web analytics
Página de inicio » Suplemento Tres Mil | 3000 » MIS ABUELOS NEANDERTHALES

MIS ABUELOS NEANDERTHALES

 

Me les parezco.

Soy como ellos.

Animales librados a su suerte.

Errantes/vagabundos…

Exiliados

Desterrados

Intentando encontrar/se

Un lugar hermoso y lleno de paz como Noruega

Aunque sea para sus últimos días de suerte…

Hay una necesidad de volver

A pesar del hielo y sus inclemencias

Hay una necesidad de cruzar el estrecho de Bering de nuevo

Por eso quizás organizamos caravanas migrantes

Como gitanos o aves en tránsito

Buscando el Norte del Norte…

Allá donde empezamos

A recoger las mejores semillas

De la tierra del entendimiento…

Quiero volver…(hay necesidad de volver…)

volver a tocar con mis manos

Las estrellas en el agua resplandeciente

Y creer que es posible otros cielos cercanos

Con solo mirar nuestro rostro en el agua

Quiero volver a pintar bisontes, gacelas

Venados, ñandúes y cebras en los paredones de mi cueva

Creer que es posible acercarme a sus naguales

Para descubrir mi espíritu sentiviviente en los incenciarios

con bolas de pieles teñidas de flores y semillas colorantes

aplastadas con el mazo de mi hacha de palo y piedra.

Quiero irme de caza con los abuelos

Pulir el buril de mi lanza

Abrir agujeros cubiertos con ramas en el suelo

Y correr como locos lanzando gritos y gruñidos al aire

Para atraer al mamut, al tigre sable, los osos y a los elefantes…

Y dejar nuestras huellas de cenizas en los aluviones de piedras con agua-sangre

Luego inventar collares con las mandíbulas, colmillos, huesos y dientes

Y cantar a la noche y a las lejanas estrellas con quienes nos miramos

Y nos lanzamos centellas de luz entre luciérnagas fosforescentes

Sepan que también estuvimos a las orillas del rio Omo

entre los gruñidos salvajes y violentos que nos hicieron correr hacia el centro

Los abuelos nos dejaron las pistas de la suprema vivencia

La clarividencia de encontrar el sentido de las huellas

Para volver sobre el camino reanudando el espíritu silvestre

Quiero volver… (hay necesidad de volver…)

Quiero volver para encontrar el alma que hay en las piedras

El baile del mar en las caracolas a las orillas de la sal y la espuma

Descubrir el espíritu en las brasas ardiendo

Quiero que mis nietos nazcan en las llanuras de estepa de artemisias

Dando gritos y alaridos al universo y al abuelo cielo

Abriendo sus piernas a la abuela Luna congelando el suelo

Y encontrar la paz y la calma de la ternura del viejo hierbero

La tranquilidad en los brazos de las mujeres chamanas

Que les jalaron los pies y las pezuñas

Para traerlos entre nosotros hambrientos de vivir soñar y soñarse

Viendo cómo se carga el pensamiento de milagros

Ese ojo revelador del Rabinal que quiere

Cantar a la Tierra y a las serpientes…

La verdad es que siempre resolvemos las cosas

Aunque nos equivoquemos

Intentamos/probamos…//..experimentamos

Tallamos piedras dando golpes// insistimos

Buscamos la lucidez para estar despiertos

Esas magias que se transmiten en el intento del pensar al pensarse

Uno se explica para explicarse

las cosas y sus máscaras de cal y de cuarcita.

De alguna manera,

Uno busca la lógica que pueden tranzar las cosas

En ese instante donde nadie muere

pues nadie muere en el intento

Sólo la ignota existencia

Que antes no mostraba sus manos

No existían sus bailes, sus sombras;

Sus ilusorias y fosforescentes siluetas en las paredes

Porque somos antecesores y primeros pobladores del mar y del suelo

No los únicos, pero sí de los primeros…

En este juego de hacer preguntas y encontrar respuestas

Sólo quienes nos hemos dado la libertad

De ser libres

De andar las noches llenas de estrellas en los desiertos

Podemos entender los claroscuros de la felicidad

Como una flecha que se quiebra en el aire

Antes de caer ensartada en los presentimientos, dudas e incertezas

el “evo-devo” que pretende superar las ortodoxias.

Quiero volver… (Hay necesidad del retorno…)

De hacerse las primeras preguntas que nos orientaron

Entre las olas, las estrellas y los vientos…

volver a los límites de las respuestas

y encontrar ese algo susceptible que queda

Para poderse explicar las adaptaciones y los ambientes

¿Quién ha apagado el fuego de la noche?

¿Quién controla y se adueña de nuestro mundo?

¿cómo y con qué nos asustan para matarnos de miedo y de hambre?

¿Por qué después de tanto tiempo los migrantes que llegan

No quieren convivir y sentarse alrededor del fuego a contarnos sus fábulas

Sus leyendas, sus sentipensares trascendentes cromagñonicos

Para aprender y enseñarles lo que hemos hecho para subvivir

Los Homos sapiens neanderthalensis en esta misma historia?

¿Por qué nos atacaron y nos aniquilaron en Atapuerta?

¿Por qué Hiroshima, Nagasaki y Auschwitz, Rauda, el  Mozote y Las Vueltas?

¿por qué ese muro en el desierto de Arizona?

¿qué les hicimos o dejamos de hacer para tratar de entenderles?

¿Por qué se convirtieron en cazadores de hombres y no de elefantes?

¿Por qué irrespetan y aplastan con sus patas a nuestros muertos y funerales?

¿Por qué muros, si la Gran Madre Tierra ha sido siempre nuestra Gran Madre?

Quiero volver…Volver a cazar y recolectar las semillas del pensamiento

Ese que nos hace sentivivir arcaico que nos hace ser lo que otros no sintipiensan

Quiero de nuevo escuchar para escucharme entre los gruñidos de la estepa

Sentir que estoy allí donde empieza la orilla del mundo donde han quedado

Las huellas de los pies arrastrados desde las más extrañas e inimaginables tierras.

Tengo frío. Algo de la Gran Madre, muere. Toda la blancura de los arboles

Empieza a derretirse y se convierte en nuevos lagos resplandecientes.

Sé que algo pasa. No logró entender lo qué nos pasa. Pero está pasando…

Puede que sea la vida misma la que emerge con sus nuevas máscaras

Eso lo predicen ya nuestros Tótem con rostros de pájaros…

Algo sucede. Algo nos sucede.

Nos desplaza como hoja y nos lleva rio abajo

Nuestra cueva está soterrada. Pero tenemos la esperanza

Que alguien allá afuera del refugio escuchará nuestros gritos idiotas

Y nos ayuden a entender lo que pasa cuando pasa la vidamuerte…

Porque ni la vida ni la muerte detienen su andar ligero

Porque en el mismo paso suceden vidamuerte como un solo suceso

Tampoco se detienen las preguntas ni las respuestas, las dudas y las certezas

que nos nacen en el fondo del cuerpo burbujeante

Los cuales comemos de los huesos y los sesos de los difuntos

Que vamos quedando en la oscurana y en el mudo silencio.

 

Alex Canizalez

Poeta y Doctor en educación

Del poemario inédito: Espejo fragmentado

Ver también

Los Viejos

Carlos Hurtado,  Escritor y fotógrafo   “La vida es una comedia para aquellos que piensan …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.