web analytics
viernes , 20 octubre 2017
Inicio » Opiniones » Los salvadoreños somos amantes de la paz

Los salvadoreños somos amantes de la paz

Ricardo Antonio Ibarra Manzanares

Con el respeto que merece el Señor Presidente de Honduras, viagra siento que el caso de la Isla Conejo lo está tratando de una manera muy precipitada sin tomar en cuenta las consecuencias que se puedan generar en la región. En mi carácter de salvadoreño y centroamericano, cialis le sugiero al Señor Presidente de Honduras que trate esta situación de una manera más prudente y que permita que se dirima ante los organismos internacionales competentes, pues si el derecho internacional le da la razón a él y si tiene las pruebas que respaldan a Honduras  como legítimo dueño de dicho islote, entonces la situación  podría estar resuelta y de lo contrario si El Salvador resulta ser el dueño  legítimo de dicho islote, tendrá Honduras que retirar sus tropas y desmantelar su helipuerto y todo quedaría arreglado de la manera más civilizada. Señor Presidente de Honduras , ya estamos en el siglo XXI, y ya no se aplican los métodos antiguos de invadir territorios a base de la fuerza, recuerde que ambos pueblos son hermanos y somos tan parecidos que en el extranjero es bien difícil identificar a un salvadoreño de un hondureño. Por otra parte, ambos pueblos necesitamos salir del subdesarrollo económico y una guerra innecesaria entre ambas naciones hermanas sería lo más torpe, no se trata de estar equipándose militarmente, ni estar comprando armas sofisticadas pues todo ese recurso económico puede ser bien utilizado en atender necesidades primordiales como son: la vivienda, alimentación, educación y salud, pues a nuestros hospitales llegan gran cantidad de hermanos hondureños que son atendidos en nuestros hospitales. Si lo que pretende es salida al pacífico, entonces porqué no hacerlo de la manera mas civilizada y lo más sencillo sería que negociara con El Salvador a cambio que El Salvador tuviera salida al Atlántico. Realmente, que la zona del Golfo debe de convertirse  en una zona de desarrollo, pues no olvidemos que dentro de ese triángulo de desarrollo se encuentra Nicaragua, que así como El Salvador ambos tienen derechos en la zona del Golfo y por consiguiente el control sobre la salida al Pacífico. Por lo que insisto que la posición del Señor Presidente de Honduras no contribuye en nada a ese gran sueño de nuestro unionista  centroamericano “ Francisco Morazán”, que luchó y soñó con hacer de Centroamérica una sola Patria. Es de carácter urgente que los Señores Diputados del PARLACEN, intervengan ante el Gobierno de Honduras a fin de que retiren las tropas y de la misma manera los organismos internacionales actúen con agilidad antes de que sea tarde, pues ya se tiene la experiencia del año 1969, cuando se generó el conflicto armado, y que se demostró el poderío militar de El Salvador y que por orden de la Organización de los Estados Americanos la tropa de El Salvador tuvo que retirarse de Nueva Ocotepeque, por lo que no sería recomendable que se repitiera esa historia.

A %d blogueros les gusta esto: