web analytics
Página de inicio » Opiniones » ESTÁN BIEN FREGADOS

ESTÁN BIEN FREGADOS

Francisco Herrera

1.  Ya no estudian, buy se han quedado sólo ideológicos.  La ideología – en política – es como la pimienta: demasiado, pharmacy atraganta. En verdad nunca han estudiado, es FUSADES, fundada por ellos mismos y de la cual ellos mismos han venido, durante decenios, turnándose como directivos máximos, que les “investiga” ciertos “aspectos” de la “realidad” del país. Al gusto de ellos.

Sobre la evolución de nuestro PIB, por ejemplo, ¿cómo hacen en FUSADES para investigar ese dato tan necesario para el análisis del estado en que se encuentra cualquier economía en cualquier país del mundo, cómo hacen? Compilan los datos que a ese respecto los expertos están compulsando, por ejemplo los del Banco Central de Reserva; o los del Ministerio de Hacienda, o los de otra institución nacional (nacional, internacional no, hasta ahí no llega su impostura); compilan, pues, esos datos (los relativos a un período determinado), los substraen del contexto preciso en el que esos expertos los están procesando, los “pegan” a otro contexto, componen enseguida una tabla – tal como todo economista hace con los datos oficiales que recoge, hacer una tabla para volverlos visibles al lector. Una vez que han puesto esos datos en el contexto que a ellos conviene, proceden a etiquetar la tabla con un sesgo de tipo mediático (interpretación de lo factual… pero en este caso para efectos mediáticos exclusivamente) y zas publican. ¿Cómo publican? Hacen conferencia de prensa. ¿Quiénes acuden a esa conferencia? Sus periódicos, sus radios, sus teles. Los fusades se han vuelto hábiles en esa técnica de doble espejo. Engañar sin temor a terminar auto-engañados, como dice el psicoanálisis.

Detrás vienen sus analistas, al día siguiente de la publicación de la “investigación”. Estos analistas sí que son graciosos. Se ve que se la gozan cuando el entrevistador los está presentando licenciado, o docente, o ejecutivo de tal ONG, o presidente que uno de ellos fue de tal institución hace un montón de años. Todos bien corteses “frente a frente” en el set del severo entrevistador. ¿Frente a frente para confrontar – entre ellos – ideas?; ¿o para someter a sus colegas y al televidente-oyente el avance de alguna primera conclusión de algún arduo trabajo aún no acabado? No. Para repetir datos, los mismos que el periódico ayer por la mañana publicó en primera plana y que son los que el tanque etiquetó etcétera. Algunos de esos analistas son de planta, es decir no son invitados, son convocados… para el “tema”.

2.  Están bien fregados, en particular estos días con eso de la jornada de clausura del primer congreso del FMLN, hace un poquito más de una semana. O ni idea tenían de lo que es y significa un congreso celebrado por un partido del tipo Fmln, o no tuvieron tiempo, o simplemente no les importó prestar atención a las informaciones que durante varios meses estaban circulando a ese propósito, en la Maya por ejemplo; e intentar saber con pertinencia de qué se trataba o trataría en ese evento, aunque fuese en su perfil general. Con un poco de iniciativa bien podían, por ejemplo, encargarle ese trabajito a alguno de sus analistas, sobre todo a alguno de los que fueron miembros de. Pues aunque el FMLN nunca en su historia había vivido un congreso y que en verdad toda su membresía fue descubriendo sobre la marcha qué es un congreso en un partido del tipo FMLN, esos analistas que en un set son presentados miembros de, ellos sí, por haber sido miembros de y algunos hasta firmantes de, siempre han tenido al menos la idea general de qué es, qué significa, como se organiza, lo que cuesta organizarlo, y a qué resultados se espera arribar en un congreso de un partido del tipo FMLN. Pero bien, no quisieron. Digamos, sencillamente, que no estaban obligados de saber. Valga decirles aquí entre paréntesis que próximamente, el 2016, dos partidos hermanos (hermanitos) del FMLN, el uno en marzo, el otro en abril, van a celebrar su congreso, cada uno en su país, de cara a su pueblo: el Partido Comunista de Vietnam y el Partido Comunista de Cuba. Todos los que estuvimos en la clausura de nuestro congreso pudimos enterarnos de esos dos hechos políticos venideros, pues sus representantes, invitados especiales nuestros, nos lo informaron oficialmente.

3. ¿Es banal un congreso en un partido del tipo FMLN? No, es siempre un hecho político de gran trascendencia, para su membresía y para todo su pueblo, incluso para aquella parte del pueblo que no se reconoce en el partido congresándose, o indiferente a sus resultados. Es como revisarse, como recontar cómo están los aperos, el agua, las tortillas y los bananos…, la hoja de ruta con sus principales mojones para medir las energías a fin de estimar lo mejor posible los recursos que serán necesarios, y los altos para rehacer las fuerzas y recomponer los mandos, pues el camino que los jefes y su respectivo capitanaje se proponen recorrer será largo ¡ y habrá que llegar; pues de lo que se trata es llegar al destino fijado!. De ahí la necesidad absolutamente imperativa de medir objetivamente (esto es, científicamente) la realidad de lo que se quiere cambiar… y también, sí, sí, de lo que no conviene o no es tiempo todavía de cambiar.

4. Es grave no estudiar, hablamos de un partido importante como el de ellos, que ya gobernó durante un buen número de años con los resultados que todo mundo sabe, sobre todo en el terreno de lo social, ni vale la pena detenerse aquí a enumerar los más nocivos de esos resultados, para la población pobre y en particular para los más pobres de nuestro país.

Lo que pasa es que a estas alturas (hoy, después de seis años y medio de otra forma de gobernar) hay que tener el cerebro al revés para sostener que el país no tiene rumbo o bobadas de ese estilo que incluso un bicho de primaria ya no escucha, mucho menos su papá, su mamá, sus hermanos mayores, que ellos sí saben (en su fondo saben aunque tal vez no lo sepan decir con palabras mediáticas) que las ayudas del gobierno del profesor Sánchez Cerén sí tienen rumbo. Ese rumbo que ellos, esos muchachos y esas muchachas, en las colonias, en los barrios pobres llaman con el mejor nombre del mundo: el rumbo de ellos… ¡son ellos!, ellos en cuerpo y alma, asumiéndolo ya, paso a paso cuando por la mañanita caminan erguidos hacia su escuelita…

5.  Se llevó a realización hace un par de días una encuesta telefónica, aleatoria en todo el país. Resultado: la gente está contenta con el congreso del FMLN, y aprueba lo que dijo en sus dos discursos su secretario general. Hay que precisar: aleatoria en el seno de la población del país, no en el seno de la militancia del partido. Mucho cuidado, pues, con las alharacas de los señorones en sus medios. La gente ya valoró: el Frente celebró congreso mientras ellos, los señorones, hacen frases.

P.S. Mi vecina me dijo ayer, al momento de tomar el bus: Mire, fíjese como están de rabiosos esos señores, fíjese lo que dicen. Que nuestro país va al socialismo, dicen. ¡Y no es eso lo que queremos nosotros, pues! Están bien fregados… con “j”.

Ver también

El Salvador: Elecciones 2019, retos y desafíos para la democracia representativa

*Nelson de Jesús Quintanilla Gómez, Doctor en Ciencias Sociales mención Gerencia y profesor universitario de …

A %d blogueros les gusta esto: