web analytics
Página de inicio » Opiniones » Pese a la mezquindad de privatizadores, se asegura el pago de pensiones

Pese a la mezquindad de privatizadores, se asegura el pago de pensiones

Licda. Norma Guevara de Ramirios
@guevara_tuiter

Vienen a mi mente amigas y amigos, maestros que entregaron su juventud a enseñar a otros; de obreros que en medio de dificultades alcanzaron jubilarse; de empleados que dejaron sus años en el servicio, todos jubilados, sin duda saben la mayoría de ellos que necesitan más de lo que reciben; pero qué terrible sería que dejaran de tener la pensión que reciben hoy.

Sin duda de entre ellos pocos saben cómo se pagan las pensiones, de dónde sale ese dinero. Una vez un jubilado mientras le explicábamos la propuesta de reforma nos dijo: “no me importa de dónde sale el dinero, lo que sé es que el Estado me debe pagar mi pensión”.

Otros que entienden y se interesan en la situación se preocupan, una señora me dijo: “es cierto que la pensión que nos paga el INPEP ya no la van a pagar?… yo mantengo a mi hijo con ella”, dijo. Al explicarle la realidad me reafirmó su deseo de que alcanzáramos acuerdo para resolver la forma de obtener recursos para pagar las pensiones.

Ya hemos explicado antes que desde 1998, las AFP reciben las cotizaciones, cobran las comisiones; pero es el Estado el que debe desembolsar el dinero para las pensiones. Es hasta este año, que se empiezan a jubilar las primeras personas que fueron obligadas a pasar a las AFP y tenían unos pocos años de haber ingresado a la vida laboral.

Hemos explicado ampliamente que los diputados y gobiernos areneros que privatizaron, repartieron, además de mentiras e individualismo, deuda al Estado, inseguridad a los trabajadores y ganancias a las AFP; eso es lo que produjeron al privatizar en 1996 y agravaron con el Decreto 1217 del año 2003, el Decreto 100 del año 2006 y la Ley del FOP de 2006. Privilegios a unos pocos, deudas a la generalidad de la sociedad.

El efecto de su privatización se refleja en deuda pública, en las primeras pensiones del sistema privado que desnudan sus mentiras 21 años después, no son mejores pensiones y lo saben las primeras personas que han ido a la AFP reciben como renta programada $285.00 habiendo tenido salarios que rondan los $1,300.00.

Al reformar la ley del FOP, y facultar que el Fondo de Pensiones invierta en certificados hasta el 50% del total, se está asegurando que las pensiones se puedan pagar de la misma manera en que son pagadas desde el año 2006, con la diferencia que hoy los certificados recibirán un interés que ronda entre el 4.5% y el 5.5%, en vez del 1.5% que recibieron antes.

Señoras y señores, las pensiones  entre 1998 y 2001, se pagaron con las reservas técnicas del ISSS y el INPEP; las pensiones desde 2001 a 2006 se pagaron con deuda de Eurobonos, y desde 2006 se pagan con deuda de FOP. Arena y la derecha pagada por ASAFONDOS querían que llegara el mes de agosto o el mes de septiembre sin poder pagar las pensiones a los jubilados; esto se ha evitado gracias a la reforma aprobada por la Asamblea Legislativa el 18 de julio pasado sin los votos de Arena.

Los intereses y el abono a capital lo pagamos entre todos los contribuyentes; entonces el engaño de que la pensión depende de tu ahorro es una farsa, porque los ahorros son una parte de los salarios y los salarios que en el pasado pagó la empresa privada a la inmensa mayoría de trabajadores son tan bajos que por mucho que un trabajador labore más de 30 años, sus ahorros se terminan antes de cinco años, y entonces se aplica el literal “h” de la ley que dice que todo lo que haga falta lo pone el Estado; y lo mismo aplica para las pensiones de lujo de una minoría que consume con sus pensiones de privilegio más del 30% de los 50 millones de dólares mensuales que se pagan en pensiones.

Solo en intereses de los eurobonos que sirvieron para pagar 5 años de pensiones, el Estado ha pagado ya más de mil millones en intereses. El engaño debe develarse, los jubilados y jubiladas deben saber de dónde sale el fondo para pagar sus pensiones; los trabajadores activos debemos saber a dónde van nuestras cotizaciones.

Cuando votamos por esa ley, que originalmente aprobó Arena y otros partidos sin los votos del FMLN en 2006, lo  hicimos con la seguridad de que cada pensionado tenga asegurado su ingreso, el cambio del sistema es una deuda aún, lo hecho es solo un calmante de la enfermedad terminal que nos heredó la privatización.

Ver también

¡Qué gran enseñanza!

Nelson López* [email protected] Hoy solo se me ocurrió publicar una entrevista que impacta a cualquiera …

Un Comentario

  1. DIARIO MAS PARECIDO Y HERMANADO CON GRAMMA DE CUBA////////

A %d blogueros les gusta esto: