web analytics
Página de inicio » LAICIDAD » Aprobación en España de la eutanasia para una muerte digna

Aprobación en España de la eutanasia para una muerte digna

Alberto Romero de Urbiztondo
@aromero0568

España se ha sumado a Holanda, Bélgica, Luxemburgo, Canadá y Colombia, donde existe una legislación que permite el derecho a una muerte digna, decidida por la propia persona. Un amplio movimiento ciudadano demandaba la legalización de la eutanasia, presentando un millón de firmas ante el Congreso, en 2019. Diversas encuestas mostraron que el 86 % de la sociedad española estaba a favor de su legalización.

Hubo casos emblemáticos, como el de Ramón Sanpedro, parapléjico durante 30 años, que pidió terminar con su vida, prohibiéndoselo reiteradamente, pudo realizarlo en 1998 con apoyo de amigas. Su historia fue narrada en la Película “Mar adentro”, Oscar a la mejor película extranjera en 2004.

La certeza de la muerte es abordada por crecientes sectores de la sociedad, como culminación natural de nuestro proceso vital, que aspiramos a gestionar para que sea digna, sin prolongación de sufrimientos físicos, emocionales o psicológicos no deseados. En función de nuestras creencias, convicciones y criterios éticos tenemos diversas formas de enfrentar el final de la vida, pero ni la sociedad ni el Estado nos debe de imponer como hacerlo. Muchas sociedades ya han establecido prácticas de cuidados paliativos para controlar al máximo posible el dolor y sufrimiento físico en los últimos periodos de vida y mediante testamentos vitales, las personas definen aspectos fundamentales relacionados con el apoyo médico para una muerte digna.

Es frecuente vincular la eutanasia a enfermedades graves con sufrimientos insoportables, sin embargo, para diversas personas la decisión de finalizar su vida no está vinculada a situaciones dramáticas, sino a considerar que ha vivido suficiente y quiere finalizar su vida de una manera digna y decidida.

Un Estado laico debe de garantizar que todas las personas lleven a cabo el proceso de morir de acuerdo a sus creencias, ejerciendo su autonomía y sin afectar a terceras personas. Morir con dignidad fortalece la libertad de las personas que terminan su vida y son una muestra de amor de quienes acompañan hasta el final a las personas que quieren.

Ver también

Bukele busca legitimarse apoyando agenda religiosa conservadora 

Alberto Romero de Urbiztondo @aromero0568 En las últimas semanas de septiembre y primeras de octubre, …