web analytics
Miércoles , 23 Agosto 2017
Inicio » Internacionales » Argentina flexibiliza cepo al dolar frente a tensión inflacionaria y monetaria

Argentina flexibiliza cepo al dolar frente a tensión inflacionaria y monetaria

Por Daniel Merolla
Buenos Aires/AFP

Argentina flexibilizó el lunes el odiado cerrojo en el mercado de cambios, pero limitó la venta a 2.000 dólares mensuales, en una economía que sufre alta inflación y drenaje de reservas.

A su vez, todas las operaciones deberán ser autorizadas por la entidad recaudadora (AFIP) mediante un trámite a través de su portal oficial en la web, como rigió en 2011 durante un breve período hasta que prohibió por completo la venta de dólares para ahorro.

“Podrán comprar hasta 2.000 dólares mensuales todos los trabajadores, monotributistas (profesionales) y autónomos (empresarios pequeños) con ingresos declarados ante la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP)”, dijo el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich.

No podrán adquirir divisas en bancos y casas de cambio quienes declaren ingresos mensuales menores a 7.200 pesos (900 dólares) y tampoco las empresas o grandes inversionistas, según la reglamentación difundida.

Esta apertura del mercado de divisas no asegura, sin embargo, la desaparición del mercado negro de dólares.

“Esto no será la desaparición del ‘Blue’ (dólar paralelo). Todo dependerá de cuánto se abra el grifo (de dólares) y el grifo se está abriendo bien poco”, dijo a la televisión Rodrigo Álvarez, de la consultora Analytica.

Pablo Tigani, director de la consultora Hacer, dijo por su parte a la AFP que “en la medida en que el público pueda demostrar que los pesos que están en su poder están declarados en la economía formal, la presión que había sobre el dólar ilegal va a ceder”.

Abren parcialmente el cepo

Seguirá en vigencia, en cambio, el recargo impositivo del 35% para las compras con tarjeta y turismo en el exterior, pese a que el viernes se había anunciado que bajaba a 20%.

“La medida no está mal pero es restrictiva. El gobierno quiere evitar que las reservas sigan cayendo, aunque no estamos en una situación crítica”, agregó Álvarez.

El atesoramiento del Banco Central cayó de 52.000 a 29.000 millones de dólares en los últimos tres años.

“Faltan aún algunos detalles”, afirmó a la AFP una fuente gubernamental que pidió reserva de identidad sobre cuál será el criterio para autorizar el monto de divisas.

Una limitación adicional aún no confirmada sería que no se le venderá a un pequeño ahorrista, profesional o pequeño propietario el equivalente en dólares a más del 20% de sus ingresos mensuales promedio.

Sobre la compra de divisas, vedadas desde 2011, pesará un anticipo de impuestos del 20%, pero el comprador quedará exento del recargo tributario si si deposita los dólares en un banco durante 365 días.

No entran dólares y la inflación es del 30% anual

El levantamiento del impopular cepo cambiario que prohibía comprar dólares para ahorro fue anunciado el viernes, en reacción a la incertidumbre por una dura situación monetaria y fiscal, con las reservas del Banco Central en paulatino descenso y una inflación anual que ronda el 30% según las consultoras privadas.

El anuncio del levantamiento del cepo fue la reacción la semana pasada a una devaluación del 15% del peso, la mayor en cinco días desde 2002.

El Gobierno indujo un precio de 8,01 pesos por dólar y anunció el viernes que este tipo de cambio era compatible con su política.

Los mercados y las empresas ejercían gran presión sobre el gobierno, advirtiendo que se no podía tolerar durante más tiempo el atraso cambiario, a raíz de una inflación galopante que le hacer perder competitividad a la economía.

Una de los argumentos del gobierno para explicar la caída de reservas es que estas se usan para pagar la deuda. Las autoridades también argumentan que no ingresan divisas porque los ricos exportadores de cereales retienen unas 11 millones de toneladas, equivalentes a 4.000 millones de dólares, que deben liquidar ante el Banco Central.

Las exportaciones agrícolas son la mayor fuente de ingresos para las reservas de la autoridad monetaria.

Su economía sigue con alto consumo, pero su déficit fiscal ronda el 5% del producto bruto, según consultoras.

A %d blogueros les gusta esto: