web analytics
lunes , 16 octubre 2017
Inicio » Opiniones » Enero en la memoria para construir un pais mejor

Enero en la memoria para construir un pais mejor

Licda. Norma Guevara de Ramirios
@guevara_tuiter

Muchos acontecimientos esperanzadores han tenido lugar en este mes de enero. Quiero referirme a uno de ellos que inevitablemente vincula a los demás. El Seminario Internacional sobre el Pensamiento de Schafik Hándal en el Siglo XXI desarrollado por el Instituto Schafik Hándal y el Centro de Estudios de El Salvador entre el  23 y 25 de enero. El evento se desarrolla en el marco del IX aniversario de la desaparición física de  Schafik, clinic un patriota y líder indiscutible de la izquierda salvadoreña, advice un  revolucionario  abanderado de la democracia, sildenafil la justicia social y la soberanía nacional.

Desde el cono Sur, el Caribe y Centroamérica, intelectuales y militantes revolucionarios acompañaron la reflexión sobre la vigencia de las ideas y del ejemplo que Schafik  aporta  a la lucha actual y futura de nuestros pueblos en la edificación de una Latinoamérica nueva. Entre ellos los cubanos Roberto Regalado y Orlando Cruz, el boliviano Hugo Moldiz, el brasileño Ricardo Gebrin,  el colombiano Marcelo Caruzo, el uruguayo Aram Aharonian y muchos otros y otras.

El seminario fue antecedido por la  tribuna de rendición de cuentas que el partido dedica a Schafik cada aniversario de su fallecimiento. Los alcaldes del FMLN, diputados y diputadas del Parlamento Centroamericano, la fracción legislativa y la dirección del Partido informan al pueblo  los logros  alcanzados; porque el mayor tributo a un  Líder como él, es trabajar en favor de la gente, defender sus intereses, entender y atender las necesidades de los segmentos más vulnerables. El pueblo y su sed de justicia fueron inspiración, motivaron su fecunda actividad política y teórica hasta el último día de su vida física.

La mañana del  24 de enero  rendimos homenaje  a Schafik, en el mausoleo  donde descansan sus restos, con  guardia de honor, cantos y flores. Sabemos que permanece con nosotros en la lucha, en los logros y avances de nuestro país y de pueblos hermanos. En esta ocasión  el Presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén y el Vice Presidente Oscar Ortiz acompañaron a la militancia  en el cementerio los Ilustres, lugar en el que el año pasado nos comprometimos a  ganar la Presidencia de la República por segunda vez. Podemos afirmar entonces, que hemos cumplido y estamos cumpliendo al dedicar los mayores esfuerzos  en favor de nuestro pueblo.

Schafik  nos vincula a otras luchas: a) La insurrección de  1932  en la cual los pueblos indígenas se alzaron reclamando sus tierras;  sólo que esta vez, esa conmemoración de la insurrección y el subsecuente genocidio perpetrado contra nuestra población campesina e indígena, está acompañada de un acto de justicia: la aprobación de la reforma constitucional que reconoce los derechos de los pueblos indígenas; b) la marcha gigantesca del 22 de enero de 1980 convocada por la Coordinadora Revolucionaria de Masas constituida el 11 de enero del mismo año, levantando un programa de cambio, que fuera reprimida por la dictadura; y c) La firma los Acuerdos de Paz el 16 de enero de 1992, que dieron un vuelco a la historia de nuestro país.

La jefatura de la negociación por parte del FMLN fue encomendada a Schafik Hándal por la comandancia General; duró dos años y contó con la intermediación de la ONU. Justamente para celebrar y revalorar semejante gesta del pueblo nos visitó el Secretario General de la ONU, don Ban Ki Moon y compartió la importancia que este acontecimiento tuvo en la  propia organización internacional. La Paz es valiosa, la Paz es posible, nos ha dicho el Secretario General de la ONU al invitarnos a mantener el espíritu de  la Paz, pues somos vistos como un pueblo con capacidad de comprometerse con esa causa tan noble y necesaria en un mundo lleno de conflictos.

Por eso se puede afirmar que los salvadoreños requerimos autoafirmarnos como pueblo capaz de dar soluciones a sus problemas usando el diálogo y poniendo por encima de todo el interés del pueblo. Para esa autoafirmación, el FMLN como principal fuerza política debe fortalecerse con un conocimiento, estudio y recreación del pensamiento y práctica transformadora que caracterizó a Schafik Hándal. Ese espíritu está presente en los avances logrados en el segundo mandato presidencial que el pueblo dio al FMLN, el método de incluir, escuchar, abrirse a la cooperación de diversos sectores está dando buenos resultados, los vemos en el Plan Quinquenal, el Plan de Seguridad y Convivencia, en acuerdos sectoriales como el del Café y otros.

Debemos felicitar el surgimiento del Centro de Estudios de El Salvador (CES) y el relanzamiento del Instituto Schafik Hándal; el cumplimiento de la misión que se han establecido, ayudará  para llevar adelante los cambios en nuestro país con claridad y certidumbre de que podemos y vamos a salir adelante.

A %d blogueros les gusta esto: