web analytics
Miércoles , 20 Septiembre 2017
Inicio » Opiniones » El espíritu prejuiciado en las noticias

El espíritu prejuiciado en las noticias

Salvador Ventura

El director de El Diario de Hoy no es preciso ni veraz en sus comentarios, healing como tampoco las noticias diarias referidas a la gestión del gobierno son exactas o se ajustan a la realidad, treatment estamos entonces frente a editoriales e informaciones con espíritu prejuiciado, cialis alterando la verdad de los hechos.

No debería extrañarnos pues ha sido la conducta de este periódico en los últimos cinco años: distorsionar los hechos, presentar noticias tendenciosas, comentarios editoriales alejados de la realidad con el único propósito de atacar las buenas obras del gobierno y confundir a la población.

En  su nota del día Todo el tiempo se menean para tapar, censurar, intimidar, publicada el viernes 2 de mayo del año en curso hace un comentario tendencioso al insinuar “…forjar entendimientos con los sectores vivos del país y la oposición para detener la caída (…)pero continuar aplicando medidas unilaterales y censurando a los opositores.”

Es descabellado y temerario tal comentario, pues el diálogo de nación lo promueven las nuevas autoridades del Ejecutivo por tomar posesión el 1 de junio, atendiendo el clamor popular y los requerimientos de la empresa privada y los partidos políticos para hacer frente a los grandes retos del futuro como lograr más inversión, generar empleos y combatir a la delincuencia.

No se trata de “los meneos de los rojos (?) para obligar a la autocensura, amenazar con juicios penales, amordazar, como con la propaganda de Arena y ahora pretender desaforar a dos diputados, son contrarios al buen entendimiento y a la práctica democrática”, simplemente es hacer funcionar la institucionalidad del país.

El gobierno actual jamás ha obligado a la autocensurar, amenazado o amordazado a los medios de difusión, esas son prácticas corrientes utilizadas por los “medios de comunicación” para proteger su pauta publicitaria y directamente a grandes anunciantes, al no publicar noticias sobre evasión de impuestos, venta de medicinas vencidas o prácticas contrarias a la democracia.

El ejecutivo no promueve juicios penales, esto corresponde a otro Órgano del Estado como estipula claramente la Constitución, tampoco “amordazar, como con la propaganda de Arena”, esta es una atribución del Tribunal Supremo Electoral (TSE) y no son “mordazas”, sino medidas legítimas para evitar el abuso, las calumnias y las ofensas en la propaganda electoral.

El “pretender desaforar a los diputados”, es una función a cargo de la Asamblea Legislativa cuando existe una demanda bien documentada y respaldada, como ya sucedió el año pasado con Rodrigo Samayoa y actualmente se sigue una investigación contra Roberto D’Aubuisson y Ana Vilma de Escobar, por difamación y calumnias contra el presidente Mauricio Funes.

El Diario de Hoy ya perdió credibilidad en sus noticias y comentarios porque desde hace años se ha plegado a una agenda partidaria de Arena, al compartir juicios de valor y acusaciones como eso de “convertir juicios políticos en una suerte de linchamiento público”, cuando simplemente la Asamblea Legislativa está cumpliendo con atribuciones constitucionales.

Las investigaciones contra el ex presidente Francisco Flores Pérez, por ejemplo, no son “un juicio o un linchamiento político”, son diligencias normales y de obligatorio cumplimiento en una democracia, un medio de difusión serio y responsable debe de informar responsablemente tomando como fuente a todas las partes.

Sin embargo, tanto en el caso de los diputados D’Aubuisson y de Escobar, El Diario de Hoy no ha sido preciso ni veraz en cuanto la presentación de los hechos en tanto se parcializa a favor de los acusados, distorsiona el contenido y desarrollo de la noticia y claramente sigue una agenda partidaria al acusar al gobierno de “pasar por encima de la ley”.

Las mesas de diálogo y los acercamientos promovidos por las autoridades del nuevo gobierno, son apenas el inicio para lograr entendimientos y puntos en común, habrá desacuerdos y posiciones encontradas, pero es lo normal en una democracia, lo importante es coincidir en aspectos centrales e ir construyendo juntos una agenda de país.

Así como en medio de difusión se puede ser tendencioso si se aísla una frase del resto del contexto, así también en una mesa de debate donde participan distintos sectores de “la vida nacional”, también pueden cometerse imprecisiones al actuar de manera antojadiza o tratar de excluir por razones ideológicas a una persona natural o jurídica.

La prepotencia, la soberbia y el racismo, señor director de El Diario de Hoy, no son buenos consejeros, El Salvador urge de construir una agenda de nación para erradicar los grandes problemas, al tiempo de convergir en ideas y buenas propuestas para avanzar con seguridad al progreso, al desarrollo y a la armonía social.

Un comentario

  1. Pingback: Oakley Jawbone

A %d blogueros les gusta esto: