web analytics
Página de inicio » Nacionales » Hogar de la familia Chacón: La Bethania de Monseñor Romero
Diferentes organizaciones religiosas y sociales presentan el libro “La Betania de Monseñor Romero”, que es un testimonio de amistad entre las hermanas Chacón y el obispo mártir. Foto Diario Co Latino/Alma Vilches.

Hogar de la familia Chacón: La Bethania de Monseñor Romero

Alma Vilches
@AlmaCoLatino

“Desde 1963 el hogar de la familia Chacón, en la colonia Las Delicias, Santa Tecla, se convirtió para Monseñor Romero en su Bethania, donde se alojó muchas veces, encontraba paz familiar y amor sincero”, así relató Leonor, una de las hermanas Chacón, quien mantuvo por varios años una estrecha relación de amistad con el obispo mártir.

Durante la presentación del libro “La Betania de Monseñor Romero”, Leonor narró que lo conoció a través de su novio Raúl, pues le había hablado del sacerdote que le dio refugio en su parroquia, así que ella le escribió para preguntarle si podía casarlos en 1963, desde esa fecha les visitaba y esquivaba las preocupaciones por su seguridad, prefería no hablar de política.

“Dios nos bendijo con la amistad de Monseñor Romero, desde el día de nuestra boda se sentía, tan feliz, que nos consideraba su nueva familia. Decía que esta casa era su Bethania y que aquí le daban ganas hasta de quitarse los zapatos, pues se sentía acogido, y tratábamos de darle gusto en todo, cada vez que venía mi madre le preparaba con mucho cariño sus frijolitos volteados”, detalló.

Asimismo, recordó que cuando llegaba a cenar se sentaba en su silla, una especial para él, en la mesa comía rodeado de su padre y hermanos, era de reír y reír, ya que le contaban chistes de pericos, locos y borrachitos, él gozaba y hasta se quitaba los lentes para reír mejor. Su hermana Elvira y su hermano Ángel ponían en la grabadora valses, y Monseñor sentado en el sofá los veía que empezaban a bailar en toda la sala.

“Aquí se sentía feliz, para él como un oasis, todavía en los días más difíciles no dejaba de visitarnos y siempre contento, la última vez que vino fue el 8 de marzo de 1980, días antes de su muerte. Vino como a las 6 de la tarde y mi hermana Elvira bien asustada le pregunta, con quién viene Monseñor, y él respondió, vengo solo, yo no quiero que se enlute otro hogar”, manifestó Leonor.

Durante los 17 años que Monseñor Romero convivió con la familia Chacón, fueron motivo de tanta alegría, tuvieron muchos testimonios positivos de su humildad, era comprensivo y muy humano, siempre llegaba a la casa con su acostumbrado saludo, apenas asomaba la cabeza y exclamaba “se puede o no se puede”, por supuesto que siempre se podía.

Leonor y Elvira Chacón, mantuvieron con Monseñor Romero una amistad por 17 años, el hogar de esa familia lo llamaba “Mi Bethania”. Foto Diario Co Latino/cortesía

Chacón expresó que cuando se trataba de algo serio o no le parecía, se enojaba, una vez le llamó la atención a su hermana Elvira porque no le gustaba que cuando él llegaba de visita les decía a la gente por teléfono que Monseñor estaba en la casa, ella le pidió perdón y se puso a llorar, entonces, se subió a su carro y se fue, pero a las 2 horas regresó y la llamó con mucha humildad diciéndole “perdóname Elvira, soy un malcriado y grosero”, y ella lloraba más al ver la humildad con la que le habló.

“Desde que Monseñor vino a esta casa fue una bendición como cuando Jesús entró a la casa de Martha y María, en Bethania, decía esta casa es mi Betania. Cada 9 de noviembre siempre celebramos el aniversario de bodas con la familia, a veces él nos acompañaba; también decía que siempre venía a la casa, porque nos tenía mucho cariño y sé que ustedes a mí también”, afirmó.

Actualmente, en la casa de la familia Chacón, aparte de todos los gratos recuerdos vividos con San Romero, hay un santuario apoyado por la iglesia católica y el Ministerio de Turismo, donde hay una reliquia, una camisa y una sotana blanca que siempre llevaba, fotografía de la familia con él, recortes de periódicos de un día después que lo mataron, fotos de cuando Monseñor Romero tenía 10 años, así como con la familia que lo acogió por 17 años, libros, catecismos y todo lo que ocupaba cuando los visitaba.

El libro “La Betania de Monseñor Romero” fue presentado por la Fundación Hno. Mercedes Ruiz (FUNDAHMER), las Comunidades Eclesiales de Base, la Comunidad Mons. Romero de Cripta de Catedral, el Servicio Internacional de Solidaridad (SICSAL) y la Coordinación Ecuménica (CEIPES).

Ver también

Pelé hospitalizado en Sao Paulo tras presentar algunos malestares

TeleSUR Edson Arantes do Nascimiento, mejor conocido como Pelé, uno de los mejores futbolistas en …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.