gobierno.    Por ejemplo:    a)  Casa Presidencial:  desayunos  y convivios con diversidad de sectores y  personas.  b)  Presencia,  los sábados, en las comunidades,  escuchando necesidades  de los lugares visitados  y proporcionando seguimiento para la solución de los mismos.

Provisión de paquetes escolares, alimentación  y  vaso de leche a todos los alumnos de escuelas públicas, creando al mismo tiempo fuentes de trabajo a la ganadería,  a la pequeña y mediana empresa salvadoreña.

Ciudad Mujer:  atención a la mujer mediante programas integrales de atención reconocidos  y galardonados internacionalmente.   

Apertura y disposición  al diálogo, sin reacciones prepotentes y fuera de control.

Fortalecimiento del Estado,   oficinas anti-corrupción en los distintos ministerios.  Actualización y fortalecimiento de oficinas de probidad  para el funcionario público.  Inicio de juicios de corrupción para expresidentes de la república.  Recuperación de bienes nacionales como la extracción de gas del  proyecto Cel-Enel.

Los medicamentos bajan sustancialmente de precio, beneficiando principalmente a la población no cubierta por la seguridad social.   Igualmente los recibos de energía eléctrica.

Finalización del  Hospital  de la Mujer.

Inicio de proyectos de transporte seguros y dignos.

Las acciones humanas y espirituales de este gobierno que culminan con el reconocimiento nacional e internacional de la beatificación de Monseñor Romero.

La transparencia que como pareja presidencial  refleja  el señor Presidente y su señora esposa, Doña Margarita, símbolo de su unión y fortaleza y ejemplo para las viejas y nuevas generaciones.

Siempre encontraremos  fortalezas en las acciones de los demás.

Los invitamos a quitarnos la venda del  fanatismo de los colores y las banderas,   y unirnos como país para que juntos podamos discernir apoyando y reconociendo  los buenos proyectos  que benefician a todos.   Una patria mejor, más digna y compartida podrá molestar a una minoría, pero nos beneficiará a las mayorías.

* “Amigas CAPI”

Ver también

EL ROL DEL MAESTRO EN LA FORMACIÓN DE VALORES EN LOS ESTUDIANTES

  Hugo Fajardo Cuéllar*          Como es tradición, el 22 de junio de …