web analytics
sábado , 21 octubre 2017
Inicio » Suplemento Amigos » Liza Minnelli a sus 70 años: “Volvería a cometer los mismos errores”

Liza Minnelli a sus 70 años: “Volvería a cometer los mismos errores”

Christina Horsten, discount dpa

Liza Minnelli celebra su cumpleaños con humor: Sus 70 años serán la ocasión para festejar este sábado el “Minnellium”, viagra señaló en una entrevista con el “New York Post” en un juego de palabras con su apellido y millennium, treatment la palabra inglesa para “milenio”.

Y Minnelli es realmente una artista del milenio: actriz, cantante, estrella de Broadway desde hace décadas con una carrera brillante y una de las pocas personas que han ganado los cuatro grandes premios de la industria del entretenimiento -Oscar, Grammy, Emmy y Tony-.

Su mentor fue Charles Aznavour, Marilyn Monroe y Frank Sinatra sus amigos íntimos y junto con Andy Warhol fue una de las protagonistas de la época de “Studio54”. ¿Cuál es su objetivo después de estos éxitos? “Seguir mejorando”.

Minnelli ya era famosa antes de nacer, cuando los fans y la prensa del corazón esperaban la llegada de la hija de la actriz Judy Garland (“El mago de Oz”) y el director Vincente Minnelli (“Gigi”).

En su casa lo normal era que las superestrellas entraran y salieran como si nada. “Yo era increíblemente tímida. Y encima en casa siempre había tantos adultos, y para colmo gente que todo el mundo conocía”, relató Minnelli hace tiempo en una entrevista con dpa.

Una vez, Sammy Davis Jr. se dirigió a ella y le habló. “Fue muy, muy agradable y quería solamente ser amable. Pero yo pensaba ‘¡Nadie me habla! ¿Por qué nadie me ayuda?’ No pude decir ni una palabra”.

Sus famosos padres le facilitaron la entrada en el mundo del espectáculo. “De mi madre tengo el etusiasmo, de mi padre los sueños y de los dos heredé el sentido del humor”, declaró años más tarde.

Minnelli se convirtió en estrella de Broadway y cantante de clubes nocturnos hasta que a principios de los año 70 le llegó la fama con mayúsculas. El musical “Cabaret” se convirtió en un éxito mundial. Con su papel de la cantante Sally Bowles en el Berlín de 1931 la actriz creó un ícono del cine y ganó un Oscar.

“Estaba tan sorprendida”, relató hace poco al “Huffington Post”. “Y a mi lado estaba mi padre y él estaba también tan sorprendido que me gritó en el oído. Aún sufro tinnitus (zumbidos en el oído) de aquello”.

El film persigue a Minnelli hasta hoy, en lo bueno y en lo malo. “Si alquien quisiera volver a hacer una nueva versión, estaría loco. Déjenlo en paz, es una obra maestra”. Incluso ahora su talento se mide por esa película y ella recuerda con nostalgia el rodaje en Múnich, que describe como “la etapa más feliz” de su vida.

Después, la montaña rusa de su carrera fue hacia abajo, tanto laboralmente como a nivel personal. No le ofrecían papeles y tuvo relaciones que iban y venían. Se casó y se divorció cuatro veces.

La lista de sus enfermedades y operaciones es tan larga como la de sus películas: numerosas en la rodilla, las dos articulaciones de la cadera le fueron sustituidas por prótesis y una encefalitis fue tan intensa que los médicos creyeron que tendría que ir en silla de ruedas el resto de sus días. Además, Minnelli libra una lucha -hasta hoy- contra el alcohol, las drogas y el sobrepeso. En marzo de 2015 volvió a ingresar en una clínica de desintoxicación.

Pero la artista siempre supo recuperarse, y eso también es una de sus características. “Tengo una fe muy grande y muy firme. Pienso que siempre hay que pensar de manera positiva, seguir aprendiendo y disfrutar y valorar la vida cada día más”, dijo a dpa.

En los últimos tiempos vive retirada de la vida pública y parece debilitada. La azarosa vida ha dejado su huella. Pero no lamenta nada, subraya esta diva. “La vida es como un cabaret: uno nunca sabe lo que va a venir ni si va a ser bueno o no. Creo que volvería a cometer todos mis errores”.

A %d blogueros les gusta esto: