web analytics
Página de inicio » Mundo » Plebiscito de Colombia no debería ser «rechazo» a la paz»: cancilleres América del Sur y México

Plebiscito de Colombia no debería ser «rechazo» a la paz»: cancilleres América del Sur y México

México/AFP

Los cancilleres de Argentina, Brasil, Chile, Paraguay, Uruguay y México manifestaron este lunes en un comunicado conjunto que el plebiscito del domingo de Colombia «no debería significar un rechazo a la paz».

Destacaron el «compromiso con el cese al fuego» del gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, marxistas) y consideraron que eso es «fundamental», de acuerdo con un comunicado conjunto difundido por la cancillería mexicana.

Los cancilleres de los países mencionados «manifiestan su convicción de que el resultado no debería significar un rechazo a la paz ni el regreso al conflicto», y destacaron que «la paz es un valor que se construye con esfuerzo y perseverancia».

Los ministros aplaudieron la convocatoria a todas las fuerzas políticas colombianas anunciada por el presidente colombiano Juan Manuel Santos «y su vocación por buscar puntos de encuentro y unidad y para seguir construyendo entre todos los colombianos caminos para que la paz sea posible y salga fortalecida».

El domingo 50,21% de los colombianos que acudieron a las urnas se manifestaron en contra del acuerdo de paz con las FARC, poniendo en riesgo el fin de medio siglo de violencia.

El 49,78% de los colombianos votó por el «Sí» -se registró un 62% de abstención- en la consulta sobre el acuerdo que tomó cuatro años de negociaciones en Cuba y fue sellado apenas hace una semana.

A pesar del revés, el alto al fuego que rige desde el 29 de agosto sigue en pie, ha dicho Santos.

Nuevo diálogo

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, abrió el lunes un nuevo diálogo para buscar la paz con las FARC, y ratificó en el cargo a su jefe negociador, tras el rechazo en un plebiscito al pacto con esa guerrilla.

El presidente Santos, que anunció enfáticamente que no se rendirá en su cruzada por la paz, abrió un diálogo nacional de paz que permita «abordar todos los temas necesarios para tener un acuerdo y culminar con éxito el sueño de toda Colombia de terminar la guerra con las FARC».

«He designado al doctor Humberto de la Calle -a quien ratifiqué como jefe negociador- a la canciller María Ángela Holguín y al ministro de Defensa Luis Carlos Villegas para que, a la mayor brevedad, comiencen los diálogos que nos permitan abordar todos los temas necesarios para tener un acuerdo y culminar con éxito el sueño de toda Colombia de terminar la guerra con las FARC», dijo en una alocución televisada.

«Con la voluntad de paz de todas las partes, estoy seguro de que podremos llegar pronto a soluciones satisfactorias para todos», dijo en una locución en la presidencial Casa de Nariño.

En la mañana, el mandatario había convocado a todas las fuerzas políticas para «buscar puntos de encuentro».

La reunión en la Casa de Nariño finalizó con una declaración de apoyo al jefe de Estado. «Respaldamos la decisión de conformar una comisión amplia e incluyente que abra un diálogo nacional con todos los sectores del ‘No'», afirmó el presidente del Senado, Mauricio Lizcano.

La gran pregunta ahora es qué pasará con el acuerdo que llevó cuatro años de negociaciones en Cuba y que sellaron hace una semana, en una ceremonia solemne en Cartagena, Santos y el jefe máximo de las FARC, Rodrigo Londoño (Timoleón Jiménez o Timochenko).

«Tendremos que actuar con prontitud y poner límites de tiempo, pues la incertidumbre y la falta de claridad sobre lo que sigue ponen en riesgo todo lo que hasta ahora se ha construido», dijo Santos en su locución.

Adiós al Nobel

La comunidad internacional, que ha ofrecido apoyo casi incondicional al proceso de paz, auspiciado por Cuba y Noruega como garantes, y Venezuela y Chile como acompañantes, observaba con desconcierto el desenlace del plebiscito, sin ocultar su «decepción».

El Secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, testigo de la firma en Cartagena, envió a su emisario especial, Jean Arnault, a Cuba para «consultas».

«Esperábamos un resultado diferente», declaró en rueda de prensa en Ginebra.

Con «tristeza», pero con ánimo de «perseverancia» en el esfuerzo por la paz, recibieron diferentes jefes de Estado la noticia, que según expertos prácticamente aniquila las posibilidades de los antiguos beligerantes de ganar el Nobel de la Paz que será adjudicado el viernes en Oslo.

«El tratado de paz colombiano (…) no es simplemente un candidato para el premio Nobel de la paz este año», dijo el director del Instituto para la investigación sobre la paz de Oslo (Prio), Kristian Berg Harpviken.

Ver también

Asciende a 30 el número de muertos por ataque ucraniano a caravana civil en Zaporizhzhia

Moscú/Sputnik Se elevó a 30 el número de muertos por un ataque lanzado por el …