web analytics
domingo , 24 septiembre 2017
Inicio » Nacionales » Monseñor Romero, profeta de nuestros tiempos
Monseñor Romero, profeta de nuestros tiempos
El vicario de catedral metropolitana Salvador Melgar Pineda, en la santa eucaristía de este domingo, denominada: “Monseñor Romero Profeta de Nuestros Tiempos”. Foto Diario Co Latino / Ricardo Chicas Segura.

Monseñor Romero, profeta de nuestros tiempos

@AlmaCoLatino

Con devoción y gran fervor los feligreses acuden cada domingo a la celebración eucarística en la cripta de Catedral Metropolitana, cialis lugar donde reposan los restos del beato Monseñor Romero, purchase este momento también es propicio para reflexionar y recordar el mensaje profético del obispo mártir.

El sacerdote Salvador Melgar dijo durante la misa que Monseñor Romero ha sido para muchos la inspiración como testigo fiel de Jesucristo, sovaldi ya que se ha convertido en una de las figuras más importantes en el mundo, su vida estuvo marcada por la entrega, sacrificio y sobre todo por el amor a los demás.

Desde su infancia, hasta el día de su asesinato, Monseñor Romero siempre fue un ministerio de Dios, un sacerdote sumamente caritativo y entregado, no aceptaba obsequios que no necesitara para su vida personal.

En el transcurso de su ministerio el beato Romero se convirtió en un implacable protector de la dignidad de los seres humanos, sobre todo, de los más desposeídos; esto lo llevaba a emprender una actitud de denuncia contra la violencia, y, sobre todo, a enfrentar cara a cara a los regímenes del mal.

Sus homilías se convirtieron en una cita obligatoria de todo el país cada domingo. Desde el púlpito iluminaba a la luz del Evangelio los acontecimientos del país y ofrecía rayos de esperanza para cambiar esa estructura de terror y maldad.

El padre Melgar manifestó que en la vida espiritual del obispo mártir existieron tres fuentes de alimento que fue la palabra de Dios, la obediencia al Papa y la devoción a la virgen María.

“Él quiso orientar no solo a la Arquidiócesis, sino al país entero que se encontraba en serios conflictos, necesita mucha oración y mucho coraje para enfrentar la situación que se vivía con la determinación de un auténtico pastor”, afirmó el religioso.

Con la muerte de Monseñor Romero iniciaba una eternidad de fe, fortaleza y confianza en un hombre bueno,  habían comenzado, el símbolo de la unidad de los pobres y la defensa de la vida en medio de una situación de dolor.

En celebración eucarística también se recordó a los fundadores de la Federación de Trabajadores del Campo (FTC), que fueron asesinados hace 36 años.

Apolinario Serrano fue asesinado por efectivos militares, junto a Patricia Puerta, José López y Félix García, frente al Regimiento de Caballería. Los cuatro campesinos masacrados luchaban en contra de las injusticias sociales y para cambiar las políticas represivas de ese momento.

Entre las luchas de los trabajadores  estaba reivindicar que la arroba de café, que en ese tiempo la pagaban a 30 centavos de colón al cortador, se pagara a 50 centavos; además, que se pusieran botiquines en los centros de trabajo, y para que a los campesinos se les pagaran 30 centavos en concepto de alimentación.

A %d blogueros les gusta esto: