web analytics
sábado , 21 octubre 2017
Inicio » Suplemento Deportivo » La “juve” fue una delicia
La “juve” fue una delicia
Carlos Ayala de Marte disputa el esférico con Odir Flores de Metapán. Foto Diario Co Latino/ Guillermo Martínez.

La “juve” fue una delicia

@Diario Co Latino

No necesitó una almádana Ricardo Ferreira, rx al delantero brasileño le alcanzó con el puño para derribar la barrera defensiva del Juventud Independiente, sildenafil que fue más frágil que una choza de bahareque después de varios inviernos.

Y es que “Ricardinho” convirtió un “hat trick” y guió a Santa Tecla a su primer triunfo del Clausura 2015. El ariete brasileño anotó los tres goles tecleños que, search incluso, pudieron ser cuatro o hasta cinco si Ferreira hubiese sido más diestro al momento de definir.

Pero no solo él falló. Marlon Cornejo y William Maldonado también perdonaron opciones claras, por lo que, si bien el 3-1 suena abultado, Juventud Independiente puede sentirse dichoso de no regresar a San Juan Opico con un marcador de escándalo.

Demasiadas concesiones dio el equipo de Juan Ramón Sánchez, tantas que, a los ocho minutos, ya estaba abajo en el marcador. Julio Martínez, quien minutos antes había volado para frenar el grito de gol de Maldonado, esta vez no pudo evitar que Ricardinho, con un zurdazo raso, descorchara el partido.

El mismo Ricardinho avivaría nuevamente el grito de gol de los tecleños congregados en el Estadio Las Delicias. El delantero incursionó por derecha y provocó que Alexánder Landaverde lo derribara en el área, por lo que el árbitro sancionó penal.

A cobrarlo llegó el brasileño, quien hizo justicia desde los 12 pasos y puso tierra de por medio en las aspiraciones opicanas antes del cuarto de hora. Con el 2-0, el esquema táctico de la “Juve” se desmoronó como castillo de naipes.

Por izquierda había una autopista más ancha que la carretera a Comalapa. Por ahí viajaban, sin freno y sin restricciones, Cornejo y Maldonado. Eso sí, ni uno ni otro andaba la “cuma” afilada.

Antes de que Maldonado perdonara el 3-0, al minuto 33 ya lo había hecho Cornejo con un disparo a quemarropa que le salió tan pando como arco de flecha. Solo esa bondad del anfitrión impidió que Juventud Independiente llegara al final del primer tiempo aún con vida.

En ese período, la ofensiva visitante fue testigo en primera fila y Derby Carrillo, el meta tecleño, bien pudo tomar hasta una siesta.

Al regreso de los camerinos, el juego ofreció un tobogán de emociones. Al minuto 52, Maldonado despintó el poste izquierdo con un remate sólido de primera intención y, solo un par de minutos después, fue la “Juve” quien tuvo para el descuento después de un fallo defensivo.

Quien no desaprovechó fue Ferreira. El delantero le sacó petróleo a una salida inexplicable del meta Julio Martínez y la confusión defensiva para definir a puerta vacía y liquidar el juego 3-0.

Solo dos minutos después, con media hora todavía en juego, apareció Antonio Rugamas de cabeza para hacer el tanto del honor.

Pudo la “Juve”, al ‘84, ponerse a tiro de empate, pero William Mancía le sacó las castañas del fuego a Derbi Carrillo que soltó un balón peligroso en el área.

El telón final se cerró con el 3-1 y la expulsión de Israel Landaverde, Juventud Independiente, por doble cartulina amarilla.

A PASO DE CAMPEÓN

En la capital, en el césped del Cuscatlán, el tricampeón Isidro Metapán hizo buenos los pronósticos al imponerse 1-0 a un Atlético Marte que dio batalla con diez jugadores, pero que no pudo aprovechar su localía.

Los jaguares confeccionaron su triunfo a paso de tortuga. Una victoria que bien pudieron tejer desde los minutos iniciales y que es hasta raquítica por las condiciones en que se desarrolló el partido.

Los carabineros jugaron con 10 hombres por más de una hora. El primer susto de Dennis Salinas bajo los tres palos lo tuvo al minuto 3, cuando Marvin Monterrosa sacudió el travesaño con un violento zapatazo, pero, tras ese pellizco, Marte reaccionó y ofreció batalla.

El duelo en adelante se trasladaría a zona ancha y a la ley del más fuerte.

Así, los bombarderos perdieron a Mario Martínez por roja directa después de una agresión sobre José Ramos Peraza al minuto 23.

En inferioridad numérica, se esperaba que el campeón fuera un torbellino, pero tuvo que esperar hasta el cierre del primer acto para conseguir el 0-1.

Odir Flores centró y apareció Monterrosa para meter la cabeza y mandar a guardar el balón.

Fue todo porque el gol y el hombre de más acabaron por acomodar a los jugadores de Jorge “Zarco” Rodríguez, aunque crearon un par de llegadas más, permitieron que la escuadra local los encimara y les pusiera pleitesía hasta los 90 minutos.

Al final, los tres puntos viajaron en el bus de Metapán y alcanzan para mantener una foja perfecta y liderar el campeonato. Para Marte, el único consuelo es que Pasaquina aún no puntúa después de dos jornadas.

Entre tanto, en San Miguel, la UES encontró un oasis entre el fuego del Dragón. Los universitario se terminaron imponiendo ante los migueleños.

Santiago Davio, de penalti a los 36 minutos, fraguó el triunfo para los pumas que mantienen su condición de invictos y siguen haciendo colchón para no preocuparse por  temas de descenso.

A %d blogueros les gusta esto: