web analytics
Página de inicio » Deportes » “Mi intención es que el atleta de alta competencia pueda vivir de esto”: Yamil Bukele
Yamil Bukele, presidente del INDES, no oculta su pasión por el baloncesto y en su oficina ha colocado varios balones de los juegos de las estrellas de la NBA. Foto Diario Co Latino/Juan Carlos Villafranco

“Mi intención es que el atleta de alta competencia pueda vivir de esto”: Yamil Bukele

Manahen González
@ManahenGza

“Perdón por la espera, pero hay tantas cosas que hacer”. Esas fueron las primeras palabras de Yamil Bukele, presidente del INDES, quien nos recibió 45 minutos más tarde de lo acordado, debido a reunión con el Comité Directivo del INDES y con la presidencia de la Federación de Gimnasia. Conversamos una hora, con quien será el encargado del Instituto Nacional de los Deportes los próximos cinco años, y se abordaron diferentes temas como la reorganización institucional, la relación con el sindicato de la institución, la relación con la FESFUT y los estímulos para los atletas de alto rendimiento.

-A una semana de haber asumido el cargo, ¿cuáles son los principales hallazgos que ha encontrado en el INDES?

Hay un desorden administrativo; nosotros no podemos echar a andar un carro, si las llantas están unas para el lado derecho y otras para el lado izquierdo. Lo primero que hicimos fue hacer un recorrido, conocer las instalaciones y el personal para ver qué nos encontrábamos. En la parte del organigrama no es posible que existan jefaturas arriba de las gerencias, o creación de nuevas jefaturas sobre otras jefaturas; encontramos departamentos que están cargados de funciones con poco personal y lo más chistoso, diría yo, es que llamas a alguien porque en la lista de funciones aparece con una función, pero cuando viene te cuenta que no es esa la función que aparece en su boleta de pago, sino que tiene otras funciones. Además, hemos encontrado mucho desorden en el aspecto financiero, pero ya la próxima semana (a partir de hoy) entraremos en profundidad, porque tengo apenas una semana de estar en el INDES. He encontrado también asignaciones presupuestarias que, a mi parecer, no deberían darse, como el pago a periodistas y comunicadores, cuando pienso que debemos reforzar nuestro departamento de comunicaciones y dar a conocer todo lo que el instituto realiza. También la carrera INDES, que se realizaba cada año y en la que invertían 72 mil dólares, cuando la única finalidad era recrear a la población y creo que se puede hacer con 20 mil dólares. En resumen, lo que hemos encontrado es desorden administrativo, que esperamos ordenarlo en unos días.

-¿Qué mecanismo utilizarán para reorganizar administrativamente una institución tan grande como el INDES?

Empezamos a llamar a las gerencias y creo que es lo fundamental. Hemos creado gerencias deportivas que le van a dar mayor dinamismo a la operatividad del INDES; luego vamos a reunir a todas las jefaturas con su personal para que nos digan qué están haciendo y nosotros le haremos el reordenamiento en cada una de las unidades, con la planificación que ya tenemos para el deporte nacional. De esa manera, vamos a hacer los movimientos que debamos hacer, la reorientación de algunas plazas que estén asignadas y darles a conocer la política deportiva que vamos a implementar. Ese será el mecanismo que esperamos implementar en menos de dos semanas.

Yamil Bukele, presidente del INDES, dice que aspira a que los atletas vivan del deporte. Foto Diario Co Latino/Juan Carlos Villafranco

-Reorganizar una institución siempre generará malestar en algunas personas. ¿Cómo harán para que el sindicato de trabajadores del INDES no se oponga a esto y no se den nuevamente los cierres de instalaciones?

Pues, lo bonito de todo esto es que nos reunimos con el sindicato y, antes de que yo empezara a hablar, ellos me entregaron una carta de felicitación y de bienvenida. En la primera reunión que tuve con ellos les hice ver que el barco se estaba hundiendo, había que reestructurarlo y que, a veces, había que botar carga para poderlo nivelar; porque, si no, nos íbamos a hundir todos. Lo positivo es que ellos están de acuerdo conmigo, porque ellos saben que tiene una finalidad colectiva, pero también reconocen que hay trabajadores que no deberían estar en la institución porque le hacen daño, incluso miembros de su propio sindicato. Otra cosa que conocí es que el contrato colectivo incluye a los puestos de confianza, algo que es raro, de tal forma que todos los empleados de la institución se benefician de la lucha que hace el sindicato. En la reunión también les hicimos ver la visión que tenemos, a dónde queremos llegar, nos comprometimos a trabajar en armonía, en bienestar del colectivo y no de alguien en particular.

-¿Podemos decir, entonces, que hay un compromiso por parte del sindicato a no volver a tomarse las instalaciones del INDES?

Les dije en broma, pero se lo agarraron a bien que: “si me cierran las puertas, yo me voy a mi casa y me quedo ahí hasta que me digan que ya puedo entrar”. Yo no quiero llegar a eso y les dije que se comprometieran conmigo a que no van a cerrar las instalaciones, porque pueda ser que a alguna persona no le parezcan las decisiones que vamos a tomar, pero estamos dispuestos a contestar y explicar el porqué de las decisiones que tomaremos.

-¿Hubo una transición transparente por parte de la gestión anterior?

No, no hubo porque yo he tomado las riendas del INDES 35 días después. Pero vamos en el camino y, si llegamos a encontrar algo que está mal, llamaremos al expresidente para que nos venga a explicar. Hemos cambiado la gerencia deportiva, pero no hemos dejado de prescindir de los servicios de Krisia Lorena, ya que ella le está entregando a nuestra gerente (Dinora Acevedo).

-Cambiando de tema, ¿cómo será durante su gestión el mecanismo para asignar el presupuesto a las diferentes federaciones?

Hay una política generalizada y otra específica. La generalizada va en nuestro plan, que lo hicimos en la analogía de un reloj, en la hora dos, y ahí figura el apoyo a las federaciones nacionales. Nosotros vamos a crear gestores deportivos que son trabajadores del Instituto, vamos a hacer una planificación del trabajo que están haciendo las federaciones y vamos a entregar, no tan fácil ni tan directamente, un aporte de 50 % adicional al presupuesto que tienen actualmente las federaciones. Claro, vamos a revisar si ese presupuesto es justo, puede subir, puede bajar o se puede mantener. Y digo ‘justo’ porque hay que revisar cada una de las disciplinas deportivas, pero si les vamos a autorizar 50 % más… Por ejemplo, si recibía 100 mil dólares, automáticamente recibirán 50 mil dólares más. Pero eso dependerá del trabajo y planificación que las federaciones nos planteen en la conversación que tengamos para conocer la visión que ellos tienen en cuanto al desarrollo de su disciplina deportiva. Ahí entrará en juego el número de atletas que tengan y la descentralización que ellos realizan, porque no es posible que existan federaciones que solo están en dos departamentos. Obviamente, para abarcar más territorio necesitas más presupuesto, también para las competencias recreativas, de alta competencia y para poner en marcha el programa comunitario que queremos desarrollar, que lo hemos nombrado Oportunidad. Entonces, todo eso será fundamental para determinar si el presupuesto de una federación es viable o no y si ese 50 % más, que por default le hemos dicho que les daremos, será aprovechado.

-Hay federaciones a las que se les retiró el presupuesto en la gestión pasada, ¿se han acercado estas a exponerle sus casos y ver de qué manera recuperan su asignación económica?

No, no se han acercado. Sí sé que a varias federaciones se les quitó el presupuesto, pero mi intención no es esa, mi intención es que el centro de todo esto sean las personas, los atletas y los dirigentes. Por lo tanto, iría en contra de eso, si optara por quitarle el presupuesto a las federaciones.

-Entonces, ¿cómo será el mecanismo para que estas federaciones recuperen el presupuesto?

Hay que hablar con cada una de ellas. La otra semana (a partir de hoy) comenzamos a citar a cada una de las federaciones que no tiene presupuesto y vamos a determinar cuál es la situación, y si tenemos que llamar al departamento legal, al financiero, deportivo y junta directiva de esas federaciones, lo haremos. Y si tenemos que reestructurar algo, llamar la atención, suspender o algo por el estilo, lo vamos a hacer. Creo que hay que ser duro cuando hay que ser duro, pero siempre hay que tener mente propositiva.

