web analytics
miércoles , 18 octubre 2017
Inicio » Internacionales » Con sus flores y música, México despedirá a su genio adoptivo García Márquez
Con sus flores y música, México despedirá a su genio adoptivo García Márquez

Con sus flores y música, México despedirá a su genio adoptivo García Márquez

Por Yemeli Ortega
México/AFP
París/PL

México dirá adiós el lunes a su genio adoptivo Gabriel García Márquez con un gran homenaje nacional abierto a sus lectores en el que tendrán un espacio especial las flores amarillas que le servían de amuleto y una selección de su música favorita.

Para la ceremonia “se hizo una selección de música, de fragmentos de obras que al maestro García Márquez le gustaban, que la familia escogió. No tengo la lista, pero es una variada selección de música clásica”, dijo a medios el presidente del oficial Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), Rafael Tovar, a la salida de la casa del escritor.

Con la familia viviendo su luto privado desde el fallecimiento del Nobel de Literatura colombiano el jueves, las autoridades mexicanas alistan la primera de las ceremonias de despedida a García Márquez en el céntrico Palacio de Bellas Artes, donde México despide a sus grandes iconos culturales.

En el palacio habrá “un cuarteto de cuerdas” y se interpretarán piezas del húngaro Béla Bartók en honor a García Márquez, un gran aficionado a la música y al baile, dijo la víspera la directora del Instituto Nacional de Bellas Artes, María Cristina García.

Las puertas del palacio se abrirán a partir de las 4:00 de la tarde, hora local, y no se cerrarán hasta que el último de los admiradores pueda despedirse del escritor, señaló García.

La viuda de García Márquez, Mercedes Barcha, sus hijos, nietos, uno de sus 10 hermanos menores y demás familiares acompañarán las cenizas del novelista desde su casa del sur de Ciudad de México hasta el céntrico Bellas Artes, explicó Tovar.

A partir de las 19H00 está prevista la llegada de los presidentes de México, Enrique Peña Nieto; y Colombia, Juan Manuel Santos, que formarán una guardia de honor y ofrecerán unas palabras al cierre de la ceremonia.

A su llegada a México, Santos se desplazará primero la residencia de la embajada y se encontrará con Mercedes Barcha en el palacio de Bellas Artes, dijo a la AFP el embajador colombiano José Gabriel Ortiz.

Tovar indicó que no habrá lectura de textos de García Márquez pero sí estarán muy presentes en el evento las flores amarillas que siempre tenía cerca y que numerosos seguidores también han ido dejando en los últimos días frente a su casa.

Por el momento no se ha informado de otros mandatarios o personalidades extranjeras que viajen a México para el homenaje.

“Han venido muchos invitados y gente cercana de Colombia” pero será un homenaje abierto a todo el pueblo de México “porque García Márquez es un escritor universal pero muy querido en nuestro país”, subrayó García.

La “otra patria distinta”

García Márquez llegó a Ciudad de México el 2 de julio de 1961 junto a su esposa y su hijo mayor Rodrigo en “un atardecer malva, con los últimos veinte dólares y sin nada en el porvenir”, según él mismo describió.

Con el tiempo el colombiano llegó a considerar a México como su “otra patria distinta”, gracias también a emblemáticas amistades como la de su compatriota Álvaro Mutis o los escritores mexicanos Carlos Fuentes y Juan Rulfo.

En México encontró la estabilidad para escribir la mayor parte de su obra literaria, incluida su novela mayor “Cien años de soledad” (1967), pese a los iniciales y graves apuros económicos.

En 1981, tras temporadas en Barcelona, La Habana y Bogotá, fijó su residencia definitiva en Ciudad de México después de haber huido de Colombia por el temor a unos señalamientos de vínculos con el grupo guerrillero M-19.

En México fue donde García Márquez recibió la noticia de su premio Nobel de Literatura en 1982 y donde falleció a los 87 años junto a su familia, tras haber estado hospitalizado por neumonía.

El homenaje de Colombia

En su país natal, las autoridades también se esmeran en organizar un homenaje a la altura del “más grande colombiano de todos los tiempos”, como le reconoció el presidente Santos.

A su regreso de México, Santos encabezará el martes una ceremonia solemne en la Catedral Primada de Bogotá, donde se despide a las grandes figuras nacionales, en la que la Orquesta Sinfónica Nacional de Colombia interpretará el ‘Réquiem’ de Mozart.

La ceremonia será transmitida a todo el país y también se habilitarán pantallas gigantes en la céntrica plaza Bolívar para quienes no puedan entrar en la Catedral, explicó este domingo la ministra de Cultura, Mariana Garcés, a la emisora Blu Radio.

Para el miércoles 23 de abril, día internacional del libro, el gobierno colombiano programó la lectura masiva de la novela “El coronel no tiene quien le escriba” en más de 1.000 bibliotecas públicas, parques y colegios, cuyo primer lector también será Santos.

Colombia sigue a la expectativa de la decisión de la viuda de García Márquez y de sus hijos Rodrigo y Gonzalo sobre el destino final de sus cenizas, que podrían dividirse entre México y algún lugar de su país como su natal Aracataca (Caribe).

Homenaje en Francia

Organizaciones franco latinoamericanas convocaron para hoy aquí un homenaje al fallecido escritor colombiano y Premio Nobel de Literatura, Gabriel García Márquez, a quien calificaron como gran amigo de los procesos sociales y progresistas del mundo.
Los actos comenzarán a las 3:00 de la tarde (13:00 GMT) en la Plaza de La Sorbona, donde los presentes leerán extractos de sus novelas y cuentos.

Poco después se desplazarán a la Rue de Cujas, en la que se encuentra la placa conmemorativa de la estancia de Gabo en el hotel Tres colegas, para depositar flores amarillas y mensajes.

El homenaje continuará en horas de la noche en el espacio La Palabra Errante, donde Tachia Quintanar, amiga del escritor desde los años de la juventud, leerá pasajes de su obra.

García Márquez llegó a Francia en 1955, como cronista del diario El Espectador, y aquí terminó de redactar su obra “El coronel no tiene quien le escriba”.

El autor de Cien Años de Soledad, El otoño del patriarca, Crónica de una muerte anunciada y el Amor en los tiempos del cólera, entre muchas otras obras, falleció el pasado jueves en México, a los 87 años.

Los actos de hoy fueron convocados por la Coordinación Popular Colombiana en París, el Frente de Izquierda, el comité Alba-Francia, el grupo ecuatoriano de apoyo a la revolución ciudadana, el Círculo Bolivariano, la asociación mexicana Gilberto Bosques, France Cuba y Cuba Sí France, entre otras organizaciones.

El deceso del Premio Nobel provocó una profunda conmoción en todo el mundo.

“García Márquez pertenece al patrimonio de la humanidad”, señaló la ministra gala de Cultura, Aurélie Filippetti, y añadió que sus obras han sido traducidas y leídas en todo el orbe.

Mientras, el presidente Francois Hollande calificó al escritor colombiano como un gigante de la escritura y uno de los intelectuales más influyentes de nuestro tiempo.

En un comunicado publicado en la página oficial del Palacio del Elíseo, afirma Hollande que este “maestro del realismo mágico recreó en sus novelas barrocas y poéticas una América Latina soñada y dio a la literatura hispánica una de sus mayores obras maestras: Cien años de soledad”.

“García Márquez fue un gigante de la escritura que dio brillo mundial al imaginario de todo un continente”, dijo el presidente francés.

A %d blogueros les gusta esto: