web analytics
Página de inicio » Nacionales » Masacre de El Mozote, el recordatorio necesario
Dr. María Julia Hernández

Masacre de El Mozote, el recordatorio necesario

Texto y fotografía Néstor Martínez

Cuando encendieron las luces del auditorio del Museo Nacional de Antropología, todos los rostros tenían los ojos humedecidos tras finalizar la proyección del documental “El Mozote Nunca Más”.

Es imposible no conmoverse ante los testimonios, las imágenes de la zona y la lucha de los familiares asesinados en busca de justicia, que atestiguan la masacre de aquel 11 de diciembre de 1981 cometida por el batallón “Atlacatl”, ya desaparecido, siendo los responsables de la matanza el teniente coronel Domingo Monterrosa Barrios, el lugarteniente José Azmitia y el teniente coronel Natividad de Jesús Cáceres, según el reporte de la Comisión de la Verdad.

La matanza fue extendida por los cantones, además de El Mozote, La Joya, Cerro Pando, Jocote Amarillo, Ranchería, Arambala, Cerro Ortiz y Toriles.

Las víctimas contadas, aunque se estima que sobrepasan los mil, son 986 personas, de ellas 479 mujeres, de estas 12 embarazadas, 558, eran niños y niñas de 0 a 18 años de edad.

La masacre de El Mozote es conocida como la peor ocurrida y realizada por un ejército en Latinoamérica.

La masacre fue negada por la Junta Revolucionaria (1979-1982), Álvaro Fortín Magaña (1982-1984) y José Napoleón Duarte (1984-1989), asimismo hizo lo propio el Gobierno de los Estados Unidos, encabezado por Ronald Reagan. Todos alegaron que eran mentiras de los “comunistas”.

Asimismo, los medios de comunicación de El Salvador solo publicaron que era una operación del Ejército, “Operación Rescate”, contra el “terrorismo” sin agregar ningún detalle del crimen.

Los primeros detalles del crimen los denunció la entonces emisora clandestina Radio Venceremos, cuyos periodistas llegaron a la zona de la masacre. Luego la noticia tuvo difusión mundial cuando dos periódicos de prestigio, The Washington Post y The New York Times, publicaron sendos reportajes en el que culpaban al Ejército de El Salvador.

Tras la firma de los Acuerdos de Paz, el Gobierno encabezado por Alfredo Cristiani, del partido derechista Arena, emitió la Ley de Amnistía para proteger de la justicia a los responsables de las masacres por parte del Ejército salvadoreño. Dicha ley ya fue modificada para llevar a la justicia a los responsables de las masacres.

La búsqueda de la justicia tuvo en Rufina Amaya, sobreviviente de la matanza, su principal bastión, a ella se sumaron muchas organizaciones, cuya culminación fue la intervención de Tutela Legal del Arzobispado, bajo la dirección de la fallecida Dra. María Julia Hernández, gran luchadora por los derechos humanos.

La intervención de Tutela Legal permitió que un equipo internacional de forenses de Argentina realizara la exhumación e identificación de las víctimas, muchas de ellas pertenecientes a una misma familia.

Los familiares recibieron los restos de las víctimas para su respectiva sepultura. Se dice que en la actualidad la gente que vive en la zona tiene parientes asesinados por el tristemente célebre “Batallón Atlacatl”, que fue entrenado por los Estados Unidos en la desaparecida Escuela de las Américas que tuvo sede en Panamá.

La proyección de “El Mozote Nunca Más” es parte del cumplimiento de la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos que condenó al Estado de El Salvador por tal masacre, este cumplimiento incluye la distribución y proyección del documental en todo el sistema educativo de El Salvador, asimismo, la sentencia de la Corte Interamericana manda que el documental se coloque en la página web de la Fuerza Armada, acción aún pendiente.

Antes hubo actos de desagravio y pedidos de perdón públicos por parte de los presidentes Mauricio Funes y el actual, Salvador Sánchez Cerén, siempre en cumplimiento de la sentencia.

A la proyección del documental asistieron familiares de las víctimas, maestros, representantes de universidades privadas, alumnos y público en general. El documental fue regalado a todos los asistentes.

La delegación del Gobierno estuvo encabezada por el secretario de Comunicaciones y Gobernabilidad de la Presidencia de la República Roberto Lorenzana.

Dorila Márquez

Allí está Dorila Márquez, me dicen los realizadores del documental. Dirijo mi vista hacia la señora delgada, de mirar sereno, profundo y seguro, que viste la camiseta de la Asociación Promotora de los Derechos Humanos de El Mozote, de la cual ella es la presidenta. Sentada en primera fila, en la actualidad dirige la lucha por la justicia en el caso de la masacre de El Mozote, y tenemos este breve diálogo.

– Una película más, todavía se insiste en El Mozote, ¿esto forma parte de la lucha contra la impunidad?

Sí, claro. Esto forma parte de la lucha para que se dé a conocer la historia porque todavía hay jóvenes que no creen que sucedió esa terrible masacre, y eso es lo que siempre hemos luchado: que se dé la historia en las escuelas, que los jóvenes sepan la realidad de lo que sucedió.

– ¿Está satisfecha con el cumplimiento del Gobierno respecto a los compromisos con la Corte Interamericana de Derechos Humanos, en especial este evento?

Claro que sí, porque esto viene en la sentencia y por parte del Gobierno se está cumpliendo con lo que se le ha condenado.

– ¿Hay algún proyecto para difundir este documental o lo van a repartir?

Lo van a repartir.

– ¿Es parte del compromiso?

Sí, es parte del compromiso del Gobierno.

– ¿Hay futuras actividades para insistir en la demanda de justicia?

Claro que sí. Siempre vamos a seguir insistiendo porque no se puede quedar en la impunidad esa terrible masacre que sucedió.

– El partido derechista Arena insiste en declarar “héroe” a Monterrosa, ¿qué opina de eso?

– Que un criminal no se puede declarar “héroe” porque fue el que dio la orden que masacraran tanto niño, tanto anciano, mujeres embarazadas, entre ellas mi hermanita que estaba en su último mes de embarazo y mi hermanito de 11 años, y tanto niño que murió allí. No puede ser un “héroe”, Monseñor Romero sí, pero él no, fue un asesino.

– Usted es pieza fundamental en este documental, ¿cómo se siente saber que va a estar en algo que va a ser conocido por miles de personas?

Muy feliz, muy satisfecha de lo que se está haciendo porque hoy se va a dar a conocer más como una orden, se puede decir, que se dé en las escuelas. Me siento muy satisfecha con eso que se va a hacer ahora.

El acto oficial termina con la proyección del documental, a su vez este termina con la declaración de la Dra. María Julia Hernández, quien dice que si los militares que participaron en la masacre de El Mozote llegaran a pedir perdón a Morazán, serían recibidos con un abrazo, tal es el mensaje de amor que queda flotando entre los asistentes. Perdón, pero nunca olvido.

Ver también

Antibiótico o veneno

Santiago Leiva @DiarioCoLatino Águila, con las heridas supurando y con los moretones frescos que le …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: