web analytics
Página de inicio » Internacionales » Estados Unidos desata la guerra comercial

Estados Unidos desata la guerra comercial

Paris/AFP

Valentin Bontemps/Redacción Internacionales/Agencias

Estados Unidos desató vientos de guerra comercial al anunciar que desde este viernes aplicará pesados aranceles al acero y el aluminio importados desde la Unión Europea, México y Canadá.

Trump impuso los aranceles del 25% sobre el acero y de 10% sobre el aluminio argumentando motivos de seguridad nacional,

¿Cuales son los frentes abiertos por el presidente Donald Trump para cumplir su promesa de reducir el déficit comercial y proteger las inversiones y el empleo en Estados Unidos?

China 

Principal punto de mira Washington, China ya sufrió la imposición de aranceles del 25% a sus exportaciones de acero a Estados Unidos y de 10% a las de aluminio.

Además, Estados Unidos amenaza aplicar a China tasas de 25% sobre 50.000 millones de dólares en bienes que tienen “importantes tecnologías” para compensar lo que la Casa Blanca considera como robo de propiedad intelectual.

Washington quiere reducir en 200.000 millones de dólares su déficit comercial con China que actualmente es de 375.000 millones.

La estrategia de Trump ha estado marcada por marchas y contramarchas. El 19 de mayo la Casa Blanca anunció una tregua en su pelea comercial con China pero el martes dijo que preparaba nuevas medidas punitivas.

Pekín protestó ante las amenazas y trató de apaciguar a Washington al reducir los derechos aduaneros que le cobra a los coches importados de Estados Unidos. También ofrece medidas similares para vestimenta, cosméticos y aparatos electrodomésticos.

“China no teme en absoluto una guerra comercial”, advirtió el ministro chino de Comercio.

“Si se inicia una guerra comercial, China luchará hasta el fin para defender sus intereses legítimos con todas las medidas necesarias”, había apuntado la embajada china en Washington.

Unión Europea

La Unión Europea (UE) estaba exenta desde marzo hasta el 1 de junio de los aranceles al acero y al aluminio pero Washington optó por no extender ese beneficio por considerar infructuosas sus negociaciones con Bruselas.

La UE, que exige una exención permanente, prometió represalias contra emblemáticos productos estadounidenses tales como el bourbon, jeans y motos. El objetivo es compensar los perjuicios por 2.800 millones de euros que, según Bruselas, generan los aranceles de Estados Unidos.

El pleito debería ser encaminado también a la Organización Mundial de Comercio (OMC).

Además la UE está inquieta por las tasas que Estados Unidos analiza aplicar a los autos importados. Esas tasas, que podrían llegar a 25%, golpearían  duramente a exportadores como Alemania.

En Berlín, el Gobierno alemán expresó su rechazo a la decisión de Estados Unidos y afirmó que la respuesta a ello procederá de una “Europa unida”.

México y Canadá

Al igual que la UE, México y Canadá perdieron el jueves la exención a los aranceles estadounidenses a los metales y ya anunciaron medidas comerciales de retaliación.

Ambos países discuten con Estados Unidos la modernización de su tratado de libre comercio TLCAN de 1994 y que Trump considera “nefasto”.

Trump amenaza con retirar a Estados Unidos del TLCAN si no consigue mejorar las condiciones para su país.

Esas negociaciones empero “están llevando más tiempo del esperado” y “no existe una fecha para terminarlas”, dijo este jueves el secretario de Comercio estadounidense, Wilbur Ross para justificar la aplicación de tarifas a sus vecinos.

Las negociaciones empezaron en agosto y están empantanadas. Entre los puntos de bloqueo están las normas de origen pues Washington exige que todos los autos fabricados en el área del TLCAN tengan más componentes estadounidenses para poder beneficiarse de la importación libre de gravámenes.

Estados Unidos también demanda que el tratado caduque cada cinco años y sea revisado. Sus socios rechazan de plano esa propuesta.

Canadá anunció este jueves gravámenes a bienes estadounidenses por 12.800 millones de dólares en represalia a los aranceles al acero y al aluminio impuestos por Washington.

“México impondrá medidas equivalentes a diversos productos como aceros planos (lámina caliente y fría, incluidos recubiertos y tubos diversos), lámparas, piernas y paletas de puerco, embutidos y preparaciones alimenticias, manzanas, uvas, arándanos, diversos quesos, entre otros”, dijo en un comunicado la Secretaría de Economía.

Estos aranceles son una afrenta a la larga sociedad en seguridad entre Canadá y Estados Unidos y, en particular, son una afrenta a los miles de canadienses que pelearon y murieron juntos a sus hermanos estadounidenses en armas”, dijo Trudeau.

El líder canadiense aludió de esa forma a la invocación a la seguridad nacional usada por Washington para justificar las medidas tarifarias.

Los aranceles canadienses, que según la ministra de Exteriores Chrystia Freeland serán proporcionales a los de Washington, recaerán sobre el acero y el aluminio de Estados Unidos y en otros productos.

Canadá anunció gravámenes a bienes estadounidenses por 12.800 millones de dólares en represalia a los aranceles al acero y al aluminio impuestos por Washington.

Rusia

También afectada por los aranceles al acero, Rusia informó a la OMC que está dispuesta a tomar medidas de represalia. Moscú dice que esas tasas estadounidenses le cuestan unos 538 millones de dólares.

“Hay una espiral de sanciones incipiente y está afectando a un número creciente de países y empresas”, declaró Putin en un discurso ante inversores en San Petersburgo.

“Este conjunto de factores podría conducirnos a una crisis sistémica de una dimensión tal que el mundo no ha visto jamás”, añadió el mandatario.

“No necesitamos guerras comerciales, ni siquiera treguas comerciales, sino una paz comercial”, aseveró.

Japón

Japón, que también sufre por los aranceles a los metales, comunicó a la OMC su deseo de aplicar represalias a bienes estadounidenses por 385 millones de euros.

La mayor inquietud de los japoneses son, sin embargo, los aranceles que Estados Unidos pueda imponer a los autos importados. Esas medidas “causarían serias turbulencias en los mercados internacionales”, dijo el jueves Tokio en un comunicado conjunto con Bruselas.

Corea del Sur

La Casa Blanca anunció el 1 de mayo haber renegociado su tratado de libre comercio con Seúl poniendo así fin a un conflicto con Corea del Sur.

Por ese acuerdo, Seúl acepta abrir más su mercado a los autos estadounidenses y prometió reducir en 30% sus ventas de acero a Estados Unidos.

Reino Unido

Un portavoz del Gobierno británico declaró que el Reino Unido está “profundamente decepcionado” con la decisión de Estados Unidos de suspender la exención de aranceles sobre el acero y el aluminio de la Unión.

“El Reino Unido y otros países de la Unión Europea son aliados cercanos de Estados Unidos y deberían estar completa y permanentemente exentos de las medidas estadounidenses sobre el acero y el aluminio”, señaló ese portavoz.

Ver también

Agricultura sostenible en El Salvador, una promesa cumplida por el Gobierno

@DiarioCoLatino El modelo de agricultura sostenible y resiliente al cambio climático, impulsado por el gobierno …

A %d blogueros les gusta esto: