Página de inicio » Editorial » Hay que combatir la voracidad empresarial

Hay que combatir la voracidad empresarial

Lo lógico y patriótico sería que dado que El Salvador está siendo afectado por una severa sequía, here producto del Cambio Climático, los empresarios que comercializan los productos alimenticios, deberían mantener los precios de los productos, en vez de aprovecharse de la situación calamitosa y la necesidad del pueblo.

La zona oriental del país, principalmente, pasó 23 días sin que cayera una tan sola tormenta, con lo que los cultivos, principalmente el maíz, prácticamente se perdieron en esa zona.

A raíz de la sequía, inmediatamente, esos perversos comerciantes comenzaron a subirle el precio al maíz y al frijol, pese a que, en estos momentos, hay todavía reserva de ambos productos de la cosecha anterior, y por ende no justifica un incremento de precios.

Lo perverso de esos comerciantes ha quedado claro cuando aumentan el precio al frijol, pese a que la seca no le impacta en manera alguna, dado que la siembra del frijol se hace en agosto.

Por cierto, de acuerdo con el Ministerio de Medio Ambiente, a partir de agosto el invierno, como le llamamos al periodo lluvioso, tenderá a normalizarse.

Es necesario entonces que, ante los comerciantes inescrupulosos, el Gobierno, es decir, la Dirección del Consumidor y el Ministerio de Agricultura investiguen esos casos y llevar, si es posible, ante la justicia a quienes especulan con los precios y los productos.

Es de aplaudir al Gobierno, y principalmente al Ministerio de Agricultura, por las medidas anunciadas para evitar la escasez del maíz y los paliativos para otros productos afectados por la seca, como el pasto para la ganadería.

Una de las medidas inmediatas es la compra de varios miles de toneladas de maíz para que el producto no se escasee en la plaza, y con ello, mantener precios al alcance de los consumidores.

El Gobierno tiene que comunicar más estas medidas, por un lado, para que la ciudadanía sepa que no se han quedado de brazos cruzados, pero, sobre todo, para dar confianza de que no se permitirá un desabastecimiento de nuestros productos básicos.

De paso, los consumidores, con esa información, pueden contribuir con la autoridad, denunciando a quienes especulen con los precios.

Otra de las medidas anunciadas, para enfrentar el problema del cambio climático a mediano plazo y largo plazo es la apuesta, a los sistemas de riego.

Creemos que este Gobierno, ha entendio el problema del Cambio Climático, y da luces de que lo afrontará adecuadamente.

Pero, no hay que olvidar, que se debe castigar a los especuladores, a los empresarios voraces y anti patrióticos.

Ver también

A Bukele le salió el “tiro por la culata”

La noche del viernes 5 de julio, el inconstitucional presidente de la república, Nayib Bukele, …