web analytics
Página de inicio » Ocurrencias » Un volcán entre miserias y opulencias

Un volcán entre miserias y opulencias

Tenía que ser el volcán de Fuego el que desatara un infierno parejo para destapar las miserias y opulencias de la vecina Guatemala que hasta hoy, según la cancillería, espera millones de dólares o euros, porque la destrucción de aldeas y las decenas de muertes quedaron al descubierto mostrando la triste miseria en que viven miles de hermanos guatemaltecos.

Claro que lo más destacado fue la destrucción de una hermosa cancha de golf que sin duda alguna necesitó de muchos millones de dólares para que llegara la suntuosa sociedad a disfrutar el esparcimiento que muy pocos chapines podrían tener.

Ahora muchos se preguntan ¿cuántos millones requieren? Y ya se imaginan que serían para colocarlos en saquitos y luego repartirlos entre los destinatarios como hizo un mediofinado expresidente salvadoreño, porque para muchos solamente ha muerto a medias en sus corazones que jamás olvidarán ese reparto bondadoso y porque también alimentó las arcas del partido que probablemente tendrá que erigirle un monumento como el que le hicieron al mayor.

Más de cien muertos y miles de damnificados ahora padecen los estertores de la furia del coloso de Fuego y aunque lleguen miles de hermanos centroamericanos con la ilusión de ayudar solidariamente las trabas son extremas porque no importa que esa gente pueda necesitar para sobrevivir en la vil pobreza.

Más pareciera que todo lo que realmente se vive es una película en la que los bandidos lo que quieren es restaurar un hermoso campo de golf en lugar de dar alimentos, ropa, y viviendas dignas a esa población víctima de gobiernos que jamás pensaron en sus vidas y mucho menos en su desarrollo.

El Gobierno quiere efectivo… no quiere comida, ni ropa, ni medicinas y lo notorio de la miseria y la opulencia está en eso, son voraces y audaces a tal punto que detuvieron las caravanas de ayuda para los pobres damnificados y reclaman el efectivo a como dé lugar anunciando cuentas bancarias donde se hagan los depósitos y seguramente artículos de lujo, los cuales puedan ser distribuidos por los grandes supermercados.

Es duro entender que el lujoso complejo golf ubicado en las faldas del volcán de Fuego, en el municipio de Alotenango, Sacatepéquez, antes de las 13:00 horas del domingo 3 de junio, tuviera la alerta directa e inmediata que recibiera de parte del personal del Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh) a través de sus boletines y mientras tanto no desalojó a los pobladores de la aldea El Rodeo y comunidades vecinas que fueron aplastadas por la erupción, cobrando casi un centenar de vidas y decenas de desaparecidos.

Ver también

El grito de África

Iosu Perales A unos los vemos llegar agotados e invadidos por el miedo, de otros …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: