web analytics
Página de inicio » Nacionales » Comunidades exigen suspensión de inhumaciones en cementerio sin permiso ambiental
El representante de la junta directiva comunal, Mauricio Vides, junto a vecinos protestan por un cementerio municipal que no cuenta con los permisos ambientales, en caserío Flores Tepas del cantón El Almendro, municipio de Sonzacate, departamento de Sonsonate. Foto Diario Co Latino/Eduardo Barahona.

Comunidades exigen suspensión de inhumaciones en cementerio sin permiso ambiental

Gloria Silvia Orellana
@GloriaCoLatino

“En el caso de este cementerio no ha habido una consulta pública. Y cómo no va a estar preocupada la población que al lado de su casa ponen un cementerio en donde se están hundiendo las sepulturas porque el lugar no es adecuado”, dijo Alejandro Labrador, del equipo técnico de la UNES, en la presentación de una solicitud de “medidas preventivas” al Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN), para que suspenda dicha obra del gobierno municipal de Sonzacate, Sonsonate.

La directiva voluntaria en Pro del Medio Ambiente del caserío Flores Tepas, cantón El Almendro, municipio de Sonzacate, que forma parte de la Mesa por la Sustentabilidad de los Territorios de Sonsonate, junto a la UNES, esperan que luego de las gestiones que realicen en la institucionalidad de Gobierno, lograr “revertir la apertura e inicio de operaciones del nuevo cementerio municipal, en la zona conocida como “Los Riyitos”, que atenta la salud de un centenar de familias.

El nuevo cementerio se encuentra en el kilómetro 97.6 de la carretera entre Santa Ana a Sonsonate, y que según los denunciantes, el terreno colinda con un brazo del río Tenquiza, un afluente que nace en los límites del cantón Talcomunca del municipio de Izalco, Sabana San Juan Arriba del municipio de Nahuizalco y el cantón El Almendro de Sonzacate.

Oscar Mauricio Vides, representante de la directiva comunal, explicó que la zona es de “vocación agrícola”, por su alta capacidad permeable al agua lluvia y subterráneas para los cultivos. Pero con la presencia del cementerio podría generar contaminación a los mantos acuíferos de familias escasos recursos. Terrenos que cuentan con nacimientos de agua y bocatomas de agua potable a 160 metros del lugar del cementerio.

“La propiedad del cementerio como los alrededores, son terrenos utilizados para la producción de hortalizas y frutas, por los miembros de la Asociación de Regantes Los Riyitos se han visto afectados por la instalación del cementerio. Y la situación es delicada, porque entre las acciones impulsadas por el colectivo se abrió un expediente en esta sede administrativa del MARN (Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales) expediente 2157-2020; así como, una denuncia ante el Juzgado Ambiental de Santa Ana, que han confirmado que no existe ningún permiso o estudio para el cementerio de la Alcaldía de Sonzacate”, manifestó.

Asimismo, la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH) y la Gobernación Política de Sonsonate se han pronunciado sobre este caso, señalando carencias sobre “este proyecto que podría estar afectando los derechos de la comunidad a un medio ambiente sano, al agua y también, a la participación libre e informada”.

No obstante, Ivania Avendaño -directora de Gestión Territorial del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales- explicó que todos los procesos que realiza el MARN, están sujetos a los procesos administrativos que tienen a su vez, sus propios tiempos para abordar las peticiones de edificación de obras.

“Ingresan toda la información en un formulario en línea todos los datos, posterior se hace todo un análisis de toda la información que han enviado, luego si hay cosas (datos) que están confusas, que no vienen y que tenían que adjuntar en la documentación, el MARN emite observaciones y les da 60 días de plazo para responder, pero si entre esos hay estudios que le van a costar más tiempo, el titular (de la obra) puede solicitar más tiempo para juntar la información requerida. Una vez, que ellos cubren las observaciones que como ministerio le hemos pedido, se vuelve a analizar todo el proyecto para que cumpla con toda la normativa ambiental existente y de ahí, se toma la decisión si es viable o no es viable la obra”, señaló.

En un complejo proceso de análisis y permiso de viabilidad de la obra, pasa a jurisdicción del Ministerio de Salud (MINSAL), donde le solicitarán el dictamen previo, conforme al artículo 7, de la Ley de Cementerios -en este caso- y de lograr una aprobación. El titular de la obra deberá pedir el permiso de construcción que es el ingreso final, manifestó Avendaño, ante el Ministerio de Vivienda, que es la institución que autoriza y regula este tipo de proyectos.

“Es que, un cementerio debe tener los elementos que indica su ley; y el titular de la obra, ya con la aprobación de todos va al Ministerio de Gobernación, le pide el permiso de establecimiento. Aquí, en este paso no debe haber nada construido, solo es el proceso. Y al final, viene el permiso sanitario y de funcionamiento que también deben pedirlo en el Ministerio de Medio Ambiente, entonces, ya puede ir al Ministerio de Gobernación, para que diga que si puede instalarlo”, informó.

Ver también

Organizaciones exigen cumplimiento de Ley de Inclusión de Personas con Discapacidad

Oscar Martínez [email protected] Representantes de las Organizaciones de la Mesa Permanente de Personas con Discapacidad …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.