web analytics
domingo , 22 octubre 2017
Inicio » Opiniones » Si al pueblo se le da buen vivir, aprende a elegir

Si al pueblo se le da buen vivir, aprende a elegir

Jim CasalveJaime Calderón* 

En el 2009, cialis la esperanza resurgió en los cambios realizados por el primer gobierno de cambios reales, sick visibles  que todo salvadoreño percibe y no solo porque los ve y los disfruta, recipe sino porque recibe beneficios reales…

 

¿Cuándo se había visto que un gobierno hiciera tanto por los pobres, subsidiándole tantas necesidades? El gas, el transporte, los granos básicos, útiles escolares, alimentación escolar, zapatos y uniformes, concesión de títulos de propiedad a quienes no contaban con tierra para trabajar y vivienda para sobrevivir de buena manera, aprobación de políticas estatales de transparencia, de ética gubernamental, de la mujer, de la niñez y juventud y tantas otras, respeto a la independencia de los poderes del estado y otros hechos políticos que han beneficiado directamente a más de 6 millones de personas, a las que se les enseñó a conocer que tenían derechos que reclamar, los que practicó sin ninguna represión y restricción, contrario a como sucedía antes del 2009.

La población entiende que lo que hay que hacer cuando un gobierno le favorece mucho es seguir siendo beneficiado con la continuidad de gobiernos transformadores y revolucionarios que le ayuden a reconstruir la dignidad tan maltratada por los gobiernos comandados por el poder económico, político, clerical y social, enemigos de la clase trabajadora, practicantes del robo, la usura, fraudes electorales, la represión y el engaño sociocultural.

Los estigmas usados como medios de terror por la derecha desde 1920 en cualquier momento político o electoral, se desvanecieron, porque el pueblo entendió que los tales comunistas no eran más que seres humanos pretendiendo beneficiar a la clase marginada y maltratada por los patrones adinerados, injustos, criminales y delincuentes.

Es así que el peor enemigo de la derecha política salvadoreña en la actualidad es el nivel de conciencia política que adquirió la población desde los años 70s y que vino a comprobar cuando por primera vez en la historia vino a gobernarlo un partido aliado con sectores diversos, que le hicieron ver que quienes le habían gobernado por siempre habían sido sus verdugos, sus caporales o capataces que no le permitían luchar por sus derechos e intereses humanos.

Jamás se había consolidado tanta conciencia ciudadana que en los 5 años de gobierno de la izquierda aliada con sectores progresistas, siendo ésta producto de una lucha que nace desde que la oligarquía latifundista se inventó la independencia patria de los hispanos, porque es desde entonces que se estatizó los amaños, fraudes, estafas, extorsiones, desfalcos, engaños religiosos, represión popular, secuestro, tortura, cárcel, exilios, crímenes políticos; y se privatizó los bienes y patrimonios del pueblo, se vendió o se entregó la soberanía territorial e identitaria a intereses oligárquicos del imperio maldito.

Es que era tan fácil gobernar para los pobres absolutos y los medio pobres que son casi el 90% de la población salvadoreña, pero la derecha nunca entendió que el no compartir los bienes del estado con el soberano era una condición que alguna vez iba a ser entendida por el pueblo y que le iba a pasar factura no en una elección, sino en la transformación de un sistema caduco y perverso que siempre benefició a quienes ven el mundo desde la arrogancia, la abundancia y la ignorancia.

En el 2009, la esperanza resurgió en los cambios realizados por el primer gobierno de cambios reales, visibles que todo salvadoreño percibe y no solo porque los ve y los disfruta, sino porque recibe beneficios reales que solo los tontos, perversos, egoístas y prepotentes pretenden ocultar o ignorar.

El 2014 es un año de transformaciones basadas en leyes universales expresadas en el conocimiento adquirido por la población, quien entendió que los principios y actitudes de los tales comunistas que tanto quiso ensuciar la derecha perversa, no eran lo que tanto pregonó la oligarquía anticristiana y enemigo del bien público a través de sus medios de comunicación, vomitando rumores y terrores pagados por sus tentáculos agrarios, militares, clericales, empresariales y mercantilistas.

El pueblo aprendió a conocer a través de la izquierda, los vínculos profundos de este sector con los valores y principios reales del cristianismo, a través del compartir, unir, respetar, crecer y multiplicar los bienes en función del desarrollo humano, el pueblo entonces supo que la izquierda no quemaba biblias, no robaba los bienes del pobre, no hacía jabón con los adultos mayores, no se apoderaba de los hijos del pobre, no hacía desaparecer a los pocos ricos que habían gobernado al país en mas de 190 años de dictaduras heredadas por los malos hijos de la mal llamada madre patria.

Ahora el pueblo sabe quienes le dañaron tanto y elige a quienes le benefician, conoce a quienes lo engañaron por siempre, un aprendizaje popular que dejó más de 80 mil muertos, entre héroes y otros mártires y más de 10 mil desaparecidos, es por eso que el 2 de febrero el pueblo consciente, elegirá un segundo gobierno de izquierda, para que continúen los cambios y beneficios populares, hasta que el proceso llegue a la instauración y desarrollo del socialismo real, justo y democrático.

A %d blogueros les gusta esto: