web analytics
Página de inicio » Nacionales » “Me regresé con mi corazón destrozado, porque ya mi hijo teniendo la libertad, no me lo daban”
Marcela Alvarado lamenta la posición del Estado sobre su hijo, ya que a pesar de contar con una orden de liberación, las autoridades se niegan hacerlo. Foto: Diario Co Latino / Cortesía.

“Me regresé con mi corazón destrozado, porque ya mi hijo teniendo la libertad, no me lo daban”

Samuel Amaya
@SamuelAmaya98

Miembros de las Comunidades Eclesiales de base del Bajo Lempa y el Movimiento de Víctimas del Régimen de Excepción (MOVIR) se concentraron el martes en la Asamblea Legislativa para exigir la liberación de 111 personas capturadas bajo el Régimen de Excepción, ya que estas, nada tienen que ver con pandillas. Dentro de esas 111 personas se encuentra José Duval, quien su madre no conoce si se encuentra vivo o muerto a pesar de contar con una carta de libertad.

Las víctimas han interpuesto Habeas Corpus ante la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, pero no han tenido respuesta. Han presentado arraigos para probar la inocencia de los 111 detenidos; pero las autoridades se niegan a liberarlos. Incluso, José Duval Mata, un joven que fue capturado en el cantón La Noria, ya recibió su carta de liberación, pero las autoridades no la han hecho efectiva.

Justamente la madre de José Duval, Marcela Alvarado, aseguró que hace dos meses recibió la carta de libertad de su hijo; sin embargo, cuando fue a buscarlo al penal de Izalco los agentes le dijeron que no había autorización para liberarlo. En ese sentido, la madre teme que su hijo esté muerto y enterrado en una fosa común.

“…La jueza me dio la carta de libertad y me dijo que con la carta me fuera al penal donde mi hijo estaba recluido y me lo iban a dar; cuando yo llegué al penal, el 27 de septiembre, me dijeron que ellos no tenían autorización de dejar salir a nadie; me vine de regreso con mi corazón destrozado, porque ya mi hijo teniendo la libertad, no me lo daban”, relató la madre frente al Congreso salvadoreño.

El 5 de mayo, Alvarado presentó el primer Habeas Corpus sin obtener una respuesta por parte de los magistrados de la Sala de Lo Constitucional; por ello, volvió a presentar otro Habeas Corpus e incorporó la carta de libertad; “yo como madre desesperada rápido lo hice; allí me dijeron que llamara dentro de dos meses; que dentro de dos meses me iban a dar una respuesta, yo les pido (hizo énfasis en los medios de comunicación) que me ayuden a liberar a mi hijo, porque es una angustia muy grande. Yo no sé si mi hijo sigue vivo o está muerto porque se oyen muchos casos de que familiares encuentran a sus (detenidos) en fosas comunes”.

“Mi hijo no es ningún delincuente, mi hijo es trabajador, ya tenía 6 meses de trabajar de tractorista.

Yo les digo que, si mi hijo hubiese sido algo, yo no daría la cara por él aquí, porque sería vergüenza para mi andar dando la cara, y que la gente me dijera que mi hijo es delincuente”, concluyó la madre.

Ver también

Avanza diciembre en El Salvador con cero homicidios

San Salvador/Prensa Latina El Salvador avanza diciembre con cero homicidios atribuibles a las bandas o …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.