web analytics
Página de inicio » Opiniones » Presupuesto 2018 es para el pueblo

Presupuesto 2018 es para el pueblo

Licda. Norma Guevarade Ramirios
@guevara_tuiter

Desde diciembre de 2009 la aprobación del Presupuesto General de la Nación se ha aprobado con los votos de diputados y diputadas del FMLN, GANA, PCN y PDC, cuando estuvo CD también apoyó algunos años, esto lo debe saber el pueblo entero, pues el Presupuesto que garantiza los servicios públicos a la gente ahora tiene el riesgo de no ser aprobado por requerir autorización de deuda y en consecuencia de votos de quienes han negado sus votos todos estos años, Arena.

El presupuesto y la dinámica económica y social del país se potencian mutuamente, la falta de un presupuesto aprobado causa efectos dañinos a toda la sociedad. Del presupuesto dependen los servicios de educación, salud, seguridad, justicia, caminos, calles, actividad exterior; toda la inversión y los servicios que aseguran a cada una de las instituciones estatales existentes y también el pago de obligaciones financieras heredadas, que nos comprometen hasta el año 2035.

Para el año 2018, el presupuesto presentado por el Consejo de Ministros el 29 de septiembre pasado asciende a $5,057,600,000.00; los ingresos estimados alcanzan los $4,503,600,000.00 y se requiere un endeudamiento de 554 millones de dólares para alcanzar el equilibrio entre ingresos y gastos estimados. El desequilibrio se produce porque en el presupuesto 2018 se explicita el pago de pensiones, conforme a la reforma del 28 de septiembre pasado; por las obligaciones que la Sala de lo Constitucional estableció para consignar el pago de pensiones de las Fuerzas Armadas, y otros componentes.

El Presupuesto registra reducciones significativas de gasto corriente en cumplimiento de la Ley de Responsabilidad Fiscal y del Decreto de Austeridad emitido por el Presidente de la República. El partido Arena y en general la derecha mediática ha venido sosteniendo que se debe reducir el gasto y para analizar la consistencia de los gastos contenidos en el proyecto de presupuesto solicitaron que el gobierno se hiciera acompañar de técnicos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). El resultado de ese análisis demuestra la justificación del presupuesto y a partir de ese hecho el diálogo entre el gobierno y Arena se ha enfriado a pedido de ese partido, uno puede deducir que carecen de argumentos para cuestionar el Presupuesto y justificar su negativa a votar por su aprobación.

La disposición del Gobierno y la de nuestro Grupo Parlamentario están siempre abiertas, para ver por encima de cálculos partidarios el bien común, como el que se deriva del Presupuesto.

El presupuesto se propone estimular el empleo productivo, impulsar la educación con inclusión y equidad social y fortalecer la seguridad ciudadana. En los presupuestos de funcionamiento de las diferentes instituciones se puede apreciar que Salud crece en 14.5 millones de dólares, obras públicas en 9.7 millones de dólares, educación crece en 9.2 millones de dólares y seguridad en 1.6 millones de dólares. En 2018 la asignación más grande corresponde al pago de la deuda pública que asciende a 1,015 millones de dólares y corresponde en 76% a deuda de administraciones de Arena.

Si el presupuesto sigue siendo visto como eje de campaña electoral del partido Arena, el país no tendrá presupuesto aprobado en este año, y el pueblo debe saber que eso es negativo para todos, pero si eso se diera indicaría que ese partido es incapaz de pensar en el pueblo porque sigue pensando en negar los beneficios que para la gente se derivan de un presupuesto aprobado.

Sin duda el cálculo ha de ser el mismo con el cual se ha tratado de asfixiar financieramente a un gobierno que trabaja en función de la gente más necesitada. Es imperativo que la ciudadanía que votó por ese partido le exija responsabilidad con el país, pues nada justifica su negativa a aprobar los recursos que sirven para pagar maestros, médicos, policías, soldados, invertir en zapatos, uniformes, cuadernos, alimento escolar, subsidiar el gas para la familia de menor ingreso, subsidiar el transporte, subsidiar la energía a los que consumen menos de 100 kw/h.

Nada justifica dejar de apoyar instituciones que dan servicio en emergencias, que complementan la labor educativa.

La ciudadanía debe saber que solo los programas de educación ayudan a las familias que más necesitan, en paquete escolar se gastan más de 73 millones de dólares, la gratuidad supone apoyar para el funcionamiento a las escuelas con más de 40 millones de dólares, la universidad en línea requiere más de 5 millones de dólares, la alimentación escolar representa gastar más de 14 millones de dólares y el vaso de leche más de 7 millones de dólares. Nada de esto es derroche como dicen los voceros de Arena; representa apoyo a la niñez, la juventud y las familias con menores ingresos. El presupuesto es para el pueblo.

Ver también

El Salvador: lawfare, la judicialización de la política latinoamericana implementada por el imperio gringo

*Nelson de Jesús Quintanilla Gómez, Doctor en Ciencias Sociales mención Gerencia y Profesor Universitario de …

A %d blogueros les gusta esto: