Comisión de Salvadoreños en el Exterior

Ver también

La muerte se acercaba sin pedir permiso

Gabriel Otero Su último asomo de lucidez fue hacer un saludo scout y abrir los …