Página de inicio » Opiniones » Los Judas de Semana Santa

Los Judas de Semana Santa

Isaac Bigio

Politólogo, economista e historiador

La semana santa es la que más honra a Jesús. Sin embargo, esta es muy especial hoy en Perú, no solo por el diluvio (que no es un castigo divino), sino por la gran proliferación de Judas.

Por primera vez celebramos pascuas teniendo a una mujer gobernante quien es, a su vez, la primera presidenta de la historia universal en haber asesinado a casi 70 manifestantes en sus primeros 4 meses en palacio. Dina Boluarte quiere ser la mayor Judas femenina del continente. Si el 7/12/2021 ella juró en Ayacucho su lealtad eterna a Pedro Castillo (diciendo que iba a renunciar si a él lo vacaban), en la misma fecha del 2022 hizo lo opuesto, e inmediatamente después mató a tiros a 10 marchistas en esa misma ciudad, que es hoy la «capital» de la semana santa peruana.

Boluarte traicionó a su jefe, a quienes le sacaron del anonimato, a su movimiento, a su electorado, a sus paisanos y a las mujeres, al venderse por más de 13 monedas a quienes fueron sus fuji-enemigos electorales y a quienes quieren crucificar cualquier medida de progreso social.

Dina llegó al poder con el golpe del 7/12/2022. Ese día, solo 5 de los 45 congresistas que llegaron a ser oficialistas votaron contra la vacancia de Castillo. Algunos (como Bermejo o la Premier Chávez) no asistieron, otros (como su  primer Premier Bellido) se abstuvieron, y una buena parte de ellos (incluyendo a su expremier Valer y su exjefe de bancada, W. Cerrón) apoyaron su remoción.

Se suponía que el sector más leal a Castillo era la de sus 10 colegas maestros, pero solo 1 de ellos se opuso a destituirlo. El 4/4/2023 otra vez solo 1 votó por vacar a Boluarte y la mayoría del BM (y otros excastillistas, como Marticorena, Coayla y Cortez y su exministro Zea, quien previamente se pasó al derechista Podemos) no fue o se abstuvo.

Varios congresistas que representan a los departamentos que más muertos han tenido con Dina se opusieron a su vacancia, con lo que traicionaron a sus asesinados. Tal es el caso de Gonzáles, Martínez y Medina (excandidato de PL, BM y AP a la Presidencia del Congreso) por Arequipa y de Jiménez (FP) por Junín. La gran mayoría de los legisladores de Lima apoyó a Dina, pese a que poco antes se había informado de que el manifestante Manuel Quilla acabó sin vida tras haber sido golpeado por la policía en la capital.

Ver también

Dimensión político-ecológica del feminismo

Ivone Gebara Brasil (Tomado de Agenda Latinoamericana) Una breve reflexión sobre la dimensión políticoecológica del …