web analytics
Página de inicio » Mundo » Canciller iraní regresa a Viena para lograr un acuerdo «justo» sobre el programa nuclear

Canciller iraní regresa a Viena para lograr un acuerdo «justo» sobre el programa nuclear

Por Philippe Schwab/Siavosh Ghazi

Viena/AFP

El ministro de Relaciones Exteriores iraní, medicine Mohamad Javad Zarif, physician regresó este martes a Viena donde se reunió con su homólogo estadounidense John Kerry para buscar un acuerdo «justo» en las negociaciones sobre el programa nuclear de Teherán.

«Las conversaciones alcanzaron un punto espinoso. El único acuerdo que aceptará la nación iraní es un acuerdo justo, equilibrado [que respete] la grandeza nacional y los derechos del pueblo iraní», dijo Zarif a su llegada a la capital austriaca.

Los representantes de las potencias occidentales no quisieron interpretar el significado del regreso de Zarif a Teherán el domingo por la noche, tras un fin de semana de encuentros diplomáticos en Viena. Pero nadie dudaba de que iba a consultar a las autoridades iraníes y, sobre todo, al guía supremo, el ayatolá Ali Jamenei.

«No fui (a Teherán) para conseguir un mandato. Ya tenía un mandato para negociar. Estoy aquí para conseguir un acuerdo final y creo que podemos hacerlo», afirmó Zarif tras reunirse durante dos horas con Kerry.

Ambos responsables se reunieron luego con sus expertos, entre ellos Ali Akbar Salehi, el jefe de la Organización Iraní de la Energía Atómica (OIEA), y Ernest Moniz, el ministro estadounidense de Transportes.

Un portavoz estadounidense adelantó que el grupo 5+1 (Estados Unidos, Gran Bretaña, Rusia, Gran Bretaña, Francia y Alemania) e Irán acordaron firmar un acuerdo definitivo antes del próximo 7 de julio, tras superar este martes 30 de junio la anterior fecha límite que habían fijado para poner fin a 20 meses de negociaciones.

Tras la firma de un acuerdo marco en abril, el resultado de las conversaciones sigue siendo incierto cuando aún faltan por resolver algunos puntos clave de las negociaciones.

Los expertos de Irán y de las potencias occidentales intentan pactar un texto definitivo que garantice el carácter pacífico del programa nuclear iraní, a cambio del levantamiento de las sanciones internacionales que debilitan la economía de Teherán.

El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu, uno de los críticos más acérrimos de las negociaciones, volvió a alertar sobre los riesgos de un acuerdo.

«Pensamos que es un enorme error permitir que un régimen terrorista se dote de armas nucleares», declaró antes de reunirse con el ministro italiano de Relaciones Exteriores, Paolo Gentiloni.

Los mismos obstáculos

La labor de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) constituye uno de los puntos cruciales de las conversaciones. Este organismo de la ONU ya tiene acceso a las plantas nucleares declaradas por Teherán, pero quiere extender su radio de acción a otros lugares, incluidas las instalaciones militares.

Una petición que ha rechazado varias veces el ayatolá Jamenei, el hombre que decidirá en última instancia lo que firma Teherán.

«La idea no es tener acceso a todas las instalaciones militares, porque ni los propios Estados Unidos permitirían el acceso a todas sus instalaciones militares», reconoció el lunes un alto responsable estadounidense que quiso guardar el anonimato.

«Pero en el contexto de un acuerdo, si la AIEA piensa que hay razones para acceder [a algunas instalaciones], es necesario un procedimiento» que se lo permita, añadió, precisando que las grandes potencias ya habían definido ese procedimiento.

Los negociadores todavía deben debatir otras cuestiones clave como la duración del acuerdo. La comunidad internacional quiere limitar el programa atómico iraní durante al menos diez años, pero Jamenei se opuso la semana pasada a un bloqueo demasiado largo de la capacidad nuclear de su país.

Respecto al levantamiento de las sanciones, Teherán quiere que se lleve a cabo de forma inmediata, mientras que el grupo 5+1 desea hacerlo de forma progresiva.

La Unión Europea extendió este martes siete días la suspensión de algunas de sus sanciones contra Teherán para «dar más tiempo a las negociaciones», indicó el Consejo Europeo.

En la capital iraní, unas 200 personas manifestaron para pedir «un buen acuerdo nuclear» y apoyar a la delegación iraní en Viena.

El ministro de Relaciones Exteriores ruso, Serguei Lavrov, se unirá este martes a Kerry y Zarif, antes de que viajen a Viena los demás representantes del grupo 5+1 (Estados Unidos, Gran Bretaña, Rusia, Gran Bretaña, Francia y Alemania) esta semana.

Ver también

Comienza cumbre de G7 en medio de expectativas más bajas y protestas

ELMAU, Alemania/Xinhua Los líderes del Grupo de los Siete (G7) comenzaron este domingo su cumbre …