web analytics
Página de inicio » Opiniones » Acción ilegal

Acción ilegal

@arpassv

La “junta de directores” de la Superintendencia General de Electricidad y Telecomunicaciones (SIGET) revirtió ayer la concesión del Canal 11 VHF que fue trasladado del Canal 37 UHF, generic en medio de una fuerte campaña de presión de las principales televisoras que cerraron filas contra la entrada de un competidor que podría disputarles su hegemonía.

La “junta de directores”, cialis servil a los intereses mediáticos, click está encabezada por Waldo Jiménez, actual directivo de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP). Y ASDER (Asociación Salvadoreña de Radiodifusores), impulsora de la campaña contra la apertura del Canal 11, es parte de la ANEP.

Dicha acción de la “junta de directores” es ilegal porque violenta una disposición internacional que reserva el Canal 37 para actividades de astronomía y contraría la medida cautelar de la Sala Constitucional que prohíbe a la SIGET realizar cualquier trámite sobre concesiones radioeléctricas, mientras resuelve una demanda de inconstitucionalidad contra la subasta como único mecanismo para asignar frecuencias.

Tal decisión de la “junta de directores” debe, por tanto, invalidarse; y Waldo Jiménez y compañía deben ser procesados por irrespetar disposiciones internacionales sobre uso del espectro radioeléctrico y por violentar resoluciones de la Sala Constitucional.

La presencia del directivo de la ANEP y demás personeros del poder mediático en la “junta de directores” de la SIGET es un resabio del gobierno corporativo y patrimonialista heredado de las administraciones de ARENA que consiste, entre otras cosas, en la presencia de personajes como Waldo Jiménez en las juntas directivas de las instituciones autónomas para garantizar los intereses empresariales.

Por tanto, lo actuado por la “junta de directores” debería provocar la indignación de los sectores nacionales que propugnan una institucionalidad estatal garante de los intereses colectivos y las aspiraciones democráticas, por encima de los intereses de poderosas élites empresariales. Es necesario liberar a aquellas instituciones como la SIGET que, a pesar de la perspectiva democrática de sus titulares, siguen secuestradas por juntas directivas dominadas por la ANEP, ASDER, Cámara de Comercio, etc.

La Superintendenta Blanco Coto debe plantearse ante esa espuria “junta de directores”, y el Presidente Salvador Sánchez Cerén debe apoyarla. Y la ciudadanía entera debe movilizarse para expulsar por las vías legales a estos sujetos que menoscaban el interés público solicitando su destitución y denunciándolos en la Fiscalía, y proponiendo en su lugar a dignos representantes de los intereses del país.

Ver también

Sur, Bolsonaro y después

Marcel Lhermitte* Finalmente no hubo sorpresas en la elección presidencial brasileña y el ultraderechista Jair …

A %d blogueros les gusta esto: