web analytics
lunes , 11 diciembre 2017
Inicio » Editorial » De la Declaración sobre la situación de niñas, niños migrantes
De la Declaración sobre la situación de niñas, niños migrantes

De la Declaración sobre la situación de niñas, niños migrantes

Durante la XLIII Reunión Ordinaria de Jefes de Estado y de Gobierno del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), look buy cialis desarrollada en República Dominicana, hospital cialis los mandatarios firmaron una  Declaración Especial sobre la situación de las niñas, store los niños y los adolescentes centroamericanos, migrantes no acompañados hacia Estados Unidos de América”.

La Declaratoria fue originada, luego que se conociera que en centros de detención de los Estados Unidos, en las últimas dos semanas, se reportaban varios miles de niños y niñas retenidas, la mayoría centroamericanos, entre ellos cerca de 350 salvadoreños.

De ahí que la Declaración Especial fuera solicitada por los presidentes de El Salvador, Guatemala y Honduras, lo cual es correcto, pero no suficiente, pues, el problema es complejo.

Aunque, que el SICA solicite que la problemática sea abordada “desde una perspectiva integral, que contemple medidas en el campo migratorio para garantizar la protección de este sector de la población y certificar el principio de reunificación familiar”, es de los más relevante.

Es decir, el tema de los niños y niñas migrantes no acompañados, deber ser abordado desde un enfoque mayoritariamente humanitario.

Seguramente, alguien se habrá preguntado, porqué hoy se conoce de tantos niños y niñas migrantes, no solo detenidas, sino que salgan de los países centroamericanos, sin el acompañamiento de un familiar. La respuesta es difícil, pero podría estar relacionada a raíz de las posibles reformas migratorias en los Estados Unidos, y que aprovechan las redes de tráfico de personas.

Es decir, la desintegración de las familias podría ser la principal causa de la migración de niños y niñas no acompañadas, independientemente de las causas estructurales que originan esa desintegración familiar.

No hay que descartar, por supuesto, que el tema de la inseguridad en el país y en Centroamérica, pudo haber motivado a los padres y madres en el exterior, a intentar sacar a sus hijos del peligro.

Ahora, bien, independientemente de las razones por las que haya ocurrido o esté ocurriendo esa masiva migración de niños y niños, es importante, que los familiares de esos niños y niñas, y sobre todo los padres y madres, deben tener conciencia que ponen en peligro a sus hijos e hijas.

Que el amor de padres y madres, debe mostrarse en procurar el bienestar físico y mental de los niños y niñas,  eso pasa por no someterles a los peligros que supone la migración.

Claro, los Gobiernos tienen la principal responsabilidad, no solo para gestionar la solución de este problema de la forma más favorable para todos y todas las niñas, y eso es lo que refleja de la Declaración del SICA, sino, comenzar a poner las bases para evitar las emigraciones. Esto último, por supuesto, tampoco es tarea fácil ni de corto plazo, pero los Gobiernos de Centroamérica, unida, deben planteárselo y comenzar ya, con la participación de todos y todas.

A %d blogueros les gusta esto: