web analytics
Página de inicio » Opiniones » ¿Por qué la mayoría de los votantes creyeron las mentiras de Nuevas Ideas?

¿Por qué la mayoría de los votantes creyeron las mentiras de Nuevas Ideas?

Francisco Américo Mejía

Más vale ser vencido diciendo la verdad, que triunfar por la mentira       Mahatma Gandhi

“Si el pueblo no está prevenido con los medios (de comunicación), amará al opresor y odiará al oprimido”                                                                                           Malcolm X

En documento del sector universitario de Nuevas Ideas, pegado en las paredes de la Universidad Nacional el 31 de enero recién pasado se dice (primer párrafo)

“La crisis histórica acumulada en El Salvador ha derivado en grandes desafíos que deberán enfrentarse en un futuro próximo, de lo contrario, puede suceder una drástica profundización de la problemática socioeconómica del país. En este marco se vislumbran algunos puntos que explican la actual crisis: desempleo generalizado, baja calidad de la educación y sin cobertura total de la misma, aumento de la pobreza, sistema de salud casi colapsado, baja productividad del sector agropecuario, reducción de la inversión tanto extranjera como en la industria nacional”.

Evaluemos la veracidad de los “elementos de la crisis” que se mencionan en dicho documento:

1. “Desempleo generalizado”. El caso es parcialmente verdadero, el desempleo promedio en la década (cesantes) fue de 151,996 personas que representan el 5.3 % de la PEA. Un dato curioso de la década es que el desempleo aumentó notablemente en los años electorales (del 2008 al 2009 27 % y del 2013 al 2014 el 21 %).

2. “Baja calidad de la educación y sin cobertura total de la misma”. Los principales datos educativos los puedo resumir en lo siguiente: pese a que el presupuesto de educación aumentó del 2014 al 2017 en 59.4 millones de dólares, respecto al PIB pasó del 3.49 % al 3.32 %. El plan nacional de formación docente, hasta la fecha ha beneficiado a 33 mil educadores. Se ha logrado reducir el analfabetismo del 17 % al 9 %. Se aumentó el 12 % de la matrícula en el nivel parvulario y se redujo la deserción escolar en más del 6 %. Se han rehabilitado, además de reparaciones y dotación de mobiliario, a 1 mil 584 centros educativos nacionales (32 % del tota), no debemos olvidar los paquetes escolares. Por lo que la aseveración sobre la educación hecha por el sector universitario de Nuevas Ideas es deliberadamente una mentira.

3. “Aumento de la pobreza”. Las mediciones multidimensionales de la pobreza nos informaron que en el 2016 solamente en 4 departamentos creció la pobreza (2 % en Ahuachapán, 2 % en Sonsonate, 4 % en Cuscatlán y 1 % en Usulután). Sin embargo, la DIGESTYC reporta que la desigualdad bajó del 0.48 % en el 2008 al 0.36 % en el 2016. Por lo tanto, nuevamente nos recetan una aseveración falsa, otra mentira.

4. “Sistema de salud casi colapsado”. Los datos disponibles nos dicen que se aumentó el número de “Unidades de Salud” de 421 en el 2008 a 818 en el 2017. Se han creado 576 equipos comunitarios de salud familiar (ECOS), en 186 municipios del país, algo que no existía. Se ha construido un Hospital de la Mujer y el Hospital Nacional de La Unión. Se inauguraron la unidad médica del ISSS en Apopa, centro nacional oftalmológico en el Hospital Nacional General “Santa Gertrudis”, de San Vicente, varios centros de recolección de leche materna, unidad radiológica en Hospital de Zacamil. Inversión en infraestructura en 433 establecimientos de salud, etc. Tenemos nuevamente otra aseveración falsa, otra mentira.

5. “Baja producción del sector agropecuario”. La agricultura se enfrenta a dificultades que se originan en el cambio climático, falta de acceso a la tierra, al agua, semillas y la especulación de los precios de los granos básicos (REDES). Si examinamos la producción de maíz vemos que fuera de las fluctuaciones, existe una tendencia de crecimiento de ese cultivo con un crecimiento anual de más de 300 mil quintales. En el caso del frijol tenemos que las fluctuaciones en el área sembrada han sido mayores que en el caso del maíz, pero ha existido una tendencia al crecimiento de casi 4000 manzanas por año (debido principalmente al paquete agrícola) y una tendencia de crecimiento de la producción de 61 mil quintales anuales. El arroz presentó una disminución del área sembrada desde el inicio del siglo hasta 2008, producto de la decisión de los gobiernos de ARENA de abandonar el sector agrícola; la producción presentó el mismo comportamiento (una disminución de más del 68 %). De 2009 en adelante el nuevo gobierno intentó recuperar el área sembrada y la producción (en la producción se recupera más del 50 % respecto al momento más bajo de la cosecha 2008/09; respecto a la producción del año agrícola 1999/00 se tiene aún un déficit del 36 %). El caso del azúcar muestra una recuperación lenta pero sostenida. La producción de carne bovina y avícola prácticamente se ha mantenido constante desde el 2010 en adelante con leves fluctuaciones. Los gobiernos de izquierda apoyaron fuertemente a la caficultura y promovieron el cultivo del cacao. La situación agrícola es compleja y el juicio de la baja productividad es simplista e interesado.

6. “Reducción de la inversión tanto extranjera como en la industria nacional”. Durante el primer trimestre de 2018, la inversión extranjera directa neta se incrementó 42 %, ascendiendo a US$238.8 millones. Las entradas brutas totalizaron US$380.6 millones, mientras que las salidas brutas disminuyeron 34.4 %, alcanzando los US$141.9 millones. Cuatro sectores estratégicos concentraron la IED neta: industria, electricidad, comunicaciones y comercio, con flujos de inversión canalizados en forma de préstamos interempresa y reinversión de beneficios (Banco Central de Reserva El Salvador). También la afirmación de estos grupos no es muy exacta y es falsa y mentirosa.

En términos generales vemos que se trató de una manipulación de la conciencia de ese 27.3 % del padrón electoral que se creyó esas mentiras y las medio verdades, apoyando a la “nueva derecha”. Pero esto nos lleva a concluir que la ética de esos grupos es muy exigua y por lo tanto surge la duda que si sus promesas tendrán la misma naturaleza ¿les aumentarán salario a los policías, a los profesores, a los trabajadores de la salud? ¿aumentarán los montos de las pensiones? ¿no despedirán a los empleados del aparato de Gobierno?  ¿hay estudios de factibilidad del nuevo aeropuerto o fue una simple manera de ganarse los votos de las personas del oriente del país?; la poca información sobre todos estos temas ha hecho que las personas tomen como información fiable, como verdades, lo que la derecha de todos los signos (oligarquía, neoliberales y esta “nueva derecha”) ha estado publicitando continuamente por todos los medios de comunicación; la gente cree por ejemplo, que hoy hay menos medicinas que en la época de ARENA, aunque esto sea falso; que la violencia va creciendo, aunque los delitos de todos los tipos se están reduciendo, aunque no se niega que siguen siendo un problema grave de nuestra sociedad. Todos debemos estar pendientes de sí la “nueva derecha” es una oportunidad o un fiasco, especialmente si el nuevo gobierno revertirá los logros y derechos conquistados de las mayorías oprimidas de nuestra sociedad. Las fuerzas populares deben estar atentas y dispuestas a luchar por la defensa de sus conquistas.

Ver también

Rumbo

Luis Arnoldo Colato Hernández La obligatoria reflexión que las pasadas elecciones nos deja parte de …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: