web analytics
Página de inicio » Editorial » Las banderas de la derecha

Las banderas de la derecha

La derecha política, empresarial y mediática, mantiene tres ejes en su campaña para desprestigiar a los Gobiernos del FMLN, y con ello, dar un “golpe suave” al presidente Salvador Sánchez Cerén, o debilitar hasta donde sea posible al partido FMLN de caras a las elecciones de 2018 y 2019, y obtener la presidencia nuevamente.

De ahí que la derecha salvadoreña no se aparta de su guión: hacer creer a la ciudadanía salvadoreña que los Gobiernos del FMLN son los corruptos; que los Gobiernos del FMLN son los despilfarradores, y que los Gobiernos del FMLN no saben administrar.

Y si los salvadoreños hubieran sido persuadidos de que todo aquello es verdad, seguramente los llamados a marchas y concentraciones que intentó hacer la derecha para pedir la destitución del Presidente Salvador Sánchez Cerén hubieran sido acatadas por el pueblo.

Pero no, el pueblo es cauto y sabio, y conoce el contexto Latinoamericano, de los ataques que las derechas criollas y el imperio mantienen contra los gobiernos de izquierda, y los gobiernos resisten, sobre todo, porque tienen el apoyo popular.

El único país en el que la derecha y el imperio puede cantar victoria más recientemente es Brasil, porque lograron darle el golpe de Estado a la Presidenta Dilma Rousseff.

En El Salvador, ni las concentraciones lograron realizar. Primero, porque el pueblo, el que tiene experiencia de lucha de calle, no se los ha permitido, y porque, el pueblo no cree lo que la derecha denuncia y reproduce por los medios de comunicación.

Porque el pueblo conoce de la historia de los 20 años de gobiernos areneros: gobiernos en los que se instauró una verdadera cultura de la corrupción; del manejo patrimonialista del Estado para favorecer a los grupos oligarcas; se instauraron los mecanismos para la evasión y la elusión fiscal.

El economista Salvador Arias, en un libro sobre la corrupción de los 20 años ha establecido que dicha corrupción sobrepasa los 30 mil millones de dólares.

En un álbum de la corrupción, del Equipo Maíz, al tomar una cuarta parte de los más de 150 casos que el primer Gobierno del FMLN denunció ante la Fiscalía General de al República, establece más de cuatro millones de dólares producto de la corrupción.

Esta es la realidad que la derecha salvadoreña quiere que los salvadoreños olviden, y para ello, ha enarbolado las banderas de la lucha contra la corrupción, el despilfarro y la mala administración.

Por supuesto, para ello se valen de la repetición de los mensajes a través de sus medios y sus voceros y analistas que siguen el guión al pie de la letra.

Pero el pueblo sabe donde están y quienes han sido los verdaderos corruptos. El pueblo sabe de los sacrificios y los ahogamientos que le han impuesto a este segundo Gobierno del FMLN, y a pesar de todo, el país continúa el rumbo fijado en el Plan Quinquenal, garantizando los programas de bienestar social.

Ver también

En los 199 años de la independencia patria

El discurso del presidente de la República, Nayib Bukele, en el marco de los 199 …