Página de inicio » Editorial » ARENA dejó expuesto su carácter antidemocrático

ARENA dejó expuesto su carácter antidemocrático

La amenaza y la consiguiente acción de una turba arenera fueron claras. Acción, store en tanto efecto, shop atendiendo la causa: las expresiones trasnochadas del candidato perdedor Norman Quijano.

Y es que sin tener el conteo preliminar concluido, try la dirigencia de ARENA, y el mismo candidato presidencial se aprestaron, durante una concentración religiosa a declararse ganadores de los comicios presidenciales del 9 de marzo.

En ese mismo acto, tras lanzar cualquier tipo de improperios contra el Tribunal Supremo Electoral (TSE), al que acusó de haberse “vendido a la dictadura chavista”, se declaró “en pie de guerra”.

“No nos van a robar esta victoria. Vamos a luchar , si es preciso, con nuestras vidas”, dijo Quijano.

Acto seguido manifestó: “Nuestra Fuerza Armada está pendiente de este fraude que se están fraguando”.

El discurso preocupó hasta algunos de sus columnistas aliados, que el mismo domingo por la noche, en programas televisivos rechazaron las declaraciones incendiarias de Quijano.

En la mismo noche, la Embajada de los Estados Unidos giró un comunicado en el que pedía calma y esperar el escrutinio final. “Los resultados preliminares indican una elección muy cerrada. Esperamos que tanto el Tribunal Supremo Electoral como los partidos en contienda usen las herramientas legales del proceso electoral para llegar a una conclusión pacífica que respete la voluntad expresada por el pueblo salvadoreño”, expresaba.

El lenguaje violento de ARENA, en alguna medida está respaldado por funcionarios Estadounidenses que antes de las elecciones, también formaron parte de la campaña del miedo de la derecha recalcitrante salvadoreña.

Esa misma noche, el diputado Roberto d´Abuisson y el ex director de la PNC, Rodrigo Ávila, se pusieron al frente de una turba, que amenazaba con ingresar al hotel donde tiene la sede para el recuento de las actas el TSE.

Los medios de comunicación del bloque hegemónico, quienes fueron el pilar fundamental también en la campaña del miedo, le bajaron perfil a las amenazas de Quijano.

Es mas, algunos editores de esos medios las han querido justificar con el clima de incertidumbre que genera lo cerrado que estuvo el proceso electoral.

Estos medios y los analistas, seguramente han caído en la cuenta que las declaraciones de Quijano, secundadas por su candidato a la vicepresidencia, René Portillo Cuadra, son graves, cuando de democracia hablamos.

Por eso mismo creemos que con su discurso del domingo por la noche, Norman Quijano no solo dejó expuesto su esencia antidemocrática, sino el desprecio a la misma de parte del partido ARENA.

Y es que los areneros en particular, y la derecha salvadoreña en general, alaban la democracia cuando les favorece, pero, cuando es adversa como en esta ocasión, al perder una elección presidencial, se olvidan de la democracia y abanderan el odio y la prepotencia.

Pero, el pueblo, por lo menos los que no fueron a votar, y los que votaron por el FMLN, conocen ya de la esencia de ARENA, y les recriminarán su discurso y sus acciones violentas por antidemocráticas.

Ver también

Una cadena inútil, innecesaria

El presidente inconstitucional, Nayib Bukele, desarrolló la noche del viernes una reunión con su gabinete …