Página de inicio » Nacionales » Santos Niños inocentes tradición religiosa y popular que sigue vigente en Antiguo Cuscatlán

Santos Niños inocentes tradición religiosa y popular que sigue vigente en Antiguo Cuscatlán

Por: Iván Escobar

Colaborador

@DiarioCoLatino

Cuidado, este 28 de diciembre no los vayan a sorprender con una broma de mal gusto. En algunos países de Latinoamérica, y en El Salvador no es la excepción, se hacen bromas que a veces asustan a muchos. El motivo de esto es el marco del “Día de los Santos Niños Inocentes”, festividad católica en la cual se recuerda la masacre de niños en Belén, ordenada por el Rey Herodes para acabar con la vida del recién nacido hijo de Dios.

La tarde de este 27 de diciembre, las calles del municipio de Antiguo Cuscatlán se llenaron de feligreses y turistas nacionales como extranjeros para ser parte del tradicional ingreso de los niños a la parroquia Somasca Santos Niños Inocentes, en esta localidad.

Nancy de Cárcamo y su esposo Henry, llegan desde Cuscatancingo. Fotos de: Iván Escobar

Desde el municipio de Cuscatancingo llegaron con sus niños inocentes, Nancy de Cárcamo y su esposo Henry, una tradición que mantienen viva desde hace 15 años, y que aseguran es  “para recordar la fecha”. Además agregan que “para nuestra familia significa el venir a agradecer por los favores recibidos de parte de los niños, así como el traer las peticiones de nuestra familia: salud, entonces venimos a agradecer primero y después a traer las peticiones”, remarcó Nancy.

Varias personas se concentraron desde la 1:30 de la tarde en el redondel del Indio Atlacatl en esta localidad, para esperar a Santa Juana, patrona de los Santos Inocentes y quien encabeza la procesión de ingreso de los niños que son llevados por las familias en gratitud por los milagros y favores recibidos durante el año. La primera entrada inició a las 2 de la tarde, y por el resto de la tarde y noche se recibieron los niños inocentes que en esta ocasión estarían en resguardo hasta el próximo día.

En años anteriores la cantidad de niños llegó a más de 400, y los organizadores esperan que la cifra se mantenga, ya que durante la pandemia se suspendió la presencialidad y fue hasta 2021 cuando se volvieron a recibir algunas imágenes.

Guadalupe Gutiérrez, desde Soyapango llega desde hace 3 años, y mantiene su fe en esta tradición.

Al son de la banda musical del pueblo, los feligreses con sus niños en cestas adornadas, coches decorados y en brazos llevan vistosas imágenes del niño Dios, con un nombre o nombres en particular como parte de una tradición que podría tener su origen a principios de 1800.

El párroco de la iglesia, Dino Saqui, destacó la importancia de la festividad, en la que “celebramos a los niños que han dado la vida por Jesucristo. Herodes mató a los niños de dos años para abajo, pensando en que Jesús estaba entre los niños… ellos han dado la vida por salvarlo”.

“Pedimos su protección para todos los niños que la gente lleva, y les proteja de todo mal, de toda enfermedad”, añadió.

“Es una tradición que se mantiene y después de la pandemia se ha recuperado”, indicó el religioso, quien aprovechó a la feligresía a asistir este 28 al templo y ser parte de las festividades, y además venerar a los niños inocentes que están en resguardo.

Según datos proporcionados por la Academia Salvadoreña de la Historia (2018) “en 1807, el pueblo de Santos Inocentes de Cuscatlán contaba con 14 indígenas y 35 ladinos. Hoy 28 de diciembre, es escenario de una popular celebración que ha cobrado auge con la modernidad”, se precisaban en 2018. Lo que significa que la tradición podría tener a la fecha 215 años, la feligresía de Antiguo Cuscatlán la sigue viviendo con fervor y alegría.

No obstante, con exactitud no se tienen registros históricos de información que dé fechas precisas sobre la celebración en la localidad. Algunos escritos periodísticos contemporáneos atribuyen el origen de la misma a tiempos de la Colonia, es decir, luego de la conquista española, y podría haber iniciado la tradición en 1713, impulsada por la cofradía de la zona. También tiene su base u origen desde la parte religiosa, en los textos bíblicos, específicamente en el evangelio de San Mateo, donde se relatan los sucesos de persecución y muerte a todo varón menor de 2 años, en la comarca.

A la fecha reúne a las familias, que llegan hasta el templo este 27 y dejan en resguardo en el pequeño templo de Antiguo Cuscatlán a los Niños Inocentes, los cuales son retirados en procesión el día 28 por la tarde, luego que celebrarse la gran Eucaristía, que en este 2022 será presidida Mons. Luis Escobar Alas, Arzobispo de San Salvador, y las altas autoridades eclesiásticas.

Desde hace 3 años, Guadalupe Gutiérrez llega desde el municipio de Soyapango, en memoria de sus hijos, que es la motivación  central que le mantiene en la tradición. “Se volvió como una tradición para mí para honrarlos a ellos, para mí es otra manera de orar por ellos, por los demás bebés y mantenernos nosotros mismos. Familia que ora unida permanece unida ante todo”, acotó.

Desde Soyapango llega a Antiguo Cuscatlán Rodrigo Contreras cada año, este 2022 cumplió once años de hacerlo, motivado por el agradecimiento y salud concedida por intercepción de los Santos Niños Inocentes, una tradición que heredó de una vecina, y la cual mantiene viva.

Las festividades en Antiguo Cuscatlán comienzan el 27 de noviembre y finalizan el 28, con la festividad de los Santos Niños Inocentes, que se mezclan con las festividades de Navidad y fin de año.

El municipio de Antiguo Cuscatlán se viste de colorido cada año, al recibir cientos de imágenes de niños Dios, que llevan los feligreses por distintos favores recibidos en el año. Es así que decoran canastitas, pesebres y los visten como ofrenda de graduados, profesionales, carpinteros y distintas características a los niños que quedan en resguardo en el templo.

El cuadro y los niños en resguardo son expuestos en el templo y el salón parroquial.

Relato bíblico basado en el evangelio de San Mateo

El evangelio de San Mateo relata los sucesos acaecidos en Belén, luego del Nacimiento de Jesús y el afán del Rey Herodes por querer quitarle la vida al hijo de Dios.

“Después que ellos (los Reyes Magos) partieron, un ángel del Señor apareció en sueños a José, diciéndole: Levántate, toma al niño y a su madre, y huye a Egipto, y estate allí hasta que yo te avise, porque Herodes ha de buscar al niño para matarle…”, se relata en el texto bíblico.

Por ello, José se marchó con su familia a Egipto, “donde se mantuvo hasta la muerte de Herodes; de suerte que se cumplió lo que dijo el Señor por boca del profeta: Yo llamé a Egipto a mi hijo”.

El texto señala cómo el Rey Herodes se entera del nacimiento del niño Jesús, cuando recibe a los Reyes Magos provenientes del oriente y que van camino a la veneración del primogénito de Dios. Les recibe, y les pide Herodes que al saber dónde se encuentra, le avisen para ir él a adorarle.

No obstante, luego de su visita los magos regresaron cada uno a su tierra por rutas distintas, “…habiendo recibido en sueños un aviso para que no volviesen a Herodes…”.

“…Herodes, viéndose burlado de los magos se irritó sobremanera, y mandó matar a todos los niños que había en Belén y en toda su comarca, de dos años abajo, conforme al tiempo de la aparición de la estrella que había averiguado de los magos…”, concluye.

Ver también

Asamblea con hermetismo sobre nueva Ley de Educación Superior

Samuel Amaya @SamuelAmaya98 La Asamblea Legislativa ha actuado con hermetismo sobre el anteproyecto de Ley …