web analytics
Página de inicio » Editorial » La doble moral de la derecha salvadoreña

La doble moral de la derecha salvadoreña

Mientras unos aplauden el establecimiento de relaciones diplomáticas con China Popular, la derecha política se rasga las vestiduras y asegura que al llegar ARENA al Ejecutivo nuevamente, ipso facto, renovarían las relaciones con Taiwán.

Mientras, un sector de la derecha empresarial importadora y exportadora, por cierto los financistas de ARENA, guarda silencio cómplice o cobarde, pese a que es y será la mayor beneficiada con esas relaciones diplomáticas y los números son contundentes.

Según registros oficiales, en el año 2017, las importaciones de El Salvador en la República Popular China fueron por un valor de $1,446.7 millones, sin tener relaciones diplomáticas, lo que implicaría que estas cifras van a incrementar hoy que las condiciones son distintas.

Pero, también El Salvador ya ha comenzado a exportar a China Popular.

Según los mismos informes, en 2017 El Salvador exportó productos de la agroindustria, papel y cartón, confección, textiles y productos de madera, lo que sumó en exportaciones varios millones de dólares.

Entre esos productos exportados está el azúcar, propiedad de la familia Dueñas, también financista de ARENA, que se ha visto beneficiada con las exportaciones que rondan los 40 millones de dólares en un año.

Esto, los diputados de la derecha legislativa, mayoritariamente areneros, lo ignoraron la noche que estaban rasgándose las vestiduras por Taiwán, y condenando las aperturas de China.

Hubiésemos querido escuchar a los diputados del partido Tricolor, Verde y Naranja (hoy celeste) criticar a esos empresarios exportadores e importadores de China Popular, por mantener relaciones comerciales con un “enemigo” de la derecha política salvadoreña.

Nos gustaría oír a los diputados de la derecha legislativa, que se han rasgado las vestiduras por Taiwán, criticar públicamente la agencia calificadora de riesgos Moody’s por haber afirmado que “la reciente apertura de relaciones diplomáticas de El Salvador con China Popular podría ser positiva para efectos crediticios del país”.

Además, la calificadora de riesgos agregó que las exportaciones de El Salvador a China Popular “han crecido de forma importante en años recientes”.

El pueblo no debe dejarse llevar por la doble moral de la derecha política salvadoreña, en el tema de China Popular, y más bien deben darle todo el apoyo al Gobierno de Salvador Sánchez Cerén, para que agilicen los mecanismos de cooperación e incrementar las relaciones comerciales.

Ver también

El fiscal general y las “fake news”

En el mundo periodístico se utiliza el término “fake news” para designar las noticias falsas, …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: