web analytics
Página de inicio » Opiniones » Agua (sucia) política

Agua (sucia) política

César Ramírez
@caralvasalvador

Al momento de escribir esta nota 21/ENE/2020, la crisis del agua en diferentes zonas de San Salvador ha provocado diversas reacciones a favor y en contra de la respuesta gubernamental, pero el gobierno de Nayib Bukele al menos pidió disculpas por el prolongado tiempo en resolver el problema de las algas.

Existió el clamor popular por solucionar el problema hídrico nacional, en ese contexto un diputado de ARENA aceptó (ÓrbitaTV 20/ENE/2020) que su partido participó en un complot contra el FMLN cuando era Gobierno, para sabotear la planta potabilizadora Las Pavas, con el objetivo de privatizar el agua… Ese evento perverso intentó culpar al gobierno del FMLN, pero ahora conocemos parte de la verdad, aunque la desinformación de aquella situación configuró un daño a la imagen de ANDA y sus autoridades del cual no se logró recuperar; el objetivo político se logró a un costo de daño físico real a la infraestructura y virtual contra la administración gubernamental; ahora otra crisis hídrica recuerda a la anterior, aunque las causas son naturales, pero el despliegue mediático ha sido impresionante, con un denominador común: el rechazo a toda crítica ciudadana, la explosión de insultos contra toda opinión contraria los funcionarios deficientes, así como la ausencia de una comunicación oficial que oriente al pueblo salvadoreño sobre peligros y procedimientos con el agua sucia que llega a las comunidades, no existió ese evento orientador en ningún caso.

El fondo parece ser la instrumentalización de un problema nacional histórico, se pretende politizar el futuro evento electoral 2021, de tal forma que toda crisis será culpa de los otros, jamás de la actual administración, por esta razón se perpetúa la desconfianza política entre sectores y partidos políticos. La desconfianza política surge cuando un problema nacional se usa como campaña política encubierta, pero la realidad es el grave problema del agua, por esa razón la crisis hídrica es una magnífica oportunidad para construir una alianza política más allá de una administración y un futuro evento electoral… Por ahora la lectura es agua gratis, pero sugiere que mañana privatizar el agua es la solución.

No se debe privatizar el agua nacional, ni realizar campañas electorales encubiertas para desprestigiar a los partidos políticos, se debe llamar a la unidad nacional de todos los sectores: políticos, privados, sociedad civil, religiosos y colegios profesionales por una solución racional.

www.cesarramirezcaralva.com

Ver también

¿En qué se parece el país con el de hace 43 años?

Licenciada Norma Fidelia Guevara de Ramirios Hace 43 años, para imponer en el país -contra …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *