web analytics
Página de inicio » Opiniones » Ágora cuscatleca: promesas de los presidenciables

Ágora cuscatleca: promesas de los presidenciables

Carlos Girón S.

A ver, a ver, jóvenes de esta Ágora, quienes son padres de familia con hijos en la escuela. Digan si hay quiénes no recibieron este año sus paquetes escolares completos, con útiles, uniformes, zapatos y su vaso de leche… ¿hay alguien que se quedó esperando?, amaneció preguntando el fontanero Tomás, no para proporcionarles él por su cuenta todo eso. Sino más bien para exaltar ese plausible programa implementado por el Gobierno de la República.

—¡Noooo!, ¡nooo!, ninguno, fue la respuesta común de quienes eran padres de familia con niños escolares.

–“Gracias a Dios y al Presidente de la República, con esa ayuda de los paquetes escolares nos ahorramos mucho dinero en la familia, dinero que nos sirve para otras cosas”, declaró Josefina, la vendedora de café con pan con su mochila a la espalda.

–¿No les parece que eso es una buena inversión en el área de la educación, que ya se está haciendo, y no a futuro, a favor de nuestra niñez y de los jóvenes, pues la ayuda alcanza hasta el nivel de bachillerato?, acotó Armida, cosmetóloga que andaba anunciando allí su salón de belleza.

–“Claro, pues el ramo de Educación viene haciendo año con año inversiones de muchos millones para atender los requerimientos en ese rubro, para optimizar los niveles de rendimiento”, apuntó Julián, el limpiabotas.

–Por eso se ve ridículo y torpe lo que uno de los pretendientes a gobernarnos algún día –y toco madera– anda diciendo: “Que es necesario invertir en educación”…  se ve que ni cuenta se da de la realidad de nuestro país y pretende ser gobernante.

–Ahh, siguiendo la tradición. Al avecinarse elecciones presidenciales brotan como de la tierra personajes que nunca han hablado del pueblo y sus necesidades, pero que por la ocasión comienzan a hacer promesas e inventar zarandajas pretendiendo engatusar a la gente y atraer su voto, dijo Prudencio, el taxista de la acera.

Y Tomás, siguió con sus interrogatorios. ¿Quiénes tienen hijos adolescentes?, inquirió. .

–Muchos levantaron las manos indicando que los tenían.

–¿Qué opinan ustedes de los varios programas del actual Gobierno dedicados a la promoción de los jóvenes, como sus hijos?

–¡Valiosos!, ¡formidables!, ¡únicos!, como jamás, según lo recordamos, los hubo con los gobiernos anteriores en este nuestro país, respondió uno de los presentes, quien siguió diciendo que tales programas son valiosos porque “les inculcan a sus muchachos valores éticos, cívicos y morales, además de fomentarles la propia autoestima, preparándolos para el futuro próximo.

–Y es chistoso y burlón el que ahora anden algunos de los presidenciables ambiciosos de ir a ocupar la Casona, fotografiándose en varios lugares con grupos de la juventud, hablando de que “es hora de tomarlos en cuenta”, de “apoyarlos”, de “abrirles oportunidades”, se apresuró a opinar María, la de las pupusas de arroz, revueltas…

–Entre ustedes, ¿Quiénes tienen familiares que sean agricultores?, se unió a preguntar Filadelfo, el sorbetero de carretón.

–Yo, yo, yo, también yo…  respondieron varios de los presentes.

–Bueno, digan si saben que el Gobierno (el MAG) les haya fallado a sus familiares al no entregarles sus paquetes de semillas mejoradas (incluidas de café), bolsas de abono y asistencia del CENTA para mejorar sus cosechas, intervino Apolonio, el paletero.

–“Muy contentos y agradecidos”, están mis padres y tíos en el campo por esta gran idea y plan del presente gobierno de Sánchez Cerén, Antonia, comerciante de verduras.

–Pero anda también por allí otro de los que quieren ser presidenciables, con la tontería de que la agricultura “ha sido descuidada con este gobierno”, y que “hay que acercarse a “mi gente” del campo “para oírles sus necesidades e inquietudes para tomarlas en cuenta en sus programas cuando llegue a la presidencia de la República”, señaló Rigoberto, el de los hot-dogs con curtido de jalapeño.

–“La semana pasada estuve visitando a familiares en Chalatenango y conversando con ellos comentaban que están contentos por la nueva y extensa carretera que ha construido el MOP, uniendo a muchos cantones y caseríos que son muy productivos, lo cual consideró que es de gran ayuda para todos los habitantes de la región, por la facilidad no solo de movilizarse en bus o auto, sino mejor aún por la transportación de sus productos agrícolas. Me decían que lo toman como una bendición, y que “el Señor compensará a los funcionarios de ese ministerio, en especial a don Gerson Martínez”.

Romilia, la señora del mercado comentó cosas parecidas por el sector donde ella tiene familias, recordando lo difícil y tortuoso que resultaba antes desplazarse por aquellos lugares, mientras que ahora se puede hacer con toda facilidad y en menor tiempo.

–El universitario apareció por allí tomando la palabra para chistar sobre “la estupidez”, dijo, de uno de los presuntos presidenciables, que ha mandado a montar carteles en las calles con leyendas que dicen “El único cambio que ha habido (con este Gobierno) es para peor…”.

–De veras que es una estupidez, el país ha progresado en varios aspectos, en infraestructura y en el renglón de la economía –que es muy importante–, donde se reportan índices de crecimiento sostenido, acotó el señor de traje que acostumbra atravesarse por el Ágora, para tomarle el pulso al país escuchando las opiniones y comentarios de todos estos trabajadores que acuden a diario, que él considera son parte significativa del pueblo en general.

Finalmente, Fidelina, la de los cosméticos y bisuterías, dijo que le dan náuseas el lema de otro de los golosos por la Presidencia, que dice que hay que crear aquí en el nuestro, “un nuevo país”.¡¡¡!!!.

Todos los presentes soltaron estruendosas risotadas, y unos teniéndose el estómago por la fuerza de sus carcajadas…

Ver también

La escuela como prioridad

Carta 2 a los candidatos a la Presidencia VANDA PIGNATO El pasado 29 de noviembre  …

A %d blogueros les gusta esto: