web analytics
Página de inicio » Opiniones » Del Oriente al Centro de la Capital III

Del Oriente al Centro de la Capital III

Dr. Héctor Arce

1. Salimos del “Mercado Municipal Tinetti” hacia el centro de la capital y con un quiebre al Sur encontramos la conocida “Plaza Zurita” en donde residió la poetisa y declamadora nacional e internacional Lidia Villavicencio Olano, hermana de otro poeta y declamador Luis Villavicencio Olano, quien triunfó en México y ahí falleció; el salón de billares “Brumswich”, a este billar como a todos los del país llegaban y llegan aprendices y “mirones”, “tacos” que son aquellos jugadores que echan de 6 a 15 bolas de una sola tacada; de la esquina de esa cuadra y unos 15 metros al Norte estaba la conocida imprenta “La Cruz del Sur”, de cuyo propietario era pariente del amigo y colega Dr. Julio César Guevara, quien me recomendó para el caso de la Gasolinera “Texaco” en San Jacinto que discutimos jurídicamente con el Lic. Brett, según lo hemos dicho en otras líneas; siempre hacia el occidente la clínica del Dr. Ricardo Joaquín Peralta, conocido dermatólogo, quien fue Gobernador de S.S. y ante su digna autoridad contraje matrimonio con la que sigue siendo mi esposa.

2. En la esquina el edificio de la “Gran Logia Cuscatlán” que fue destruido por los terremotos de 7 de Junio de 1917 y el de 10 de Octubre de 1986; y para reconstruirlo del primer sismo colaboraron muchos países y entre ellos la hermana República de Honduras por medio del Dr. Francisco Bertrand, quien era el Presidente en esa época. Otros valiosos contribuyentes a la causa fueron los V.H. Salvador Mugdan, Moisés Shawd, Mauricio Dreyfus y Dreyfus, Amalio Hermann, el médico Dr. Max Olano, el Abogado Dr. Alonso Reyes Guerra, Mr. Jenkins y otros. En la Comisión de recaudación de fondos para la reconstrucción y levantamiento de Columnas, fue Tesorero Dn. Martín Oriani y se logró levantar el edificio.

Viene al caso mencionar que George Washington, 1er. Presidente de los Estados Unidos de América, fue miembro activo de la Orden Mas. La historia confirma lo apuntado.

Una pregunta: ¿Por qué el escudo de El Salvador tiene impreso Triángulo Equilátero?

En 1986 quedó destruido otra vez el edificio; y conjuntamente con el V.H. Dr. Amílcar Orellana Hernández seguimos ante la instancia correspondiente el cobro del seguro que tenía el edificio de la Gran Logia, el cual fue cancelado por la aseguradora. A iniciativa de varios V.H. y entre ellos Guillermo Orellana Mixco se adquirieron instalaciones mixtas y amplias para re-establecer la Institución cerca del Colegio Médico y del Colegio “García Flamenco”. En el mismo edificio de la Gran Logia ha estado casi siempre el Supremo Consejo Grado 33.

3. Al Sur de donde estuvo la Gran Logia se ubica la Iglesia El Rosario en donde reposan los restos del Prócer José Matías Delgado; cerca de la Iglesia el antiguo “Teatro Popular” después “Teatro Libertad” hoy abandonado; frente a la Iglesia el Parque Libertad cuyo monumento al Primer Grito de Independencia de 5 de Noviembre de 1811 fue erigido en la administración del Presidente Dr. Manuel Enrique Araujo; en la esquina Occidental de la cuadra donde estaba la Gran Logia el Edificio de la Compañía del Café que fue también dañado por el último sismo; sigue el conocido portal de “La Dalia” donde en la primera esquina estaba y está la Ferretería “Sagrera”, Sucursal de Avance Ganadero de Dn. Mario Procida y la sastrería “Melara”; esquina opuesta a “La Dalia” otro portal hacia el Sur en cuya primera esquina estuvo desde principios de 1900 la “Joyería Oriani”; el Almacén “Monte Blanco”, contiguo oficinas de la Compañía de Alumbrado Eléctrico de S.S. y luego la venta de aparatos eléctricos R.C.A. Víctor. En los altos de “La Dalia” está renovado el Salón de Billares con 4 mesas nuevas “Brumswich” al que asistía mi hijo Héctor, quien fue campeón de pool; en el otro costado y frente a “La Dalia” el gran almacén de la época “Paris-Volcán”, siguen las oficinas del Bancapi donde era Gerente Dn. Francisco Calleja Malaina, Señor quien de 1970 a 1972 me avisaba por pura cortesía bancaria del crédito concedido a Dn. Vicente Sol para cultivo de tierras, todo para que fuera cartulado ante mis oficios Notariales; sigue el banco de Londres y Montreal, enfrente de este banco la Mueblería de Dn. Francisco Prado, en donde en 1964 compré a 35 Colones cada una un par de sillas metálicas con asiento vinil brillante color marrón, las que conservo como antigüedad; finalizando la cuadra de dichos Bancos el Almacén “Goldtree-Liebes” y al otro costado la Catedral Metropolitana consumida lamentablemente por voraz incendio en 1951.

Ver también

El futuro de la izquierda está en su pasado (2)

René Martínez Pineda Director Escuela de Ciencias Sociales, UES Los pactos entre las fuerzas de …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: