web analytics
Página de inicio » Opiniones » Egofrenia maligna y su expresión histórica

Egofrenia maligna y su expresión histórica

JOSÉ GUILLERMO MÁRTIR HIDALGO

El estadounidense Paul Levy es un sanador de heridas en la práctica privada, profundamente inmerso en el trabajo de Carl Gustav Jung. En el artículo “El virus wetiko: una egofrenia maligna” señala una enfermedad psico espiritual1, que se externa en el comportamiento autodestructivo del ser humano. Esta psicosis colectiva es una egofrenia maligna, es decir, una manifestación egoica maligna. Es una enfermedad psicológica que los nativos norteamericanos conocen con el nombre de wetiko, la cual es la raíz de la crueldad de la humanidad.

Levy explica que el virus wetiko se encuentra encarnado en la psique. Opera de manera inconsciente manejando nuestras percepciones para actuar a través nuestro. De esta manera, las personas son ajenas a su propia locura y son obligadas a actuar en contra de sus intereses2. No reconocer la existencia del germen wetiko permite que la infección psíquica actúe sin restricciones.

Los eventos en el mundo exterior son reflejo de las condiciones profundas de la psique humana. La egofrenia maligna o wetiko, es una enfermedad de civilización. La civilización moderna sufre del dominio excesivo de la mente racional o intelectual que nos desconecta de la naturaleza, de la empatía y de nosotros mismos. Wetiko opera en múltiples dimensiones simultáneamente: entre nosotros (interpersonal), dentro de nosotros (intrapersonal) y colectivamente (como especie). Las personas afectadas con este virus consumen la fuerza vital de otros para ganancias y fines privados, sin devolver algo de sus propias vidas. Un wetiko toma y consume sin devolver nada. Esto porque no puede ver la humanidad en los demás, debido a que no está en contacto con su propia humanidad.

El autor denuncia que nuestra locura colectiva es tan generalizada, se ha invisibilizado, es decir, se ha normalizado. La pérdida de conexión con su corazón y su alma, hace de los wetikos “maquinas” eficientes dedicadas a preservar y servir a un “Estado” patriarcal, militar y autoritario. La inconsciencia de su forma destructiva niega la conciencia. No reconocer el espectro de nuestra propia sombra, ha vuelto a los wetikos con un ansia insaciable por un consumo rabioso, obsesivo y compulsivo.

Los grandes wetikos controlan las palancas del poder, administrando nuestras percepciones a través de los motores de propaganda de los principales medios corporativos. El sistema financiero es una revelación de la enfermedad wetiko. La economía está diseñada por unos pocos, quienes utilizan su creación para manipular la psique humana. El sistema financiero global está basado en la deuda exponencial que nunca se puede pagar.

La raíz de la enfermedad wetiko está en la proyección de la sombra. Y cuando la proyección de la sombra ocurre en masa, a través del inconsciente compartido del colectivo, se manifiesta colectivamente como epidemias psíquicas autodestructivas. Los wetikos niegan que se encuentren en un estado de negación y huyen continuamente de sí mismos, por lo que se vuelven esquizoides y se disocian de sí mismos. No se relacionan con los demás como seres autónomos e independientes, sino como peones para ser utilizados como medios para sus propios fines egoístas.

Las culturas dominadas por wetikos tienden a organizarse en torno al patrón del “patriarcado negativo” expresado en dominación sobre los demás. Los grandes wetikos, depredadores maestros en posiciones de poder, nunca podrían salirse con la suya sin “la gente amable” que se los permite. Ver la naturaleza diabólica de la enfermedad implica darse cuenta de que es la mente de dualidad bifurcante nosotros-ellos, la que divide el mundo en opuestos y es la raíz generativa del germen wetiko.

EJEMPLOS HISTÓRICOS

Ejemplos históricos de esa egofrenia maligna a nivel colectivo se encuentran en el libro “Cómo nos robaron la salud, el dinero, el amor… y el tiempo”3. El periodista independiente y escritor español de origen vasco, Rafael Palacios narra que el uso del dinero para crear dinero, es decir, la usura fue considerado un delito en todas las religiones, menos en una, el judaísmo. Considera que la causa de muerte de Jesús fue haber expulsado de la sinagoga a los rabinos, que intercambiaban la moneda romana por el uso de la sinagoga. Afirma que el calendario cristiano está unido al judaísmo, pues son los rabinos quienes dictan la fecha de la Semana Santa en función de eventos astronómicos. Los libros escritos sobre la vida del profeta Jesús fueron censurados por el propio papado. El Concilio de Nicea -comandado por el Emperador Constantino- dejó solo cuatro que se convirtieron en la Historia Oficial sobre su vida.

Con la caída del Imperio Romano, la facultad de acuñar moneda paso a manos del papa. La Regalía era el privilegio que daban los papas a los Reyes de emitir moneda. De “Regalía” quedó el vocablo “Regalo”. Anteriormente el “Presente” era el obsequio que uno entregaba a otra persona. Por tanto, el privilegio de la emisión de dinero nos robó el presente.

La Orden del Templo del Rey Salomón, Los Templarios terminaron adoptando la idea de la usura. Difundieron las primeras letras de cambio y adquirieron inmenso poder. De las ruinas de los templarios se originaria la masonería, ambas sociedades secretas fueron creación judía. La moneda sumeria “Shekel” es la moneda del Estado de Israel. El Shekel se usaba para pagar los rituales sexuales en honor a la diosa Inana-Ishtar. Y en nuestra época, cada veintiuno de julio los magnates de las finanzas, política y espectáculo se reúnen en el Bosque Bohemia, California, para honrar al Dios “Moloch”. Muy cerca de allí, en la ciudad de San Francisco, se originó el movimiento a favor de la homosexualidad en los años sesenta.

