web analytics
lunes , 18 diciembre 2017
Inicio » Nacionales » La leyenda del Gato con Botas salvadoreño
La leyenda del Gato con Botas salvadoreño
Artistas consagrados por las niñas y niños de La Colmenita, del municipio de Santa Ana, transformaron una antigua leyenda en demostración de talento durante el programa Gobernando con la Gente. Foto Diario Co Latino.

La leyenda del Gato con Botas salvadoreño

@DiarioCoLatino

Con la confianza y destreza de artistas consagrados, las niñas y niños de la Colmenita del municipio de Santa Ana transformaron una antigua leyenda que viene de la Europa feudal de hace siglos en una simpática obra teatral con sabor salvadoreño: El gato con botas… santaneco.

La formidable demostración de talento ocurrió este sábado 14 en esa ciudad, a unos pasos del presidente de la república, Salvador Sánchez Cerén, autoridades de gobierno y ante los medios nacionales durante el programa Gobernando con la Gente, iniciativa emblemática del modelo democrático del estadista.

Con la naturalidad de quien trabaja habitualmente ante las cámaras de televisión, una de las niñas detuvo la presentación e invitó a ver la obra dentro del II Festival de Teatro Infantil por la Convivencia y la Paz de las Colmenitas que se celebra este mes.

La obra había avanzado poco más allá de la repartición por el molinero de su pobre herencia entre sus tres hijos y fue detenida por la niña cuando el célebre gato iba a comenzar sus atrevidas aventuras, pero inusualmente junto a un personaje identificado como “Piscucha”.

La breve actuación de los artistas infantiles funcionó como una especie de arte publicitario: dejó enganchados a todos por conocer más de esta singular leyenda del gato con botas santaneco.

En realidad fue un botón de muestra de un amplio movimiento cultural que se ha expandido por todo el país en apenas  dos años, iniciado e impulsado por el Presidente y la primera dama, Margarita Villalta de Sánchez.

Se trata también del resultado de la hermandad entre dos pueblos, pues el espectacular desarrollo del teatro infantil en El Salvador es apoyado por artistas de Cuba, donde fue iniciada esta exitosa experiencia de las Colmenitas en 1992.

Precisamente en enero del año pasado tuvo lugar la primera presentación de un espectáculo de este tipo, en el que intervinieron unos 150 niños, niñas y adolescentes de los dos países.

Menos de 10 meses después, en octubre, fue celebrado con un gran éxito de público el Primer Festival de Teatro Infantil por la Paz y la Convivencia, con ocho obras y más de 500 artistas infantiles de una decena de Colmenitas.

El Segundo Festi evidencia la popularidad de este programa cultural:   son más del doble las obras, 17; más que duplicadas las colmenitas, 26; y crecido el número de participantes, que supera los 750.

“La Colmenita es una oportunidad para los muchos niños talentosos que tenemos en El Salvador, y que nunca tuvieron la oportunidad de integrar un proyecto exitoso como este”, afirmó la Primera Dama. El Festi 2017 fue inaugurado por el Presidente Sánchez Cerén este 11 de octubre y luego presentada la obra El caserío encantado, un canto de esperanza elevado por los niños sobre un pasado que no permitirán que regrese: la época de las masacres cometidas por el ejército durante el conflicto armado, como la de El Mozote.

“Este 2017, año que celebramos el 25 aniversario de los Acuerdos de Paz, nuestras Colmenitas nos confirman la visión que tuvimos desde un principio, de que el arte es una herramienta de educación y transformación social, que fomenta valores y fortalece los lazos familiares y de convivencia”, destacó el gobernante.

Los especialistas culturales resaltan la singular fuerza de este movimiento cultural impulsado por el gobierno y la gran participación de los niños, niñas y adolescentes, apoyados con entusiasmo por sus familias.

“La Colmenita es la alegría explosiva y el disfrute creativo de las niñas y los niños, pero es también el magisterio de lo que el corazón de la niñez y la juventud nos comparte en su generosidad”, aseguró Silvia Elena Regalado, Secretaria de Cultura.

César Pineda, director nacional de Casas de la Cultura y la Convivencia, es testigo del avance de este movimiento desde el principio.

“La Colmenita no es una escuela de formación artística: es una escuela de formación humana, un espacio de convivencia y desarrollo de principios como la solidaridad, honestidad y hermandad”, afirmó.

A lo largo de este mes de octubre los más de 750 integrantes de las 26 Colmenitas llevarán la alegría de vivir de la niñez y esta fiesta de la cultural por todo el país.

Será la oportunidad de conocer hasta el detalle la singular leyenda del único gato con botas santaneco.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: