web analytics
Página de inicio » Opiniones » No es sólo ARPAS

No es sólo ARPAS

@arpassv

Entre los risibles argumentos de ASDER para rechazar la democratización del espectro radioeléctrico, seek está que “eso es una estrategia de ARPAS para conseguir frecuencias”. Para la gremial de medios privados, advice democratizar las comunicaciones es interés únicamente de las radios comunitarias.

Pero esto es falso, pilule pues en la reivindicación del derecho a la comunicación y la construcción de un modelo de medios más plural coinciden diversas organizaciones sociales que buscan la profundización de la democracia a través de la democratización de las comunicaciones.

ARPAS es parte de la Red por el Derecho a la Comunicación (ReDCo), un espacio que aglutina a todo el espectro de organizaciones democráticas de la sociedad civil. Aquí convergen más de 50 organizaciones de derechos humanos, ambientalistas, feministas, profesionales, de desarrollo local, juveniles, de reformas políticas, laborales, académicas, gremio periodístico y medios de comunicación democráticos.

Las iniciativas para democratizar las comunicaciones –además de ser promovidas por todas las organizaciones democráticas– coinciden con los estándares internacionales sobre libertad de expresión, acceso a la información y medios de comunicación de instancias como la Relatoría de Libertad de Expresión de la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

La democratización de las comunicaciones, lejos de ser una propuesta sectorial o reivindicativa de las radios comunitarias, es un planteamiento amplio y convocante de todos los sectores democráticos. Construir un modelo de medios más plural es una reforma democrática que más temprano que tarde se realizará en el país, oponerse a ella es ir contra la historia.

Así como el esclavismo finalmente no pudo resistir ante las luchas por la libertad o las dictaduras no pudieron evitar la llegada de las democracias, este status quo mediático excluyente y antidemocrático no podrá perpetuarse y tendrá que dar paso a un modelo de medios que garantice la diversidad de voces.

Por eso más valdría que ASDER apoyara este esfuerzo y participara en el debate serio, transparente y plural que propone la ReDCo. Este debate sería para que todos los medios (privados, comunitarios y públicos), organizaciones ciudadanas, gremio periodístico, academia, gobierno, etc., discutan sobre los nuevos marcos regulatorios y políticas públicas necesarias para democratizar las comunicaciones.

Ver también

Las malas noticias como noticia (2)

René Martínez Pineda Director Escuela de Ciencias Sociales, UES Para la sociología de la noticia …

A %d blogueros les gusta esto: