Página de inicio » Nacionales » Miércoles de Ceniza: proceso de conversión y retorno al amor de Dios

Miércoles de Ceniza: proceso de conversión y retorno al amor de Dios

Alma Vilches
@AlmaCoLatino

Con las palabras “Conviértete y cree en el Evangelio” o “Polvo eres y en polvo te convertirás”, el celebrante impone la cruz en frente de los feligreses que acuden a los templos católicos este Miércoles de Ceniza, recordando que la vida es pasajera en la tierra, la pequeñez del hombre y la grandeza de Dios.

Esta fecha marca el inicio de la Cuaresma, un proceso de conversión y retorno al amor de Dios, así como de renovación interior, a través del ayuno, la oración y limosna, los fieles se preparan para la Semana Santa, momento en que se actualizan los misterios de la Pasión, Muerte y Resurrección del Señor Jesús.

Desde el Miércoles de Ceniza hasta antes del Triduo Pascual son los cuarenta días simbólicos, que recuerdan el tiempo cuando Jesús estuvo en el desierto, venciendo las tentaciones que le ofreció Satanás, este número también recuerda la gran cantidad de acontecimientos del Antiguo Testamento efectuados en 40 días o 40 años.

Este miércoles los feligreses acuden a los templos católicos desde tempranas horas, para que le sea colocada la cruz de ceniza en sus frentes, es un día de ayuno y abstinencia de carne, como signo de someter al cuerpo, unirse al sacrificio de Cristo; fortalecer el alma y aumentar la presencia de Dios en cada uno.

Es un día que invita a poner la mirada en el prójimo, especialmente en los más necesitados, con énfasis en la caridad sin anunciarse y que quede en secreto, tal como lo dijo Jesús, “que al hacer caridad la mano izquierda no sepa lo que hace la derecha”.

La caridad, oración y ayuno es el llamado del Miércoles de Ceniza, es la ruta con la que se ha de seguir cada uno de los días de la Cuaresma.

“Dios a lo largo de la historia ha remarcado su fidelidad a pesar de los pecados y desobediencia de Israel, este amor siempre fiel es a la vez, denuncia de un mundo que se aleja de los designios de la justicia y la verdad; como pueblo cristiano colocamos sobre nuestra frente la cruz marcada con la ceniza, signo de arrepentimiento y penitencia, con ello nos comprometemos a luchar contra el pecado que nos distancia de Dios y de los hermanos”, reflexionó el párroco de la iglesia El Calvario, San Salvador, Elder Armando Romero.

Señaló que el pecado opaca la luz del alma y no permite ver la bondad y la belleza interior y del prójimo, es un llamado a ofrecer a Jesús las luchas y esfuerzos en el procesos de forjarse a uno mismo según la hechura del hombre nuevo y redimido por la sangre del Cordero.

“Que esta Cuaresma marque un antes y un después en nuestras vidas, Dios sigue confiando en nosotros, como Padre misericordioso sigue esperando que sus hijos vuelvan a casa para celebrar la fiesta del perdón, la fiesta del amor. Hoy iniciamos un nuevo intento, una nueva oportunidad que Dios nos da para sacar lo mejor de nosotros, repudiando todo aquello que nos aleja de quien se ha acercado al mundo, no para condenarlo sino para que por medio de él tenga vida”, enfatizó .

La tradición de colocar la ceniza es una antigua práctica penitencial que se remonta al pueblo judío, en aquel entonces las personas se ponían la ceniza en la cabeza y presentaban ante la comunidad con un hábito penitencial para recibir el sacramento de la reconciliación el Jueves Santo.

El Misal Romano explica que en la misa del Miércoles de Ceniza, se bendice e impone en la frente de los fieles la ceniza hecha de las palmas bendecidas el Domingo de Ramos del año anterior, las cuales han sido quemadas para este día, recordando la mortalidad del hombre y la necesidad de arrepentimiento por las faltas cometidas.

Colecta de la Solidaridad 

La Vicaría Episcopal de Promoción Humana-Cáritas, de la Arquidiócesis de San Salvador, hizo un llamado a participar en la Colecta de Solidaridad 2024, este Miércoles de Ceniza.

“La arquidiócesis de San Salvador organiza una colecta, llamada Colecta de la solidaridad, que se lleva a cabo en la misa del Miércoles de Ceniza, así la feligresía católica practicamos la oración, el ayuno y la limosna. Con estos fondos ayudamos a impulsar los proyectos de la pastoral social en las parroquias de la arquidiócesis de San Salvador”, indicó el padre Edwin Henriquez, vicario Episcopal de la Pastoral Social.

El aporte puede ser entregado en las parroquias, ermitas o depositarlo a la cuenta del Banco Agrícola 0050 4010 5399.

Ver también

UES pide pagar fondos retrasados que suman $52 millones

Alma Vilches @AlmaCoLatino Movimientos estudiantiles y colectivos de profesionales pidieron al Ministerio de Hacienda ponerse …