-Hay otras federaciones con problemas legales y de acefalía, como Tenis de Mesa, Surf y Boxeo. ¿Ya tuvo conocimiento de estos casos?

En la reunión que tuvimos, ningún presidente dijo que tenía problemas, pero nosotros conocemos lo que está pasando. Ahora que llegué al INDES, lo primero que hice fue reforzar el departamento jurídico y la otra semana (esta semana) veremos caso por caso para tomar una decisión a corto plazo.

-Hubo una especie de reconciliación entre INDES y COES, ¿qué podemos esperar de ambas instituciones?

Siempre he dicho que el COES necesita el protagonismo que se merece y el respeto que se merece, porque es la máxima representación del deporte salvadoreño a nivel internacional. Por ende, tanto la institución como el presidente merecen tener el protagonismo con la alta competencia; eso sí, no puede haber alta competencia sin una base. Dije que el divorcio se acabó porque en mí está la entera voluntad de trabajar por la alta competencia. Mi abrazo y estrechón de mano fue sincero, porque nosotros queremos que esto perdure y, para ello, se debe crear un plan estratégico a largo plazo. Obviamente, habrá discusiones y desacuerdos, pero eso será en el camino a construir ese manual donde cada quien establezca las responsabilidades de cada entidad. Eso sí, cada institución deberá respetar las jerarquías que tiene cada una. Yo no creo que vaya a existir conflicto o problemas con el COES.

-¿Hay posibilidades de que para el próximo año el COES reciba nuevamente dinero del INDES?

Sí, yo no le veo problema a esa parte. Eso sí, hay que analizar ese aporte y la cantidad, porque no puedo decir ‘la chequera está abierta’. Lo que sí quiero dejar claro es que no necesariamente el dinero para la alta competencia se le entregará al COES y ellos decidirán qué hacer, porque el dinero es responsabilidad de nosotros y debemos ser cuidadosos con la ejecución presupuestaria.

-El tema de los estímulos ha sido un dolor de cabeza para los atletas, debido al instructivo que se creó hace 10 años. ¿Cómo harán para entregar a tiempo el dinero a los atletas?

A mí ese manual no me parece, hay que cambiarlo y está obsoleto. Yo averigüé que los estímulos estuvieron al día hasta mayo, no he revisado personalmente y por ello pregunté. Pero, aún así, estando hasta mayo, estamos atrasados, porque ya estamos en julio y los atletas tienen que comer, tienen que mantenerse, tienen que entrenar, tienen que comprar suplemento y tienen que llegar a la práctica deportiva.

Entonces, yo considero que ese instructivo está mal, porque el estímulo no debe entregarse al final de mes, sino que antes o al inicio para que los atletas tengan las garantías económicas y puedan cumplir sus labores. Entonces, nosotros tenemos pensado hacer una curva ascendente que empiece en los Juegos Centroamericanos y culmine en los Juegos Olímpicos. De esa forma, el estímulo irá subiendo de acuerdo a los juegos al que el atleta clasifique, porque las exigencias van cambiando de acuerdo a la justa deportiva y a los rivales que se enfrentan.

-Entonces, ¿cambiarán el mecanismo que establecía el monto del estímulo de acuerdo a la medalla que el atleta ganaba?

Es que eso está bien, pero le falta. Hay que pulir esa idea, porque se puede manejar una bolsa de premios por algo que el atleta logró (medalla), pero otra cosa es su preparación. O sea, ¡bravo!, que ganaste una medalla de oro, plata o bronce, pero, ¿cómo llegaste hasta ahí? Entonces, creo que son dos cosas diferentes: primero está la preparación, en la que el INDES debe acompañarte de acuerdo a las exigencias, de la competencia a la que se aspira llegar, y luego está el incentivo por haber logrado una medalla. Para mí, el estímulo debe ir antes de una competencia del Ciclo Olímpico, de acuerdo a la planificación con los gestores deportivos y las federaciones. Luego, si el atleta gana la medalla, se le premia; pero viene una segunda evaluación para ver cómo está su proyección con miras a la siguiente competencia del Ciclo Olímpico. Ahí se le diría al atleta que, en ese lapso, la inversión será mayor y, si consigue medalla, se le dará un premio adicional; porque nunca es suficiente lo que el atleta recibe para mantener su entrenamiento. Además, tener un premio por alcanzar algo, siempre es determinante para conseguir algo.

-¿Entonces la inversión en los atletas de alto rendimiento será grande?

Es que yo se lo dije al Comité Directivo del INDES, mi intención es que el atleta de alta competencia pueda vivir de esto, que se pueda mantener de esto; incluso, podemos tener un salario o una bonificación económica para aquel atleta que llegue a los olímpicos y nos regale una medalla; o sea, ¡que viva de esto!

-¿Podría crearse, a futuro, una pensión para los atletas que le hayan dado glorias al país?

Eso podría ser, pero no puedo ahondar en eso y sería irresponsable contestar, porque primero tenemos que ver hasta dónde llega la cobija. Porque, si bien nos han dicho que nos darán 36 millones, a partir de 2020, estamos esperando que nos alcance para todo lo que hay que hacer.

-¿Cómo harán para distribuir esos 36 millones que recibirán a partir del próximo año?

A mí no me cae mal cómo la administración anterior había dicho que el 50 % era para el desarrollo deportivo y el otro 50 % para lo administrativo; pero el problema es que ellos, en el desarrollo deportivo, decían que el entrenador y los que ejecutaban ese plan debían ir en lo administrativo; entonces, las federaciones a veces se veían apretadas al distribuir su presupuesto. Por ello, nosotros tenemos un planteamiento amigable, porque no podemos lanzar un instructivo sin antes hablar con las federaciones. Y es que no es lo mismo viajar con un deporte de conjunto que uno individual; por eso debemos ser sensibles y escuchar a las federaciones, porque ellos nos van a explicar cómo funcionan sus deportes y nosotros, como administradores, veremos que el uso de esos recursos sea eficiente.

-Eso sí, el incremento al presupuesto obedece a que el deporte forma parte del Plan Control Territorial en su Fase 2

Claro, porque el deporte es transversal y trabajará con Salud, Educación, Turismo y Gobernación. Y es que queremos que las federaciones se descentralicen y lleguen a más territorio para que contribuyan a la prevención y recreación de la población, que es la base para que nazcan nuevos atletas.

-¿Exigirán a las federaciones que en su presupuesto incluyan una parte de prevención de violencia?

Olvidémonos de que las federaciones elaborarán sus presupuestos solas, nosotros vamos a apoyar a la construcción de ese presupuesto. De esa forma, juntos podemos hacer que las federaciones tengan mayor presupuesto del que tienen actualmente, porque vamos a conocer de primera mano las necesidades que tienen.

-Si hablamos de infraestructura, ¿cuál es el escenario deportivo que urge de una intervención?

Para mí la Villa Centroamericana, porque ahí se quedan todos los atletas que vienen del interior del país; además, no se puede remodelar, y al arquitecto que me diga que sí le regalaron el título. Porque es triste salir del lugar de residencia y llegar a un lugar en donde estarás en condiciones lamentables. Y es que la vida de un atleta no es sencilla, por eso lo primero que debemos hacer es la construcción totalmente nueva de la Villa CARI, luego la remodelación del Hotel del INDES y mejorar la parte de dieta alimenticia para los atletas. Porque los dos puntos importantes en el inicio de un atleta son medicina deportiva (nutrición, medicina general, rehabilitación y psicología) y el otro punto es la musculación, porque queremos competir con Panamá, Belice y México, pero estamos todos flaquitos y débiles; además, no tenemos un biotipo como el caribeño, que nace con músculos.

-¿Cómo será la a relación INDES-FESFUT?

Me he reunido en varias ocasiones con Hugo Carrillo, presidente de la FESFUT, incluso me reuní con el presidente de la Primera División, y les he dejado claro que el Gobierno no girará dinero a ambas instituciones hasta que no veamos un claro cambio en el sistema deportivo de nuestro país. Pero eso no quiere decir que no vayamos a invertir en el fútbol, que es el deporte más popular del país. En las reuniones, Carrillo me manifestó que no están interesados en recibir dinero del Gobierno, así que en ese punto estamos de acuerdo en que el dinero no se les dará ni ellos están llorando porque les demos. A la Primera División les dijimos lo mismo que, si no vemos un cambio real, no habrá ayuda, porque todos los años vemos que los equipos tienen problemas para inscribirse, unos no tienen estadio y hasta he visto menos afición. Entonces, ¿para qué el Gobierno invertirá dinero ahí si no ve un cambio real y a los meses vuelve a pasar lo mismo? Eso sí, a nosotros sí nos interesa apoyar al fútbol porque es el deporte rey, pero en particular nos interesa el fútbol playa; incluso, desde que Nayib (Bukele) ganó, nosotros empezamos a negociar con Beach Soccer directamente –sin pasar por la FESFUT– para traernos el torneo clasificatorio de fútbol playa para los Primeros Juegos Mundiales de Playa y lo conseguimos. También, el lunes (hoy) revelaremos cómo será el apoyo que recibirán los jugadores de fútbol playa –tanto femenino como masculinos– directamente desde el INDES.

-¿Entonces no habrá una relación con la FESFUT?

Es que yo le dije a Hugo Carrillo que nos interesa la base del fútbol, porque acá no hay base ni formación y por ello se recurre a agarrar lo mejor que se encuentra. Entonces, ahí entrará en juego el convenio con La Liga Española, ya que crearemos no menos de 262 escuelas de fútbol a nivel nacional. También le dije al presidente de la FESFUT que yo no soy sabio, pero considero que podemos competir un poco mejor en la eliminatoria rumbo a Qatar 2020. ¿Cómo?, nosotros estamos a punto de lanzar con la Cancillería un programa para repatriar a los hijos de los salvadoreños nacidos en el extranjero que quieran jugar con nuestra selección. Ya luego será cosa de la FESFUT y del entrenador escoger a los que considere adecuados.

-¿En la reunión con la Primera División se le aclaró cómo era el mecanismo de patrocinio del INDES a la Copa El Salvador?

No quiero decir ni sí, ni no; porque no conozco bien la dinámica de ese torneo, pero hay que analizarlo. Lo que sí tengo claro es que todo lo que hagamos debe tener un sentido de ser, pues de lo contrario vamos a estar botando el dinero.

-Su nombramiento es ad honorem, ¿qué pasará con el sueldo que no devengará durante cinco años?

Se destinará en beneficio de los atletas salvadoreños y del deporte en general. Así como el dinero para pago de periodistas y, además, revisaremos toda designación presupuestaria para sacarle el mayor provecho.

-Para finalizar, ¿era un anhelo, deseo o aspiración personal llegar a la presidencia de una institución deportiva nacional?, tomando en cuenta que hace unos años buscó ser presidente del COES

Yo digo que los tiempos de Dios son perfectos, porque me han pasado muchas cosas en la vida, pero al final he dicho ‘Dios sabe cómo hace las cosas’. Ahora bien, con lo del COES, yo no quería ir por la presidencia del Comité Olímpico, pero se me acercaron 13 federaciones deportivas para que me postulara como candidato; yo les pedí tiempo porque en ese momento empezaba a crecer en la FIBA y tenía unos compromisos administrativos grandes. Además, en ese entonces era presidente del IMDER, eso demandaba mucho trabajo por el ser el deporte de la capital y los ojos estaban puesto en ver qué era capaz de hacer. Al final, les dije que no me postularía, pero dos días antes de la elección se me vuelven a acerca 16 federaciones, porque no había nadie más que compitiera con Eduardo Palomo y, si eso pasaba, se iba a entender que había un 100 % de apoyo a Eduardo.

Al final acepté y obviamente no iba con la cara de derrota, sino que dije ‘está bien, son 16, que se nos unan seis más y voten por nosotros, para ganar’. Al final no gané, pero estoy seguro de que hubiésemos trabajado para generar cambios que se pedían. Pero no haber ganado me dio tiempo y me llevó a cargos que jamás pensé lograr en el baloncesto internacional. Y, ahora, Dios me dio la oportunidad, a través de Nayib, de ser presidente del INDES y poder tener el músculo para hacer historia.

Ver también

¡VERDES!

Santiago Leiva @DiarioCoLatino Dicen que el perico donde quiera es verde y Santa Tecla tendrá …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.