Los prestamistas guardaban oro y otros metales preciosos en sus cajas, viendo que sus clientes no lo sacaban comenzaron a emitir “vales” con el nombre de “billetes”. El golpe final para apropiarse de la emisión de moneda fueron las guerras. A través de ellas los Estados se endeudan. Los bancos les prestan dinero y acaban quedándose con la deuda ciudadana, por lo que obligan a los Estados a aprobar leyes. Las banderas falsas, simulación de ataques extranjeros para generar guerras, son los mejores pretextos para crearlas.

Los propietarios de los medios de comunicación pueden modificar la percepción y la realidad de los ciudadanos, pintando como ogros a los “enemigos”. La “Ingeniería del Consentimiento” es la alteración de la percepción del bien y del mal a través de la manipulación de la información. La creación artificial de un enemigo ha sido la táctica histórica para generar cambios, introducir políticas de control y dominación de la población. Una tesis frente a una antítesis para llegar a una síntesis, la filosofía de Hegel, se aplica para producir determinados cambios: hay que generar su antagonista para propiciar los cambios deseados.

El verdadero origen de la izquierda y la derecha fue la división entre la masonería liberal y la masonería conservadora. Y no la división del parlamento francés entre progresistas jacobinos y conservadores girondinos. Los masones reconocen su participación en la creación de los partidos políticos. Las organizaciones fantasmales llamadas “terroristas” son “el enemigo” en las sociedades modernas. La masonería es inductora de algunas de ellas igual que los servicios secretos de los Estados miembros de la OTAN, quienes a través de la “Operación Gladio” pretendían crear miedo entre la población a un hipotético gobierno de izquierda.

El negocio de la droga se ha relacionado con elites de sangre azul desde el siglo diecinueve. En los años sesenta, la estrategia de prohibir la droga fue adecuada para convencer a una generación insumisa y revolucionaria que su ingesta era signo de liberación. El hipotálamo fabrica las respuestas emocionales. Cuando sentimos una emoción el hipotálamo descarga péptidos, secuencias de aminoácidos que se convierten en neuro hormonas, que provocan hábitos de pensamiento e inducen nuestra manera de comportarnos. Las emociones son fabricadas por los medios de comunicación, por tanto, dirigen nuestra manera de actuar. La información que consumimos nos da forma. Quien controle aquella información que consumimos estará conformando nuestra realidad. La información que recibimos de los medios condiciona nuestra manera de ver la realidad.     

El cerebro emite ondas electromagnéticas dependiendo del estado de ánimo. Por tanto, quien controla el espacio electromagnético controla el mundo. Con ese fin José Manuel Rodríguez Delgado introdujo una sonda en el cerebro y Ross Adey miniaturizo emisores insertados en él, a la vez, el Proyecto HAARP se afana en el campo de las ondas electromagnéticas. A través de ondas de baja frecuencias se puede controlar la mente. Asimismo, los Programas MK-Ultra y Monarca pueden lograr el control mental de un individuo a través del trauma. Evidentemente esta de fuera duda el control de las mentes por medio de las religiones.

Es un hecho comprobado en la historia crear crisis artificialmente para conseguir efectos políticos, así, nazis y judíos colaboraron en la creación del Estado de Israel. Y el Holocausto ha sido la base de su financiación. En otro punto, bajo el capítulo trescientos veintidós de los illuminati, la familia Russell creó Skull and Bones dentro de la Universidad de Yale. Muchos políticos que han manejado la Casa Blanca han pertenecido a ella. Además el Informe Iron Mountain de la Fundación Rand (1959) sugería detener la multiplicación de la raza humana, para ello serían estimulados el divorcio, el aborto, la homosexualidad y el movimiento feminista.

El descubridor del ADN, Francis Crick aseveró que la vida no llegó en un cometa al azar. La tradición sumeria habla de Dioses que llegaron a la tierra de Nibiru y crearon un ser a partir del homínido existente. De igual forma el espacio no es vacío, está sumergido en un campo magnético muy concentrado que constituye una fuente de energía libre. Palacios dice que nos han ocultado la existencia de otras civilizaciones. Las explosiones nucleares convocaron a razas estelares y en 1952, el gobierno de Eisenhower tuvo contacto con alguna de ellas. La elite decidió ocultar su existencia a la población, creando el comité Majestic Jehová 12 (MJ-12), quien capitalizó los “secretos de Estado”. Asimismo, expertos en aeronáutica del Área 51, han realizado ingeniería inversa en naves extraterrestres siniestradas. Así maestros, conocimientos y tecnologías que podían ayudar a liberar al ser humano han sido censurados. Palacios sostiene que el corazón humano está conectado al cosmos a través de la resonancia Schumann. Por tanto, es el sentimiento y no el cerebro, el que hace que las frecuencias con que funcionan órganos y sistemas trabajen coordinadamente.


1. Levy, Paul. El virus wetiko: una egofrenia maligna. En: https://www.bibliotecapleyades.net/vida_alien/alien_archons17.htm

2. Disipando wetiko: resumen del libro. En: https://www.awakeninthedream.com/dispelling-wetiko-book-summary/

3. Palacios, Rafael. Cómo nos robaron la salud, el dinero, el amor…y el tiempo. En: academia.edu/3471421/como_nos_robaron_la_salud_el_dinero_el_amor…_y_el_tiempo_Rafael_Palacios

Ver también

¿En qué se parece el país con el de hace 43 años?

Licenciada Norma Fidelia Guevara de Ramirios Hace 43 años, para imponer en el país -contra …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *