web analytics
Página de inicio » Editorial » Del Foro de Sao Paulo

Del Foro de Sao Paulo

Dirigentes de la izquierda latinoamericana se reunieron entre el 15 y 17 de julio en la Habana, Cuba, para participar en el XXIV Encuentro del Foro de Sao Paulo, una iniciativa política de alto nivel de los partidos y movimientos de izquierda, creado en 1990 por iniciativa de Fidel Castro y Luiz Inácio Lula da Silva.

El Foro de Sao Paulo fue una respuesta ideológica y política desde América Latina al neoliberalismo que repunta en ese año, tras la caída del bloque socialista.

Desde el Foro se fortaleció el pensamiento marxista o progresista de partidos políticos surgidos de las guerrillas como el FSLN de Nicaragua, o FMLN de El Salvador, el Movimiento Auténtico Socialista (MAS), que llevó a Evo Morales a la Presidencia, o el Quinta República, que llevó a Hugo Chávez a la Presidencia de Venezuela.

El Foro de Sao Pablo logró levantar la bandera del socialismo en América Latina, con la que consiguió el triunfo de varios gobiernos de izquierda, muchos de ellos han caído por la presión del imperio estadounidense, apoyado con los “golpes suaves” concretados por las oligarquías criollas y sus nuevos aliados, el sistema judicial, que instauró “el gobierno de los jueces”.

En El Salvador, la Sala de lo Constitucional saliente, más allá de los errores del Gobierno y del partido FMLN, puso al borde del colapso al Gobierno del Presidente Salvador Sánchez Cerén, al afectar las finanzas públicas mediante la emisión de once sentencias.

Primero le declaró inconstitucional un préstamo por 900 millones de dólares y luego le declaró inconstitucional el presupuesto general de la nación, entre otros, que le generaron serias crisis de caja a Hacienda.

Por lo anterior, el Foro de Sao Paulo no solo debe abogar por la unidad de la izquierda latinoamericana, como ha sido propuesta, sino que debe servir para diseñar una estrategia efectiva y así resistirle al imperio y a las maniobras de los gobiernos de los jueces o los golpes suaves, en aquellos países en los que gobierna la izquierda.

Los partidos de izquierda, además, deben salir de ese foro convencidos, que si bien es cierto son importantes los subsidios para la mayor parte de la población, como se están dando en El Salvador, es el momento ya de dar otros pasos para los Cambios ESTRUCTURALES.

Ver también

La privatización del agua, una amenaza real

Las declaraciones del diputado Ricardo Velásquez son claras, específicas y sin rodeos en cuanto a …

A %d blogueros les gusta esto: