web analytics
jueves , 14 diciembre 2017
Inicio » Suplemento Deportivo » Partida polémica en el ajedrez salvadoreño
Partida polémica en el ajedrez salvadoreño
Desde la izquierda, Ricardo Chávez, sub campeón de ajedrez; Jaime Blandón, ajedrecista, y Carlos Burgos, campeón nacional de ajedrez. Fotos Diario Co Latino/ Josué Parada.

Partida polémica en el ajedrez salvadoreño

@Diegoolguzman

Como en una auténtica partida de ataque contra defensa, cialis los ajedrecista salvadoreños Carlos Burgos, campeón nacional; Ricardo Chávez, sub campeón, y Jaime Blandón movieron sus piezas para denunciar su separación “arbitraria” por parte del presidente de la Federación Salvadoreña de Ajedrez (FSA), Efraín Segura, y su junta directiva, del torneo eliminatorio cerrado para conformar la selección nacional.

Los ajedrecistas relataron que todo sucedió el pasado 16 de abril, día en que inició el evento eliminatorio, cuando el presidente de la FSA, de manera “arbitraria”, solicitó parar la competencia y reunirse con los  tres jugadores para pedirles que firmaran una “carta compromiso” para ser parte del proceso de selecciones nacionales.

Dicha solicitud fue rechazada por los pensadores justificando que la figura de “carta compromiso” no está suscrita en el reglamento de selecciones; pero, aunque los atletas expusieron sus argumento, Segura y su junta directiva decidieron expulsar de la competencia a los tres ajedrecistas que no podrán ser parte de la selección nacional.

“El torneo estaba pactado para las dos de la tarde y los juegos ya estaban en marcha. Incluso, algunos atletas ya habían hecho seis u ocho movimientos y el presidente llamó (por teléfono) al árbitro principal para cometer la arbitrariedad de suspender los juegos hasta que él llegara (a la Federación de Ajedrez). Él llegó a las 2:45 de la tarde, nos llamó por separado a cada uno y, a las 4:00 pm, quería que reanudáramos el torneo y, de paso, firmáramos la carta compromiso que es totalmente ilegal”, explicó el maestro internacional Carlos Burgos y quien, en la actualidad, es el mejor tablero salvadoreño.

Por su parte, el maestro fide, Ricardo Chávez, dijo que haber solicitado las bases de competencia, que normalmente se publican antes del inicio de las competencias, al presidente de la FSA fue otra de las razones que generó su exclusión del certamen.

“En ningún momento pensamos que nos íbamos a quedar fuera solo por pedir las bases de competencia, que son importante en cada torneo, ya que ahí se establecen sistemas de desempate, tiempos de espera del rival y tecnicismos del juego”, explicó Chávez.

En tanto, Jaime Blandón dijo que sufrió el mismo trato de sus compañeros ya que cuestionó a Segura sobre las bases de competencia, pero no obtuvo respuesta y fue sentenciado a firmar la carta compromiso si quería seguir compitiendo.

“El árbitro principal me mencionó que elaboró un borrador (de las bases de competencia), pero el presidente no lo había autorizado para publicarlas, por lo que, en la reunión que tuve con él y el vicepresidente de la federación (Jorge Ancheta), les dije que me las mostraran, pero sin ningún argumento no me quisieron decir por qué no estaban las bases de competencia. Simplemente, la respuesta fue que si yo no firmaba, ya no iba a jugar”, relató Blandón.

Tras la “arbitraria” separación del torneo, los tres destacados ajedrecistas trataron de reunirse nuevamente con los directivos de la FSA y exponer sus argumentos para volver al torneo, pero no recibieron respuesta alguna y, por ello, tomaron la decisión de acudir al Instituto Nacional de los Deportes de El Salvador (INDES) para apelar la decisión de la federación.

“Yo entregué una correspondencia (en INDES), ya que hablé con el profesor (Jorge) Quezada y me dijo que en el INDES existe un tribunal de apelaciones, que le darán seguimiento al caso y darán algún tipo de resolución basados en todas las pruebas existentes”, detalló Burgos.

Para concluir, el campeón nacional lamentó lo que está sucediendo en el ajedrez salvadoreño y reflexionó que, con su separación y la de sus compañeros, la selección nacional será la más afectada en torneos internacionales, ya que no estarán los mejores ajedrecistas de El Salvador.

“Esto merma que El Salvador obtengan resultados positivos a nivel internacional y da lugar a que jugadores que no estaban clasificados en los 10 primeros entren de rebote. Eso va a bajar el nivel de la selección porque, aunque nuestra participación no garantice que volveremos a ganar un (torneo) centroamericano, por lo menos sí garantizaría competitividad”, manifestó Burgos.

FSA se pronunció

Ante las denuncias de los tres ajedrecista, la Federación Salvadoreña de Ajedrez (FSA) movió sus piezas para defenderse y dio a conocer, en un comunicado de prensa, los argumentos por los que excluyeron a los atletas de la competencia e informó que estos serán sustituidos en la preselección nacional por otros pensadores.

“Jaime Blandón, Ricardo Chávez y Carlos Burgos, el día del arranque del evento cerrado, manifestaron su negativa de cumplir con lo establecido en la disposición relacionada, aduciendo que las reglas de competencia no estaban claras; situación que lamentó la junta directiva de la FSA, pero fue respetada, teniendo que aplicar el reglamento y convocar a otros atletas para completar la preselección nacional masculina”, reza el documento de la federación.

La FSA también explica en el comunicado que tomó su decisión basada en el artículo 3 literal “A” del Reglamento para la Formación de Preselección y Selección 2016, que establece que “los jugadores deberán someterse a las condiciones que se les impongan o, de lo contrario, perderán su derecho de ser parte del combinado nacional”.

Además, la federación del deporte ciencia explicó que los jugadores no podían asumir desconocimiento de las disposiciones del torneo, ya que las habían dado a conocer en una reunión informativa previa al inicio de la competición.

A %d blogueros les gusta esto: