web analytics
Página de inicio » Internacionales » Guerra comercial revierte la bonanza de los Estados Unidos

Guerra comercial revierte la bonanza de los Estados Unidos

Washington / AFP

Douglas Gillison

El déficit comercial de Estados Unidos creció a su mayor cantidad en 19 meses revirtiendo la bonanza del mes previo pese a que empeoraron las disputas comerciales entre Washington y Pekín.

La caída de exportaciones de autos y el aumento en el precio del petróleo impulsaron en junio la brecha, dijo el viernes el Departamento de Comercio.

Estados Unidos también aumentó sus déficits con China, Unión Europea, Canadá y México. Esos cuatro socios comerciales respondieron con medidas de represalias a los aranceles de importación que les impuso el presidente Donald Trump.

Poco antes de divulgarse los datos, Pekín advirtió que se propone imponer nuevos aranceles a productos estadounidenses por 60.000 millones de dólares. Esa decisión fue tomada en respuesta a los planes de Trump de elevar los aranceles a productos chinos importados por 200.000 millones de dólares.

Inmediatamente la Casa Blanca calificó de “débil” la amenaza china. Larry Kudlow, principal asesor económico de Trump, advirtió a China que “es mejor no subestimar” la determinación del presidente en el conflicto comercial.

En junio el déficit comercial estadounidense en bienes y servicios fue de 46.300 millones de dólares, con una caída de 0,7% (213.800 millones) en las exportaciones y un aumento en las importaciones del 0,6% (260.200 millones).

El aumento del déficit es superior al previsto por los analistas, que lo habían estimado en 45.600 millones después de que en mayo fuera de 43.100 millones.

Este resultado podría pesar en la revisión del nivel de crecimiento del segundo trimestre que fue de 4,1% y resultó la tasa trimestral más alta en casi cuatro años.

En mayo, importadores chinos procuraron aprovisionarse en Estados Unidos de crudo y soja ante la inminente aplicación de aranceles y eso condujo a reducir el déficit comercial e impulsar el crecimiento del PIB entre abril y junio.

En junio las exportaciones de soja estadounidense siguieron subiendo pero cayeron los de embarques autos, aviones y artículos farmacéuticos.

“Se viene una gran declinación” en el tercer trimestre, advirtió el analista Ian Shepherdson de la firma Pantheon Macroeconomics. Estimó que la brecha se ensanchará a razón de 3.000 millones de dólares por mes.

Exportaciones y dólar fuerte

“Las exportaciones aumentarán en el trimestre pero el sólido aumento de la demanda doméstica elevará más rápidamente las importaciones”, dijo Shepherdson en una nota a sus clientes.

Trump considera que las guerras comerciales son “fáciles de ganar” y puso en el centro de su agenda proteccionista el déficit bilateral con China, que subió a 32.500 millones de dólares.

Sin embargo empresarios e incluso miembros de su partido Republicano temen que la pelea entre las dos mayores económicas del mundo se salga de control.

Entretanto, Estados Unidos redujo su déficit con Japón pero eso se dio en el marco de una declinación general de los intercambios entre la primera y la tercera economía del mundo.

El precio promedio del barril de petróleo importado llegó a 73,60 dólares, el valor más alto desde diciembre de 2014. En consecuencia, el monto de las importaciones estadounidenses de crudo en junio subió a 19.600 millones de dólares, la cifra más elevada en tres años y medio.

Pero también el alza del barril elevó las exportaciones estadounidenses de crudo, las cuales llegaron a la cifra récord de 20.400 millones de dólares.

Mientras la Reserva Federal aumenta gradualmente sus tasas de interés, el dolar se fortalece sin pausa desde abril tornando así más caras las exportaciones estadounidenses.

Las exportaciones de bienes de capital como aviones y maquinas cayeron junto a las de productos farmacéuticos y de joyería.

Empero la creciente economía estadounidense, que demanda más bienes de consumo y suministros industriales, importó casi 3.000 millones de dólares más en petróleo y medicinas.

Oxford Economics dijo que el creciente enfrentamiento comercial entre Pekín y Washington torna difícil prever el futuro.

“Nuestros modelos indican que una guerra comercial con China tendría una clara implicación negativa para la economía de Estados Unidos” dijo ese centro de análisis en una nota de investigación.

 

Ver también

Un PT desafiante inscribe la candidatura del encarcelado Lula

Brasilia / AFP Jordi Miró El Partido de los Trabajadores (PT) inscribe el miércoles en …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: